|
compartir
|
"Toyota" mató a tres primos porque creyó que fraguaban algo

Los jóvenes ni siquiera sabían quién era el maleante que los mató

La comunidad de Caucagüita salió en pleno a llorar la muerte de estos tres jóvenes trabajadores (FERNANDO SÁNCHEZ)
MARÍA ISOLIETT IGLESIAS |  EL UNIVERSAL
lunes 21 de junio de 2010  12:00 AM

Las ráfagas sonaron fuerte. Los testigos no saben cuántas fueron, pero sí detallaron que escucharon "como 50" tiros. Gritos y silencio. Y más gritos.

La música que sonaba por las bocinas de la miniteca se ahogó. Los que, a las 4:30 de la mañana del domingo, estaban en la platabanda de una casa sin número en el sector Las Brisas del Carmen, en Caucagüita, se tiraron al piso y le abrieron paso al grupo de hampones armados. Cuando los "empistolados" estuvieron lejos, los amigos de los tres caídos intentaron ayudar, pero ya habían muerto. Jorge Montilla, de 24 años; Wilmer Martínez, de 27 años y Ronan Viera, de 26 años, fueron los tres jóvenes que murieron tras recibir un sinnúmero de balazos. Una chica de nombre Jessica, esposa de Ronan, resultó herida. Un proyectil rozó su espalda, así cita la versión del Cicpc.

Los tres jóvenes muertos eran primos. Ellos llegaron a esa fiesta -que era una miniteca pública que se había colocado para celebrar un cumpleaños- después de la 1:30 de la mañana, dijo Esteban Martínez, papá de Wilmer. "Yo estuve con ellos tres hasta la 1:10 de la mañana más o menos. Jugábamos dominó. Cuando nos cerraron el local en el sector San Benito, donde vivimos todos, ellos me dijeron que irían a la fiesta a Las Brisas del Carmen, que es el barrio que está enfrente. Yo les dije que estaba bien pero que se cuidaran. A las 5:30 de la mañana me llegaron a la casa con la noticia", dijo Esteban, desconcertado por lo ocurrido.

La versión de la policía

De acuerdo con lo poco que recogieron los funcionarios policiales en el sitio, lograron establecer, de forma preliminar, que los presuntos responsables del hecho fueron "Toyota" y su banda.

Ellos habían llegado a la fiesta pues viven en un sector cercano. Un familiar de los tres primos lo reconoció. Asustado les dijo que era mejor irse: "Ese que está ahí es peligroso". Pero los tres chicos no quisieron.

Como la música estaba muy alta, el grupo de primos se acercó mucho para poder hablar. Parecía que se contaban un secreto o que planificaban algo. Mientras conversaban, alguno de ellos miró a "Toyota" y a su grupo y el líder se dio cuenta. "Presumimos que "Toyota" se enardeció porque creyó que los muchachos fraguaban algo en su contra y antes de ser una víctima decidió atacar. Todavía no nos han dicho si fue él solo el que disparó o si su grupo lo ayudó. Pero los testigos presenciales nos aseguraron que él está implicado en este hecho", dijo un efectivo sin dar su nombre.

La banda de "Toyota" se dedica al secuestro express (heredaron la plaza que dejaron libre "Los Invisibles" cuando fueron capturados) y según el expediente que tiene la Policía Metropolitana, con estas tres muertes suman 18 los homicidios cometidos por el grupo en Caucagüita. Sus integrantes son aproximadamente 15, pero hasta ahora sólo identificaron a cinco.

Pérdida irreparable

La comunidad de Las Brisas del Carmen salió a llorar a los tres muchachos, y lo hicieron porque los tres eran jóvenes de bien. Wilmer trabajaba desde hacía seis años en la fábrica de Plásticos Aurora, Jorge como mesonero en el cafetín de la Clínica Sanatrix y Ronan era cabillero en una empresa de construcción.

Vivían en San Benito, frente a Las Brisas del Carmen. Eran hijos de unos hermanos que llegaron de Trujillo hace más de 20 años a buscar una mejor calidad de vida.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas