Arte y Entretenimiento
lunes 10 de mayo, 2010

Dubraska Falcón
el universal

"Llegamos a la Inquisición cultural"

"Sobrevivir es lo que hacen los jóvenes creadores en el Gobierno Revolucionario", según el pintor José Vivenes. Su afirmación retumba en un día como hoy cuando se celebra el Día Nacional del Artista Plástico, en conmemoración del natalicio del maestro Armando Reverón, pues la promoción de los artistas casi ha desaparecido.

Sobrevivir. Eso es precisamente lo que hacen los jóvenes creadores en el Gobierno Revolucionario, según el pintor José Vivenes (Maturín, 1977). Su afirmación retumba en un día como hoy cuando se celebra el Día Nacional del Artista Plástico, en conmemoración del natalicio del maestro Armando Reverón, pues la promoción de los artistas por parte del Estado casi ha desaparecido, las exposiciones individuales son cada vez más escasas en los museos y dejaron de adquirirse obras.

"Esto es una sobrevivencia. Puedes vender una obra, pero si no tienes vivienda propia o no vives con tus padres te toca sobrevivir. A menos que tengas un contrato con alguna galería extranjera o venezolana que te pueda asalariar.

-¿Cuál es el panorama actual del joven artista?

-El panorama lo sabemos todos. Y es triste porque hoy se celebra el Día del Artista Plástico por este gran maestro (Armando Reverón), pero ¿qué pasa con los espacios que tuvimos en algún momento en Venezuela llamados museos, que tuvieron cierta importancia a nivel internacional? Sin contar el respeto y la calidad de sus exposiciones, sus publicaciones. ¡Hoy en día no existe eso! Es un poco crítico, hay pocos espacios expositivos y existen unas inclinaciones investigativas a las que algunos artistas tratan de acercarse o a ese estilo de moda, forzando su proceso creativo. Sí, hay espacios pero se han cerrado. A mi edad otros artistas en otros momentos tenían varias exposiciones en los museos. Actualmente eso es una oportunidad que no tenemos los artistas jóvenes en la Venezuela de 2010.

-¿Que incidencia tiene en el futuro de un artista la ausencia del apoyo gubernamental?

-En representar a tu país en alguna Bienal Internacional o en un concurso. Eso es lo triste que puede suceder. No es el apoyo o celebración de una situación, es vamos a celebrar como país qué se está haciendo en el arte o se está generando arte. Claro, le damos apoyo a Gustavo Dudamel, celebramos todo ese triunfo, pero ese apoyo se le puede dar también a otros artistas. Lástima que todos tengan que irse a otros países para que se pueda celebrar a su retorno. No estoy en contra de Gustavo. Pero aquí se les da importancia a esas personas que se acercan con un fin para que lo apoyen y el fin debe ser de todos. Eso de Venezuela es de todos, no. Venezuela es de pocos. ¿Qué pasa con todos los demás? Hay una mala interpretación en la terminología, para el Gobierno todo proceso creativo tiene un sentido revolucionario. Dentro de la investigación del arte han transformado el concepto. ¿Por qué no se apoyan artistas que están en contra del Gobierno? Los vetan porque no están dentro de esos principios. Si tu proyecto de investigación sí se acerca al proceso político, te apoyan. Confunden las situaciones.

-Para los artistas el museo siempre ha sido el objetivo a alcanzar. Con este panorama, ¿cuál es la meta?

-El museo siempre va a ser un objetivo para los artistas jóvenes y los grandes maestros. De exponer allí y que sus obras se resguarden en esas instituciones. Pero en estos momentos no tendría una respuesta para eso, porque no sé a dónde vamos encaminados. Ya el museo deja de existir con toda esta situación político cultural que se ha manejado con el retorno de Farruco Sesto (ministro de Cultural). Ya llegamos a la época de la inquisición cultural con los museos que no tienen un perfil ni una plataforma cultural ni una base investigativa, que no tienen un plan de trabajo. Pensaremos en seguir trabajando, en mostrar lo que hacemos. El problema no es que hagas 100 exposiciones al mes sino cuáles transcienden de verdad.

-¿Cómo se siente un artista cuando ve en sus museos exposiciones individuales de creadores extranjeros mientras que a ustedes se les cierran las puertas?

-Eso depende del artista. Aunque, claro, quisiera ser yo o que fuera un artista venezolano. Si le das la oportunidad de exhibir a un artista de otro país, por qué no le exiges a ese país que, mediante un convenio, exhiba a un artista tuyo también. Es algo interesante; y no sería tan triste, pero sería una oportunidad.

-Francisco Sesto volvió al Ministerio de Cultura y a la dirección de la Fundación Museos Nacionales, ¿cómo evalúa su trabajo en los museos?

-Siempre he considerado que lo ha hecho muy mal. No han hecho nada productivo por el arte. ¿Qué se ha hecho en 10 u 11 años en el arte? Ves los museos cada vez más y más tristes. Al quitarle la autonomía a un museo lo estás matando. Tiene una idea errada de que ellos apoyan un arte revolucionario. Pero todo arte es revolucionario y ha estado siempre en contra de principios.

-¿Cuál cree que sea la política cultural de Sesto?

-¡Será acabar con todo! Pensó que concentrando todas las colecciones podrá hacer un gran museo. ¡No, ya tenía los grandes museos en Venezuela! Al concentrarlos los desapareces. Ya todos tenían sus perfiles. Entre su discurso no dice nada concreto, puras cosas ambiguas. Si esto es lo que tenemos como proceso cultural en Venezuela no he visto resultados. Eso pasó con el Centenario de Miranda. ¿A dónde llegó eso? Gastaron un gran presupuesto para poner la torta. Hicieron un pasticho con esa exposición. Tanto tiempo esperando la apertura de la Galería de Arte Nacional y ahora quieren concentrar todas las instituciones allí. Quieren ejemplificar un concepto de cultura y de verdad está bien equivocado.

-¿Qué tan complejo es hoy para un artista plástico llegar al mercado foráneo?

-No sé. Pero tendrías que tener mucha promoción por parte de la persona que te esté apoyando en tu crecimiento como creador. ¿Cómo vendemos? Haciendo marketing. Suena triste pero ¿cómo salimos de este espacio para tener dinero? Hay que buscar estrategias de mercado, una feria internacional, tratar de hacer intercambio con otras galerías extranjeras o participar en salones que no estén sindicalizados por el sistema cultural venezolano.

-¿Venezuela está a la par del arte internacional o estamos rezagados?

-Hemos estado rezagados pero desde la institución. Si revisamos la Historia y vemos los años 70 y 80 se ve la importancia que tenían nuestras instituciones culturales internacionalmente. Ya no hay esa importancia. Venezuela no estaba lejos de estar a la par de las grandes potencias.

http://www.eluniversal.com/2010/05/10/til_art_llegamos-a-la-inqui_1893832.shtml