CARACAS, lunes 26 de abril, 2010 | Actualizado hace
 | 
El imperdible// La cabecera del río Orinoco
Yanomami, un pueblo enclavado al sur

Contenido Relacionado

EL UNIVERSAL
lunes 26 de abril de 2010

Yanomami, ese pueblo originario que habita en lo más profundo de nuestro territorio, allá donde nace el Orinoco, también son conocidos como yanoama o yanomamö, y en el pasado se les llamaba guaica, shiriana, guahariba o guharibo. El nombre guaica es considerado por ellos como despectivo. Sus dominios se extienden a lo largo de la sierra Parima, que marca la zona limítrofe entre Brasil y Venezuela. Los asentamientos afloran en las cuencas de los ríos Negro y Orinoco, destaca el libro Yanomami, pueblos indígenas de Venezuela, de Santillana.

12 mil 234 personas pertenecen al pueblo yanomami del lado venezolano, según el censo de 2001, pero hacen la salvedad de que los habitantes del municipio Alto Orinoco no pudieron ser empadronados, razón por la cual se estimó su número en 5 mil. 177 mil km2 es la extensión total del territorio donde viven los yanomamis, 92 mil km2 aproximadamente cubre el territorio del lado de Brasil.

Los asentamientos de este pueblo originario al sur se componen cada uno de entre 40 y 250 habitantes, siendo la media aproximada de 70 a 85 personas. Al norte están compuestos por entre 20 y 150 personas. Según diversos estudios, los pueblos indígenas americanos descienden de los pobladores asiáticos que arribaron a este continente a través del estrecho de Bering, en un proceso que comenzó hace al menos 30 mil años. Los yanomamis, por su peculiar aislamiento geográfico y el poco mestizaje lucen como una evidencia viviente de esa ascendencia asiática.

Su cestería no es muy variada, ya que la fabrican para uso diario y predominan en ella las formas geométricas. Los arcos y flechas yanomamis son de gran tamaño, a veces pasan los dos metros de longitud, y se caracterizan porque sus puntas son intercambiables, según el tipo de presa a cazar. En sus cantos, los yanomamis imitan los sonidos de los animales y se acompañan con instrumentos sencillos, como el imi-tsuwo (palo zumbador) y en las ceremonias sagradas por los shapori (maraca sagrada). Sus chinchorros son confeccionados con bejucos o lianas.

¡Participa!
  Envíanos tus comentarios
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universalno permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Diario El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
  • Siguenos desde:
  • |
  • |
  • |

EDICIÓN IMPRESA

ELEMENTOS

ESTADOS

RIQUEZAS NATURALES

OBRAS INFRAESTRUCTURA

PAISES DESARROLLADOS Y EMERGENTES