ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 18 de abril, 2010 | Actualizado hace
 
|
compartir
|
| La ruta de Elizabeth Kline
Ocumare-Cumboto

estos pueblos de Aragua son Tranquilos y muy tradicionales. ofrecen hospedaje, paseos para disfrutar la naturaleza y más

  EL UNIVERSAL
domingo 18 de abril de 2010  12:00 AM

lTomando la ruta hasta el mar desde Maracay vía El Limón, va a cruzar una hermosa parte del Parque Nacional Henri Pittier para llegar hasta el municipio Costa de Oro. Dos de los primeros pueblos principales que encontrará son Ocumare de la Costa y Cumboto, tratados en este artículo. En las dos próximas semanas voy a hablar de los atractivos de El Playón, seguida por una reseña sobre Cata y Cuyagua en la misma "Costa de Oro".



EL PARQUE NACIONAL Lo que desde 1953 (antes identificado como Rancho Grande) lleva el nombre Henri Pittier (en honor a este hombre de ciencia y gran naturalista, que propuso y gestionó un régimen especial para esta área natural sobresaliente y así asegurar su protección), tiene la distinción de haber sido el primer lugar decretado como parque nacional en el país, en 1937.

Dentro de sus 107.800 hectáreas, las altitudes van desde el nivel del mar hasta 2.430 m y abarca ambas vertientes de la cordillera de la costa. Según Inparques, las características físicas y la diversidad de zonas de vida existentes en el parque crean un marco ecológico excepcionalmente favorable para la reproducción de la rica fauna autóctona y para algunas especies migratorias de la avifauna e ictiofauna marina. Se estima que de las 8.000 especies de aves conocidas en el mundo y de las 1.250 hasta hoy estudiadas en Venezuela, unas 520 aparecen en el parque, es decir un 6,5% de la población mundial y 41,5% de la venezolana.



CUMBOTO En el pasado, la vía principal para entrar a Cumboto o la Base Naval de Turiamo era mucho antes de llegar a Ocumare de la Costa.

Sin embargo, debido a la caída de un puente en esta ruta, hay que continuar en la carretera principal y tomar un desvío de tierra (con aviso) a poca distancia antes de llegar a Ocumare. Ésta luego empalma con la otra vía después del puente caído.

Es una zona con fama por la excelencia de su cacao y en muchas partes por ahí puede ver las matas con sus gordas mazorcas saliendo directamente de los troncos y ramos. Aunque los cultivos cayeron en malos tiempos con mucho abandono, actualmente hay un fuerte movimiento para rescatar el rubro.

Por ahora, Posada La Llovizna (por Rsvnes.: 0412-479.3939, www.posadalallovizna.com) es la única posada activamente funcionando en Cumboto; no obstante, los dueños no viven en el lugar, sino que llegan cuando tienen reservaciones para hospedaje o eventos (Posada El Zaguán de Cumboto, de los mismos dueños, ha estado cerrada "por reparaciones" por varios años).

En Paraíso Cumboto solo he encontrado la persona encargada una vez y luego un obrero que me dijo "prácticamente no está funcionando, la administradora residente ya no vive allá y la dueña -que reside en otra ciudad- solo pasa de vez en cuando...").

La Llovizna, ubicada en una antigua hacienda de café (y con las ruinas de una torrefactora de café que data del siglo XIX), cuenta con 10 cómodos cuartos, cada uno con terraza o balcón privado, baño/agua caliente, ventilador de techo. Hay un área para juegos de mesa y ping-pong, un "bar" (pero solo con servicio de descorche ya que todavía no tienen licencia), y salones tipo caney para eventos.

Como opcionales ofrecen: servicios de spa, observación de aves, visitas a cascadas y pozos de río, caminatas, trekking en las montañas, paseos en bicicleta, traslados hasta las playas cercanas, visitas a viejas haciendas de cacao. El precio incluye desayuno (para 2 - BsF 290) con otras comidas disponibles por encargo.



OCUMARE DEL PASADO Los pobladores originarios del valle de Ocumare fueron los indígenas barriga. Empezó a gestarse en 1653 como encomienda (con una plantación de cacao) perteneciente al capitán Lorenzo Martínez Madrid. Pero, según documentación de misioneros, no se fundó como San Sebastián de Ocumare de la Costa hasta 1721 como un centro poblado para defender el puerto de enemigos. Es un pueblo pintoresco y tranquilo que mantiene sus rasgos coloniales con edificaciones centenarias bien cuidadas. Entre éstas está la linda iglesia que domina la plaza Bolívar que se concluyó en 1752 (reemplazando una más rústica). Tome nota del inmueble al lado sur (antes la Casa de Cultura, ya identificado como sede de la Contraloría del Municipio Ocumare Costa de Oro) con diseños muy originales pintados en la fachada. Hay un negocio al otro lado de la plaza que ha copiado estos toques decorativos.



OCUMARE DE HOY Su primera vista al entrar al pueblo es el formidable (por esta zona) centro comercial/hotel Selva Mar. En la PA están los 22 simples pero confortables cuartos del hotel (0243-771.5810), con aire, baño/agua caliente y artículos de tocador, TV satelital; un área con parrilleras (para 2 - BsF 250). En PB hay locales comerciales que incluyen una bodega, una tienda con artículos playeros, otra de venta de cosas agropecuarias, una licorería... Pero, lo más interesante (en la parte trasera) es La Tienda de Cacao de la Asociación de Productores y Procesadores Artesanales del Cacao del Estado Aragua (con representación de Ocumare, Cumboto, Cuyagua, Chuao, La Trilla, Choroní, Aponte y Cata). Aquí se fabrican y venden un gran surtido de productos que va desde cacao 100% puro hasta bombones.

Continuando en la calle principal flechada que le lleva a las playas, a poca distancia encontrará Posada Samiana (0412-140.0979, 0416-044.0683).

Entre los detalles más llamativos del exterior (tanto en la fachada del frente como la trasera) es el uso de artísticas rejas de hierro forjado para las ventanas y balcones. Desde el estacionamiento amurallado con entrada desde la calle lateral, las primeras cosas que se ven son la amplia piscina y el restaurante-bar (ofrece servicio, aunque está en proceso de remodelación en 4/2010) a la izquierda.

Desde su estreno en 2008, la posada ha experimentado otros cambios también. Antes tenía 20 suites para seis; ahora, 14 unidades que van de cuatro habitaciones para dos (BsF 320) hasta un apartamento para 10 de 70 m2 (con 3 cuartos/2 baños); todas con baño/agua caliente, TV por cable, AA, neverita. En la ala norte, varios grupos de cuartos pueden ser anexados por puertas grandes de madera en el pasillo para formar dos apartamentos para uso por una familia grande o grupo de amigos, cada uno con una amplia área social en el pasillo.

Cuenta con un enorme tanque de agua y planta eléctrica. Puede alquilar el hospedaje solo o para grupos de cinco (BsF 1.250 p/n), se ofrece un plan con estadía, desayuno, cena, y traslado en lancha a una playa distinta cada día (puede dejar su carro en la posada, ellos proveen el transporte hasta el embarcadero).

Se ofrecen masajes opcionales con previo arreglo. El dueño, Jesús Madero atiende personalmente a sus clientes.

Posada María Luisa (0243-993.1184), a una cuadra al sureste de la plaza, es una parte de la historia del pueblo. Ha estado con la misma familia desde su construcción hace 137 años y empezó funcionando como una pensión en 1873. Con la vaguada de 1987 que causó muchos daños, ellos aprovecharon para comprar la bodega que antes ocupaba el espacio en la esquina del edificio para incorporarla a la posada (bajo la dirección de un arquitecto/restaurador para mantener el mismo estilo). Esto les permitió agregar más espacio al restaurante, abierto al público (antes con servicio de comida en mesas en los corredores interiores).

Los 20 confortables cuartos (con baño/agua caliente, AA) en la parte original con corredores llenos de antigüedades rodean un jardín central y una parte interna más nueva tiene cinco suites alrededor de una piscina (para uso de los huéspedes). Hay un estar compartido con TV satelital, estacionamiento y una planta eléctrica. Se ofrecen tours opcionales para observación de aves, visitas a las playas, paseos a caballo, excursiones a las montañas. No hay diferencia en precio entre suites y cuartos normales (para 2, Temp. baja/alta - BsF 150/200), así que si tiene una preferencia, ¡dígales!

En contraste con María Luisa, la opción más nueva es Posada Turística Brisas del Caribe (0243-711.8980). Continúe en la calle principal entrando el pueblo y, al final, cruce a la derecha donde hay una valla grande para el sitio. Al visitarla la semana antes de Semana Santa, todavía no estaba abierta (su estreno está pautado para junio). Sin embargo, la piscina estaba llena, toda la estructura principal terminada por dentro y por fuera (solo faltan unos detalles, para meter los muebles -los que vi guardados son muy bonitos, y para terminar un segundo lobby). Al frente tiene su restaurante-tasca grande, Dolphins, con su barra, mesas y sillas ya puestas, la cocina trasera a la vista de los comensales... igualmente, solo faltaron unos detalles.


ekline@cantv.net

|
compartir
|
[an error occurred while processing this directive]
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas