|
compartir
|
El "decapitador de Los Lagos" murió tras ser envenenado

Luis González fue tristemente célebre por llevar una cabeza en un morral

ANDREÍNA GÓMEZ |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
viernes 22 de enero de 2010  12:00 AM

Los Teques.- Las complicaciones de un cuadro de envenenamiento "irreversible" pusieron fin a la vida de Luis Gustavo González Siso (41), conocido en Los Teques como el "decapitador de Los Lagos", por haber asesinado a su padrastro, Luis de la Caridad González, en junio de 2007.

El cuerpo fue entregado ayer a sus familiares, luego de que la autopsia corroborara las lesiones causadas por ingesta de una sustancia denominada "gramonzón", utilizada por los agricultores como herbicida, que gradualmente destruyó su sistema digestivo.

Florimar Pinto, directora del hospital psiquiátrico de Maturín, confirmó el deceso y relató que el cuadro de González Siso, a quien llamaban Lucho, se desencadenó luego de que fuera hallado por la policía en la vía de la carretera La Pica, con signos de estrangulamiento y envenenamiento severo.

Según las autoridades, el hecho ocurrió en septiembre pasado, días después de que Lucho lograra fugarse de ese centro de reclusión y fuera reportado por unos vecinos en las cercanías del río.

"Al parecer, este paciente que logró burlar la seguridad y salir de las instalaciones, se enfrentó con un grupo de campesinos que lograron someterlo y hacerle tragar la sustancia que lo fue deteriorando paulatinamente", comentó Pinto.

Con ayuda de efectivos de Protección Civil de Monagas, Lucho recibió los primeros auxilios en el Hospital Universitario de la localidad, donde ignoraban su prontuario policial y psiquiá- trico.

La directora del hospital Luis Daniel Beauperthuy tramitó posteriormente su traslado hasta el hospital Miguel Pérez Carreño de la capital, donde le fue practicada una traqueotomía y le fue colocada una sonda para alimentarlo.

"Dadas sus condiciones clínicas, y de que su padecimiento no podía revertirse, recomendé a las autoridades que fuera entregado a sus allegados. Sin embargo, la juez Natividad Medina ratificó la medida de reclusión en Maturín", declaró Pinto, tras informar que murió el martes en el centro médico.

Historial de fugas Luis Gustavo González Siso se encontraba recluido en el hospital psiquiátrico de Maturín desde diciembre del año 2007, remitido por los tribunales penales de Los Teques, tras haber sido sindicado de quitarle la vida al anciano Luis de la Caridad González Caso, con quien vivía en el sector Los Lagos.

El crimen cometido el 18 de junio de 2007 estremeció a la comunidad porque Lucho dejó abandonado el cuerpo del octogenario y se llevó la cabeza dentro de un morral.

Portaba un historial de fugas y rechazos por parte de otras instituciones similares en Caracas, Valencia, San Juan de Los Morros y la población guariqueña, San Francisco de Macaira.

En repetidas oportunidades logró someter a los celadores, vigilantes y custodios del centro de rehabilitación en Sebucán, el Psiquiátrico de Bárbula y el anexo de la Penitenciería General de Venezuela.

Había practicado artes marciales. En expediente médico consta que sufría de esquizofrenia y que lograba desarrollar "una incontrolable fuerza física cuando se encontraba bajo los efectos de sustancias estimulantes o estupefacientes".

En 1991 fue acusado de asesinar a una mujer de nacionalidad norteamericana, identificada como Christine Spamer.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas