Inicio  >  Blogs >  Beisbol 13 > Noticias
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda

BEISBOL 13
Por Efrain Ruiz


Galarraga no es un Salón de la Fama

05.01.2010
04:08 PM


Nueva York/twitter: @efrainruizp.- Andrés Galarraga no será elevado mañana en la tarde al Salón de la Fama y si no saca al menos el 5% de los votos quedará fuera para siempre de la planilla de votación, lo que que en estos momentos no parece nada raro.

¿Se cometerá una injusticia con el venezolano?

Es una pregunta complicada. Porque estamos hablando de opiniones. En este caso, la de los periodistas de la BBWAA que han sido miembros por 10 o más años. Para entrar al templo de los inmortales se necesita que al menos el 75% del total de votantes (539 el año pasado) coloque el nombre del jugador en sus respectivas planillas.

Uno supone que estos señores están preparados para la labor que llevan a cabo y que su opinión está sustentada. No siempre es así. Se ha visto cada voto. Mas ese no es el punto. El punto es que son opiniones, con toda la carga de subjetividad que conllevan. No hay verdades absolutas. Yo tengo la mía. Usted tendrá la suya.

Vamos a discutir, entonces.

A pesar de lo que digan las cuñas de televisión y prensa escrita que han inundado nuestros medios en los últimos meses -una campaña legítima como engañosa y hasta tonta- creo que no sería ninguna injusticia.

Aún con lo que admiramos al Gato y a todo lo que hizo a lo largo de su maravillosa carrera, una historia de superación digna de Hollywood, considero que el ex pelotero de 48 años no tiene los argumentos necesarios para pertenecer al templo de Cooperstown.

Galarraga jugó durante 19 temporadas en las Grandes Ligas y cuando se retiró dejó los siguientes números.

JJ

VB

C

H

2B

3B

HR

CI

BB

K

AVG

OBP

SLG

OPS

2257

8096

1195

2333

444

32

399

1425

583

2003

.288

.347

.499

.846



Ninguna de sus cifras son de las que se consideran como boletos automáticos para ser elevado. Sus mejores años transcurrieron en Colorado, donde fue campeón bate de la Liga Nacional en 1993, de jonrones y empujadas en 1996 y de fletadas en 1997. Su última gran campaña fue la de 1998, en Atlanta, cuando dio 44 jonrones y empujó 121 anotaciones, además de batear para .305. Fue, además, un gran defensor de la primera base.

En líneas generales, desde el punto de vista numérico exclusivamente, El Gato fue un muy buen jugador. No un excelente pelotero.

Nunca estuvo cerca de ganar el premio al Jugador Más Valioso (jamás estuvo entre los primeros cinco, aunque en siete ocasiones recibió votos) y participó en cinco Juegos de Estrellas. No jugó en la Serie Mundial y sus números en postemporada no lo ayudan: .182 de promedio con un solo jonrón en 66 turnos.

Para completar el punto quiero robarme un párrafo que escribió Rodrigo Llamozas, uno de los mejores analistas del juego de pelota que hay en el país (que escribe menos de lo que quisiésemos, por cosas de trabajo) y un conocedor profundo del Salón de la Fama, en su blog Los Hijos del Patón (http://rorrobb.blogspot.com/).

Supongamos por un momento que los peloteros que merecen estar en el Salón de la Fama son aquellos que han marcado diferencia, que han roto marcas, que han logrado grandes hazañas o acumulado enormes totales. Galarraga no calza en ese molde. Históricamente hablando, la categoría donde "mejor" figura es la de ponches recibidos, en la que actualmente es cuarto de todos los tiempos. Después de eso, vemos que en pelotazos recibidos ocupa la posición número once de la historia

Si nos fijamos en la triple corona tradicional, es el #46 en jonrones y el #63 en remolcadas (en promedio de bateo no entra ni en el Top 150 de todos los tiempos), pero por encima de él en esas categorías hay gente como José Canseco, Juan González, Jason Giambi, Dave Parker, Joe Carter, Rusty Staub y Luis González. Es difícil argumentar que Galarraga tenga más mérito que este grupo de jugadores, y ninguno de ellos va a entrar a Cooperstown sin pagar el precio de un ticket en la taquilla.

Claro que Galarraga transcendió las líneas de cal. Venció al retiro y a las lesiones en el 93; derrotó al cáncer en 1999 -apoyado por todo un país- y su regreso en el 2000 fue un motivo de inspiración dentro y fuera de Venezuela. Inobjetable. Verdad del tamaño del Ávila. Así se forjó el ídolo nacional que es hoy.

Lo que sucede es que lo descrito anteriormente no tiene nada que ver con lo que fue como jugador. Una cosa es lo que Andrés Galarraga representó y seguirá representando para los venezolanos. Otra su impacto en las Grandes Ligas.

El año perdido

Supongamos que El Gato no hubiese visto desaparecer la temporada de 1999 por culpa del linfoma. ¿A dónde habría llegado? Es algo que oímos constantemente y que consideramos no tiene sentido. Los peloteros se lesionan.

Digamos, entonces, que en el 1999 hubiese puesto números similares a los de 1998. De ser así, podría haberse retirado con 440 jonrones y 1.525 remolques. Todavía lejos de la élite. Tampoco habría entrado a Cooperstown.

El asunto "Colorado" también hay que revisarlo. No puede obviarse que jugar en Denver representaba una ayuda tremenda para los bateadores. Las estadísticas no mienten. La física (el aíre es más liviano, los lanzamientos rompientes no trabajan igual, la pelota sale más) tampoco se equivoca.

Galarraga tomó 1.424 turnos de por vida en los dos estadios de Denver, el Mile High Stadium y el Coors Field. Dio 495 hits, 86 dobles y 102 jonrones. Tomó 101 boletos y lo poncharon 280 veces. Su average fue de .347, su slugging de .633 y su porcentaje de embasado de .403. Un súper pelotero.

Son promedios muy distintos a los del resto de su carrera. Mientras estuvo en los Rockies, el de Chapellín jugó como un miembro del Salón de Fama. Afuera de allí, no lo hizo.

Es que Galarraga jugó en Colorado en el tope de su carrera, podría decirse. Obviamente bateó más durante esos años y lo hubiese hecho en cualquier lado. No fue así. Muy lejos de ser así.

Estos son los números de Andrés en cada una de sus campañas con los Rockies, como home club.

Año

VB

CA

H

2B

HR

CI

AVG

OBP

SLU

1993

266

45

107

20

13

64

.391

.424

.646

1994

204

39

71

9

16

44

.348

.390

.627

1995

273

57

81

15

18

55

.297

.355

.571

1996

320

81

115

23

32

103

.359

.419

.738

1997

298

60

102

17

21

89

.342

.406

.611



Ahora veamos esos años como visitante

Año

VB

CA

H

2B

HR

CI

AVG

OBP

SLU

1993

204

26

67

15

9

34

.328

.368

.544

1994

213

38

62

12

15

41

.291

.323

.559

1995

281

32

74

14

13

51

.263

.307

.452

1996

306

38

75

16

15

47

.245

.290

.458

1997

302

60

89

14

20

51

.295

.372

.560



Son dos peloteros distintos. La diferencia en la temporada de 1996 es realmente alarmante.

Por más que El Gato demostró cuando llegó a Atlanta que podía batear lejos de Denver (estamos hablando de un muy buen pelotero, al fín y al cabo), eso no borra las disparidades de los años previos. Las estadísticas hablan solas. Puede que no nos gusten, pero no podemos desecharlas. Sería intentar tapar el sol.

Las comparaciones

¿Quiénes son los defensores de la primera base (la posición que El Gato cubrió de maravilla) que están en el Salón de la Fama?

Según Baseball-Reference, hay 12 peloteros en Cooperstown que disputaron al menos el 50% de sus juegos en la primera base. Los nombres encandilan.

Jimmy Fox, Lou Gehrig, Willie McCovey, Eddie Murray, Hank Greenberg, Bill Terry y George Sisler. Otros como Johnny Mize, Jim Bottomley y George Kelly que fueron escogidos por el comité de veteranos.

Y un par que suelen ser usados siempre para comparar al caraqueño: Tany Pérez y Orlando Cepeda.

Tany Pérez

JJ

VB

C

H

2B

3B

HR

CI

BB

K

AVG

OBP

SLG

OPS

2777

9778

1272

2732

505

79

379

1652

925

1867

.279

.341

.463

.804



Orlando Cepeda

JJ

VB

C

H

2B

3B

HR

CI

BB

K

AVG

OBP

SLG

OPS

2124

7927

1131

2351

417

27

379

1365

588

1169

.297

.350

.499

.849



Como verán, ambos tienen logros muy parecidos a los del venezolano. Si ellos entraron, tiene que entrar el Gato, ¿no?

No necesariamente.

Primero, ninguno entró sin esperar algún tiempo. Pérez lo hizo en su séptimo año en las papeletas, en 1998, y Cepeda un año después por la vía del Comité de Veteranos.

Más importante que esto, es recordar que se trata de épocas distintas y que cada jugador debe ser evaluado en su contexto. No era lo mismo jugar pelota en los 60 que en los 90, como no eran igual los 30 y los 80.

Cepeda debutó en 1958 con los Gigantes de San Francisco y ese año fue seleccionado como el Novato del Año de la Liga Nacional. Además consiguió una de sus ocho apariciones en la votación al premio al Jugador Más Valioso, un galardón que terminaría consiguiendo en la temporada de 1967 con los Cardenales de San Luis, que esa campaña ganaron la Serie Mundial. También participó siete veces en el Juego de Estrellas.

Pérez fue uno de los pilares de uno de los mejores equipos de todos los tiempos, los Rojos de Cincinnati de los años 70, la Gran Maquinaria Roja. Fue siete veces al Juego de Estrellas, apareció igual número de veces en la votación al MVP, ganó dos veces la Serie Mundial con los Rojos y participó en otras tres.

¿Es justo comparar sus números con los de Andrés? Veamos.

En la época de Cepeda (entre su debut en 1958 y su retiro en 1974) se anotaron 4,11 carreras por juego y se dieron 0,79 jonrones por compromiso.

En los días de Pérez (entre 1964 y 1986) se anotaron 4,05 carreras y se dieron 0,71 jonrones por juego.

¿Y en la época de Galarraga, entre 1985 y su despedida en 2004? La media fue de 4,43 carreras y 0,91 jonrones por cada desafío.

No es demasiado complicado saber que El Gato jugó en un contexto más amigable para los bateadores.

Cepeda, por ejemplo, fue sexto en average (.298), séptimo en jonrones (378), quinto en empujadas (1.347), octavo en hits (2.380), séptimo en extrabases con 817 y onceavo en OPS (suma de slugging y porcentaje de embasado) con .853 en su época dorada (entre 1958 y 1973) dentro del grupo de peloteros de Grandes Ligas con al menos 6.000 apariciones.

En sus mejores años, entre 1965 y 1980, Tany Pérez fue primero en carreras empujadas con 1.461, octavo en jonrones con 348, vigésimo en average con .283, cuarto en hits (2397), tercero en extrabases (860) y 21 en OPS con .818 entre jugadores con 6.000 apariciones.

¿Y El Gato en sus mejores años? Digamos ¿entre 1985 y 1998?

Fue sexto en jonrones con 332, quinto en empujadas con 1.172, 20mo en average (.290), quinto en extrabases (726), 12do en hits (1921) y 10mo en OPS (.851).

Pérez, por encima, fue el más dominante de los tres con un trío de figuraciones entre los cinco primeros en las categorías analizadas. Lo de Cepeda y El Gato, ciertamente, se parece mucho. Recuerden ahora que Peruchín debió esperar por el comité de veteranos. Y que fue Novato del Año, MVP y jugó y ganó la Serie Mundial. Galarraga no logró eso. Hay diferencias.

Al caraqueño también suele comparársele con Jim Rice, el ex jardinero de los Medias Rojas de Boston que fue exaltado el año pasado al Salón de la Fama, en su última oportunidad. Vuelvan a tomar eso en cuenta.

Jim Rice

JJ

VB

C

H

2B

3B

HR

CI

BB

K

AVG

OBP

SLG

OPS

2089

8225

1249

2452

373

79

382

1451

670

1423

.298

.352

.502

.854



Rice jugó entre 1974 y 1989. Entre 1975 y 1988 fue tercero en average igualado con Keith Hernández, ambos con .300; primero con 1.408 empujadas; segundo con 377 jonrones; primero en hits con 2.383; cuarto en OPS con .862 y tercero con 815 extrabases. Ganó el premio al Jugador Más Valioso en 1978 y otras cinco veces terminó entre los cinco primeros para ese galardón. Fue ocho veces al Juego de Estrellas.

A punta de mondongo

Andrés Galarraga nunca fue salpicado por el escándalo de los esteroides y jamás dio positivo en prueba alguna. Sus batazos, en sus propias palabras, fueron conseguidos a punta de mondongo.

Es probable que eso sea verdad. También es probable que no. La única verdad es que no tenemos como saberlo sin que quede la más mínima duda, más allá de la palabra de Galarraga. En esa época no se hacían pruebas contra el dopaje en las Grandes Ligas.

Lo que sí sabemos es que el consumo de esteroides en los 90 y principios de los 2000 fue generalizado. Está más que documentado. Es una época cuyas manchas caerán sobre toda la generación. ¿Injusto? Quizás. Pero es así.

Sería absurdo desmeritar al Gato por lo que sucedió en esa época si no tenemos pruebas en la mano. Como sería ingenup defenderlo a rajatabla asegurando que él nunca usó sustancias para mejorar el rendimiento (afirmar que todos sus números son "puros") y que quienes pusieron mejores números que él si lo hicieron. No podemos empezar a decir 'tú sí, tú no, tú no, tú sí'. No sería coherente.

Los esteroides, no obstante, no son la única razón para explicar la explosión ofensiva de los 90. Se hicieron estadios más pequeños, los bates eran de mejor calidad, los peloteros trabajaban mucho más el aspecto físico, hubo dos expansiones que diluyeron el pitcheo… No todo fue a punta de puyas.

Como he dicho en otras oportunidades, crecí admirando a Galarraga y aún lo sigo haciendo. Fue mi ídolo y lo será siempre. No es, sin embargo, un pelotero del Salón de la Fama.



Participa (envíanos tu comentario)

 

Comentarios (10)

Por cruz remigio moreno martinez
13.01.2010
4:37 PM

El gato galarraga es uno de los compatriota mas queridos y respetados por todos nosotros y no tiene nada que invidiarle a ningun miembro de salon foraneo y si me duele lo que un periodista de una columna muy leida, venezolano por cierto escribio, que los numeros del gato fueron muy bueno, pero no extraordinario, ese venezolano,que escribio eso, debe tener mucho que se come una arepa de reina pepiada, por eso le digo al gato que no se preocupe por eso pronto, lo veremos en el salon de la fama latino que alli esta mejor

Por neptali gonzalez
07.01.2010
6:05 PM

Andres Galarraga el pelotero mas "Popular" en la historia del beisbol Venezolano y tal vez quizas el "mas querido", fue un gran jugador de ello no hay dudas, pero de todos es sabido los intereses que fluyen a la hora de la escogencia, otro jugador nuestro brillante no lo logro me refiero al gran David, olvidemonos de los cronistas ellos no los inmortalizaran. pienso que ambos ingresaran al Salon pero por el Voto de los Veteranos.

Por David Tineo
07.01.2010
9:40 AM

A pesar que duela hay que reconocer que el Gato fue un gran jugador más no un destacado jugador, pienso personalmente que los años en los Rockies a pesar de que fue muy querido en Denver, lo perjudicó mucho más, recordemos que un jugador como Vinny Castilla (sin restar el merito necesario) solía descoserla en ese estadio también

Por Rafael Longa
06.01.2010
3:21 PM

Listo, se acabó la espera y como era previsible, Andrés quedó fuera. Solo 22 votos (4,1%). Ser bonachón no fue suficiente.

Por rodolfo vargas
06.01.2010
11:06 AM

Estimado amigo en sus numeros no aparece que las cifras del Gato son sin esteroides ¿que vale mas? la verdad amigo mio es que quienes pudieran votar por Galarraga serian los latinos y estos cimo Juan vene prefieren a los isleños, y si no porque no explica la injusticia con Concepcion.feliz año

Por Pedro Soteldo
06.01.2010
2:08 AM

Muy buen análisis, sin embargo me sale la duda siguiente: Si Andres no está para ser Hall de la Fama, entonces cuales de sus otros contendientes (o clase como se les denomina) sí lo están? Midiendo claro está, la numerología pura tal como has hecho en el análisis. La lógica indica que Roberto Alomar es seguro Hall de la Fama, sin embargo para los demás me quedan dudas ya que casi todos exceptuando los lanzadores, andan con numeros muy inferiores a los que estamos acostumbrados a ver en los miembros del salón de la fama hasta el día de hoy.

Anterior
1 2
Siguiente

El Universal no se hace solidario de las opiniones emitidas por sus usuarios.
Ver reglamento de Blogs de eluniversal.com



Efraín Ruiz

eruiz@eluniversal.com

Nací en Caracas en 1977 y desde que mi abuelo me llevó a un estadio el beisbol es parte de mí. De hecho, marcó mi vida, porque jamás hubiese estudiado periodismo (UCAB) de no ser porque quería vivir escribiendo sobre pelota. Tras pasar por El Nacional y Líder llegué a El Universal en agosto 2005. Vivo con mi esposa en Nueva York, desde donde tengo el placer de compartir con ustedes las andanzas de los jugadores venezolanos a través de este blog y de las páginas deportivas de El Universal. También colaboro para Sports Illustrated Latino y el show de radio "El Mundo de las Grandes Ligas" en lasmayores.com






Para los usuarios

  • Glosario
  1. BLOG. También llamado bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos de uno o varios autores donde el más reciente aparece primero, con un uso o temática particular, siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. Existen blogs personales, periodísticos, empresariales, etc.
    BLOGUERO. Autor de publicaciones para formato de blog.
    BLOGOSFERA. Conjunto de blogs agrupados por algún criterio específico (localización, temática, idioma). El término fue acuñado en 2002 por William Quick. (Fuente: www.wikipedia.org).
Selecciona el año

Archivo

Atras
Adelante

Blogs Ver todos

  • Alfredo Yánez Mondragón
    Incisos
    ¿Guerra?¿Comer piedras?... Esas variables no encuentran espacio en el orden de (...)

    HACE53minutos
  • Alfredo Pimentel
    Fórmula 1 a dos manos
    Es sencillo descifrar por qué este artículo está dedicado a la mala actuación (...)

    HACE9horas
  • Elides J. Rojas L.
    Sobre la marcha
    Saltó primero, como debe ser, micomandantepresidente, a lanzar la trepidante (...)

    HACE14horas
  • Ernesto Linzalata
    42 kilómetros
    Mis más sincero reconocimiento a todos los corredores que ayer culminaron la X (...)

    HACE17horas
  • Andrés Correa
    Latiendo en la cueva
    "Lo que sucede en Venezuela es insostenible" Guillermo Zuloaga en declaraciones (...)

    HACE1dia

Blogs del mundo

  • Argentina
    Béisbol del bueno

    Material de sobra para seguir afirmando que hay béisbol pa'rato y del bueno

  • México
    Mi Beisblog

    Blog dedicado al beisbol y a la colección de las famosas "Baseball Cards"

  • Colombia
    Playball

    Blog dedicado a hablar sobre el "Rey de los deportes"