|
compartir
|
| El caso
En Pinto la iniciación es con sangre

Hampones de "los capriceros" han asesinado a cuatro agentes del Cicpc

En esta deprimida barriada del centro-norte de la ciudad, casi todas las casas muestran cicatrices de bala (Paulo Pérez Zambrano/archivo)
GUSTAVO RODRÍGUEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 11 de octubre de 2009  12:00 AM

A las dos de la madrugada los vecinos de la vereda III del barrio Pinto Salinas escucharon cinco detonaciones y con ello "niño Teresita" rubricaba con su Beretta su "destete" dentro de la banda criminal al quitarle la vida a un policía y dejar a sus dos hijas huérfanas.

Al salir el sol el ritualizado consorcio criminal celebraba en la calle Capri la iniciación del novel hampón mientras que en la medicatura forense la madre de Gustavo Carvallo, experto técnico en comunicaciones del Cicpc, no paraba de llorar.

Los compañeros del funcionario de 26 años intentaron consolar a la mujer. Argumentaron que en menos de dos años los miembros de la banda "los capriceros" han asesinado a cuatro policías e incorporado invenciones a la cinética delictiva caraqueña.

"Matan a policías para graduarse de hampones", comentó durante el sepelio un detective adscrito a la Brigada contra Homicidios de la subdelegación Simón Rodríguez. El pandillerismo del minúsculo barrio Pinto Salinas, desde hace tres décadas, ha provocado mayúsculas preocupaciones a los cuerpos policiales y a los habitantes del deprimido sector, situado detrás de la plaza Andrés Bello.

La vida bandida de algunos marrulleros se le atribuye a los genes que dejaron sembrados allí célebres delincuentes como "Sin ceja" y "Pata seca", quienes durante años inscribieron sus nombres dentro del top ten de los criminales más buscados de la capital. Ambos fueron los ladrones de bancos y blindados a la vez temidos por los policías. Ahora, después de muertos, son figuras icónicas de algunos chicos. Para los adolescentes la sangre de un policía constituye un botín y sus chapas un trofeo de guerra.

Santos Negros

El pasado mes de diciembre el agente de la policía científica Raúl Horacio Bastardo pretendía sorprender a sus hijos con regalos que adquirió tras cobrar un adelanto de los aguinaldos, pero los delincuentes de la calle Capri le tenían preparado un ritual iniciático. Recibió cinco disparos. Laboraba como escolta y estaba adscrito a la Secretaria General del Cicpc. Dejó huérfanos a cinco hijos.

Su muerte ocurrió a pocos metros de donde asesinaron a Gustavo Carvallo. Los estrechos callejones están agujereados por el paso de proyectiles. A lo largo de la calle Capri no hay una ventana en buen estado. En las paredes se encuentran incoherentes frases referidas a la sangre como apostolado.

Rony Monsalve, de 24 años, estudiante del Cicpc y el detective del mismo organismo Jesús Alberto Champotapire Palacios de 27 años también habrían sido víctimas del rito de paso. Así quedaron ungidos como asesinos Olimar José Saiman, alias "el Olimar" y Yilder Javier Ávila Cisneros, de 30 años de edad, apodado "Yilder el feo". Ambos demostraron su idoneidad y comenzaron a ser reconocidos por su crueldad.

Sin embargo, tras adquirir sus derechos de contar con secuaces como espalderos el Cicpc los halló. Perecieron en enfrentamientos. Un vigilante de origen colombiano que fue confundido con un policía corrió la misma suerte de los funcionarios del Cicpc. Luego su cadáver fue introducido en una carretilla y lo abandonaron a escasos metros de la avenida Andrés Bello.

Azotes en la red

"Los capriceros" también levantaron una polvareda cuando los vecinos denunciaron públicamente que sus atrocidades y descuartizamientos estaban siendo grabadas y colgadas en Internet.

El desmembramiento del invasor Abisai Velásquez, cuyo cadáver fue hallado descuartizado en la invadida Torre Viasa fue observado por miles de internautas. En el callejón Lazaretto de Pinto Salinas también despedazaron al desempleado Esteban Gabriel Mijares y minutos después divulgaron el video. Jean Pier Ospino, "Richita", "Chucho la rata" y "el Mikel" eran los responsables de alimentar el site.

En otros videos muestran cuando transitan por las calles a bordo de vehículos robados y se pavonean con dos subametralladoras HK que le fueron robadas a funcionarios de la Policía Metropolitana.

Los lugareños le tienen prohibido a sus hijos pronunciar el nombre de esa banda. Hace dos años un grupo intentó escindirse y conformó una agrupación de hip hop a la que denominaron "Los Santos Negros". Sus letras glorificaban la criminalidad. Sus vocalistas Carlos Rafael Fernández Grisa, apodado "Carlos Ezequiel" y Rodrigo Javier Ibarra Guillén, alias "el Colombia" fueron asesinados cuando realizaban un concierto patrocinado por la Alcaldía Metropolitana en el parque Los Caobos. Habían grabado un CD que escuchaban los niños del barrio al regresar de clases. Sus agresores los acusaban de haber violado a sus respectivas novias.

A "los capriceros" se les atribuyen al menos 38 homicidios, innumerables lesiones y violaciones. La pasada semana el Cicpc le dio muerte a dos adolescentes que celebraban su presentación en la sociedad criminal.

Los buscaban por haber asesinado al experto técnico Gustavo Carvallo. La única cancha deportiva que existe en el barrio es ocupada por vendedores de drogas y los callejones, por asesinos.

grodríguez@eluniversal.com

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas