|
compartir
|
Órbita
RICARDO GIL OTAIZA |  EL UNIVERSAL
jueves 6 de agosto de 2009  05:23 PM

El poder de la palabra es definitivamente inconmensurable. En la presentación del libro de relatos Órbita (Candaya, 2009), del escritor español Miguel Serrano Larraz, me llamó la atención su discurso sencillo, con mucho humor, deslastrado de los artilugios propios de quien se cree una luminaria. Sus palabras, preparadas quizás pocas horas antes de abordar la presentación de su libro en Venezuela, me movieron como lector a querer adentrarme en sus páginas. Me atrajo esa manera "juvenil" -si se quiere- de Serrano de reírse de sí mismo, de tomar a la literatura como una vía de íntima realización personal, de apostar por una comunicación diáfana, verosímil, armónicamente matizada con una lucidez que ya quisieran algunos "connotados" de nuestro medio intelectual y literario.

Es Órbita un libro feliz, receptáculo de nueve estupendos relatos, en los que se nos muestra una escritura madura (a pesar de los 32 años del autor), que deja sentada una inmensa capacidad fabuladora. Me impactó de entrada un lenguaje cuidado y universal, con el que aspira Serrano tocar las fibras sensibles de lectores de disímiles latitudes; y no tengo dudas de que lo alcance. Cada texto goza de independencia, aunque se deja traslucir un eje transversal que busca conjugar un todo espectral (a veces una unidad), que no impide a cada relato el cerrarse sobre sí mismo y generar una atmósfera de elevada tensión narrativa. Sus personajes, aunque humanos y descarnados, se presentan ante nuestros ojos de manera paradójica: reales y a la vez marcados hasta lo indecible por sus propias circunstancias vitales.

Algunas de las historias son lineales; otras tantas, de finales desconcertantes y abruptos. A pesar de estar ambientadas en localidades muy cercanas al autor (Zaragoza, las más de las veces), a medida en que transcurren los sucesos, su nombre y su especificidad geográfica se van difuminando, presentándose de pronto como lugares inauditos, a veces metafísicos, en los que lo ficcional -por posible- se erige en un "espacio" sin límites, etéreo, terriblemente predecible y al mismo tiempo inconfesable. Hallo en estas páginas pinceladas de autores de culto de las nuevas generaciones españolas y latinoamericanas. Definitivamente Cortázar y Borges; tal vez Bolaño (como lo afirma Manuel Vilas, prologuista del libro); quizás Cercas, Villoro o Chejfec.

Lo relevante, en todo caso, es la propuesta singular de Miguel Serrano; es su empeño por irrumpir en el panorama literario con una narrativa cautivante, con una fuerza y un ímpetu asombrosos. Celebro estos relatos de Órbita e invito a no perderse a este narrador, que se abre paso en la muy frágil memoria libresca de nuestro tiempo, con un tomo sin desperdicio, que no vacilo en calificar de excepcional.

rigilo99@hotmail.com
www.espacio-limite.blogspot.com



Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas