|
compartir
|
Historia económica de Estados Unidos

Estados Unidos y el liberalismo económico nacieron el mismo año

ALFREDO TORO HARDY |  EL UNIVERSAL
jueves 14 de mayo de 2009  12:00 AM

En 1776 se declara la independencia de Estados Unidos y, a la vez, se publica La Riqueza de las Naciones de Adam Smith, obra que sentaría las bases del liberalismo económico. La casualidad no podía ser mayor. La independencia norteamericana constituyó la primera reacción en contra del mercantilismo económico y del absolutismo político, de la misma manera en que el modelo liberal se sustentaría en la insurgencia frente a estas concepciones. Por intermedio de este modelo se postulaba el "dejar hacer y dejar pasar" del Estado, que posibilitaría que la "mano invisible" del mercado incrementara la riqueza colectiva.

La identidad nacional norteamericana resultó durante largo tiempo consustanciada con el liberalismo económico. Sin embargo, hasta 1865 Estados Unidos vio limitadas las posibilidades de una auténtica expansión liberal. Desde su independencia y hasta su guerra civil, sus gobiernos estuvieron siempre dominados por la elite esclavista y agraria de los estados sureños. Ello mantuvo a raya al capitalismo industrial de los estados del Norte. Tras una cruenta guerra de cuatro años, el designio industrial del Norte se impondría sin obstáculos.

En las siguientes cinco décadas Estados Unidos alcanzaría un impresionante crecimiento económico, transformándose en la primera potencia industrial del mundo. Ello se debió al influjo de las "manos". De un lado, la invisible del mercado. Del otro, la mano semiesclava de millones de inmigrantes llegados al país en busca de nuevos horizontes. El más frenético impulso económico y la más rampante carencia de conciencia social se estrecharon así las manos.

Ese liberalismo económico habría de proyectarse con fuerza avasalladora hasta 1929. El "crack" de Wall Street, a finales de ese año, habría de desatar una profunda depresión económica cuyas ondas expansivas se expandirían por doquier. El liberalismo, que a través de sus excesos había conducido al país a una gigantesca crisis, se mostraba impotente para sacarlo de allí. No era ya posible seguir exigiéndole pasividad al Estado. El "New Deal" de Roosevelt sentó la orientación a seguir y la "Gran Sociedad" de Johnson llevó a su máxima expresión al Estado interventor e incluyente.

El triunfo de Reagan, precedido del de Thatcher, logró el retorno del liberalismo económico. Se iniciaba así una era caracterizada por la liberalización de los mercados y el predominio de las finanzas. La economía estadounidense se imbricó con la del mundo, proyectando sobre aquel su estilo y preferencias. Los excesos financieros, traducidos en una serie recurrente de crisis, desembocaron finalmente en una de naturaleza mayúscula. Como correspondía a una llamada a asumir dimensión planetaria, dicha crisis comenzó en Estados Unidos.

Obama llega a la presidencia cabalgando sobre la frustración de sus conciudadanos frente a esta nueva crisis del liberalismo. Y, al igual que Roosevelt, su estrategia va dirigida a rescatar la economía y a revertir el ciclo económico predominante. Estados Unidos y el liberalismo económico nacieron el mismo año. Desde entonces la suya ha sido una historia de pareja inmensamente compleja, compuesta por grandes amores y grandes rupturas. Ojalá esta sea la ruptura definitiva.

altohar@hotmail.com



Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas