Inicio  >  Vida > Noticias
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda
Votar
[an error occurred while processing this directive]



Salud

La gripe porcina puede evitarse

Como toda influenza se propaga rápido pero también pueden reducirse sus efectos

La mascarilla se ha convertido en parte de la vestimenta rutinaria de las personas que se encuentran en México (Efe)

La gripe porcina es influenza, pero provocada por un virus nuevo y más fuerte. Como ocurre en el caso de cualquier otra epidemia de este estilo, su propagación es veloz, pero también es posible evitar el contagio o minimizar sus efectos si llega a contraerse.

Esta nueva cepa está circulando desde hace un mes, aproximadamente, y los reportes indican que se inició en México. El contagio es directo, por inhalación de partículas con los gérmenes, y no por consumo de carne de cerdo. En esto se diferencia de la gripe aviar. El virus de la gripe porcina ha sido denominado H1N1.

Hasta ayer, los organismos internacionales de salud habían confirmado 81 muertes causadas por el H1N1.
Haga clic aquí para ampliar la infografía


Por su parte, la directora general de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, decretó que el brote de gripe porcina en México y Estados Unidos (aunque luego se confirmaron casos en Canadá, España y Nueva Zelanda) constituyen una "emergencia de salud pública de preocupacion internacional" y que por ello solicitarán al resto de los países que aumenten los reportes y la vigilancia de la enfermedad que tiene un "potencial pandémico", aunque aún no se puede determinar "si podrá, o no, causar realmente una pandemia".

Según informó Annie Fine, epidemióloga del Departamento de Salud de Nueva York, donde ya se detectaron algunos casos poco severos del virus H1N1, los principales síntomas de la gripe porcina son muy similares a los de la influenza normal, con mucha presencia de fiebre, tos y estornudos.

Libsen Rodríguez Adrián, internista infectóloga y coordinadora del Comité de Infecciones y Enfermedades Infecciosas del Centro Médico Docente La Trinidad, explica que aunque este tipo de epidemias suele causar alarma, no es necesario fomentar el pánico, sino difundir y aplicar constantemente las medidas de prevención adecuadas. Esto es fundamental, considerando que, aunque aún no se han registrado casos de gripe porcina en Venezuela, es imposible asegurar que el virus H1N1 no se encuentre en el país procedente de México, debido al constante intercambio de viajeros entre ambas naciones.

La especialista advierte también que la vacuna contra la influenza, aunque haya sido recientemente aplicada, no protege contra esta cepa, pues se trata de un virus nuevo, contra el que no se han elaborado inmunizaciones. Estas vacunas se actualizan cada año pero los virus de influenza también transmutan constantemente.

El patrón epidemiológico de esta enfermedad aún no ha sido definido, aunque ayer informaron las agencias de noticias que la mayoría de los fallecidos de México contaba entre 25 y 45 años de edad. Rodríguez Adrián explica que es imprescindible conocer mayores detalles sobre las víctimas para que los epidemiólogos del mundo puedan definir mejor las características de este brote de influenza, establecer tratamientos más eficaces y realizar proyecciones sobre la epidemia.

Manos limpias, cuerpo sano Lo más importante es lavarse las manos casi hasta el cansancio. La infectóloga Rodríguez Adrián asegura que es una medida básica de prevención, no sólo contra la gripe porcina sino contra cualquier otro tipo de influenza.

Lavarse las manos, alejarse de personas que tosen o estornudan y usar mascarillas que cubran boca y nariz si se está en posibles fuentes de transmisión del virus son las maneras de prevenir el contagio de la enfermedad. Cubrirse la boca al toser, la nariz al estornudar y no asistir a la escuela o al trabajo si se está enfermo son las medidas recomendadas para evitar contagiar a otros.

"Las manos son un vehículo permanente de las bacterias y los gérmenes que están sobre las superficies y en otras personas. Por lo tanto, lavarse las manos es la forma más fácil y económica de prevenir la transmisión de los gérmenes de un lado para otro", asegura Rodríguez Adrián.

La manera de cubrirse la boca al toser, si no se dispone de mascarilla, no es utilizando las manos, sino la parte superior del brazo, cerca del hombro. Si se usa una servilleta, debe ser desechada inmediatamente después de usarse.

Las mascarillas también recibieron la aprobación de la especialista venezolana como forma de prevención ante el contagio o ante la posibilidad de que un enfermo transmita el virus. Estos implementos, si son utilizados por una persona con influenza, deben ser desechados después de su uso.

Muchas veces los jóvenes son fáciles receptores de cualquier tipo de virus, incluidos los de influenza, porque frecuentan lugares atestados de gente, como discotecas y bares, y suelen intercambiar fluidos con personas que pueden portar gérmenes. Un simple beso en la boca es un excelente transmisor de bacterias y virus.

Señales de alarma Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, que ya redactaron información pública y actualizada a diario acerca de la gripe porcina, recomendaron a la población que si se enferma se quede en casa hasta que se cure completamente. Sin embargo, es necesario estar alerta ante la presencia de algunos síntomas que sí ameritan la visita inmediata a un hospital o a algún médico especialista, que sea internista, infectólogo o epidemiólogo.

Si los enfermos son niños, es grave cuando constantemente respiran muy rápidamente, su tono de piel es azulado, se resisten a beber líquidos, tienen fiebre con erupción, su estado gripal mejora repentinamente pero casi enseguida regresa con más fiebre y peor tos y, si son bebés, están tan irritables que no quieren ni que los sostengan en brazos. Cualquiera de estos síntomas amerita una visita a la clínica.

En el caso de los adultos, los síntomas de alerta son respiración con dificultad, dolor o sensación de presión en el pecho o abdomen al inhalar, sensación repentina de vértigo y vómitos severos o persistentes.

Acerca del tratamiento farmacológico contra la gripe porcina, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades norteamericanos recomiendan el uso de oseltamivir o zanamivir, medicamentos comercializados en Estados Unidos que previenen y tratan con mayor efectividad la infección por los virus de influenza porcina.

Giuliana Chiappe
EL UNIVERSAL


 Lo más
  •  Leído 
  •  Comentado 

Blogs Ver todos

  • ERNESTO LINZALATA
    42 kilómetros
    Este domingo se realizará la edición número 15 de una de las carreras más (...)

    HACE5minutos
  • JOSÉ ANTONIO GÁMEZ ESCALONA
    Vidaprog
    "Conservar la salud y curar las enfermedades: tal es el problema que la (...)

    HACE14horas
  • ELIDES J. ROJAS L.
    Sobre la marcha
    Las elecciones internas del PSUV, con mucha o poca participación, con miras al (...)

    HACE19horas

  • Hoy soy libre
    La única manera de evitar problemas es no beber esa primera copa. El Dr. (...)

    HACE1dia
  • Dr. Ricardo Szemat Nikolajenko
    Destino Salud
    Basados en diferentes estudios de diferentes  grupos poblacionales, "la (...)

    HACE2dias
  • ANDRÉS CORREA
    Latiendo en la cueva
    "Putin sabe que está frente a un presidente débil, indeciso, blandengue, como (...)

    HACE2dias