|
compartir
|
| El caso
Se llevó a la tumba su plan de gobierno

Un año del crimen del ex cabo de la GN que quiso ser alcalde recordaron en Sucre

GUSTAVO RODRÍGUEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 21 de diciembre de 2008  12:00 AM

Los pobladores de la carupanera aldea de Guayacán de las Flores conmemoraron con solemnes actos litúrgicos al compás de la más genuina música vallenata, el primer aniversario del homicidio de un ex cabo II de la Guardia Nacional.

"Por ahí dicen que el señor "Yeyo" Labrador hizo cosas malas, pero a nosotros nos regaló esta casa sin pedir nada a cambio. Aquí nadie puede hablar mal de él '', señaló Hilda Maestre, quien reside junto a sus nueve hijos en una vivienda situada frente a la Fundación Inavi del sector Guayacán de Las Flores, municipio Bermúdez del estado Sucre. En un altar, la viuda mantiene encendido un cirio para alumbrar una fotografía de su fallecido esposo, la imagen de la Virgen del Valle y un afiche del presunto narcotraficante Aurelio "Yeyo" Labrador Aristimuño, de quien afirman pretendía la candidatura a la Alcaldía de Carúpano.

Los devotos barrieron los patios, desempolvaron los santos y sacaron los taburetes para rezar el Regina Coeli, invocación dedicada a la Virgen María. Los improvisados actos litúrgicos se arruinaban por los parlantes que difundían el jingle de campaña "La Gran verdad" que le preparó al ex cabo el más importante cantautor de la música vallenata colombiana, Diomedes Díaz Maestre.

A las 6:05 de la tarde del 20 de diciembre del pasado año fue asesinado a tiros "Yeyo Labrador". Hombres armados lo atacaron en la calle 8 del suburbio Guayacán de Las Flores, parroquia Santa Catalina. Había culminado el demagógico "Hallacazo" organizado por el ex cabo.

"Yeyo no fue un hombre malo", coinciden sus coterráneos, aunque, a juicio de sus detractores, el emporio que logró en pocos años lo convirtió en un genio del mal. Su trajinar trascendió la subregión Paria. El ex gobernador Ramón Martínez lo acusó de tener nexos con el narcotráfico y el presidente Hugo Chávez, durante un programa Aló Presidente, instó al director del Cicpc para que investigara sus actividades.

El mito de "Yeyo" Labrador comenzó a forjarse cuando convirtió en pulperías las ferias de Megamercal y de Pdval frente a los eventos organizados por él. Su popularidad se dilató al llevar a grupos musicales que sólo podían disfrutarse en Cumaná. De pronto comenzó a regalar electrodomésticos a personas necesitadas y consolidó el andamiaje político para aspirar a la Alcaldía de Carúpano o tal vez enfrentarse al alcalde de Cumaná, Enrique Mestre, en sus aspiraciones por ocupar la Gobernación.

Hace tres años intentaron asesinarlo en un frustrado atentado. Una dama que lo acompañaba resultó muerta.

Lo recuerdan como la adaptación bolivariana del Robin Hood carupanero. Le cargaban la mácula de haber sido integrante del Cartel del Sol desde que estuvo activo en la milicia. Un día pidió la baja y decidió probar suerte con su propia organización, pero fue sentenciado por la mafia. Murió a los 42 años de edad.

Dicen que reinó a lo largo de 700 kilómetros de la costa del estado Sucre, por donde transitan la mayoría de las embarcaciones cargadas con drogas hacia el Caribe. Interceptaban a los peñeros cargados con drogas y luego reciclaban los cargamentos. Las ganancias eran a su vez compartidas con funcionarios policiales y militares.

En Carúpano cuentan que el jefe de campaña y de finanzas de "Yeyo" el también ex guardia nacional Alexis José Méndez, fue asesinado el 29 de julio pasado por hombres que vestían chaquetas del Cicpc. Méndez convalecía en el Centro Clínico Privado Carúpano, tras sufrir un atentado. Los sicarios ocuparon dos pisos del hospital donde, además, acribillaron a otras tres personas, incluyendo a su guardaespaldas.

En Guayacán de Las Flores dispensaban especial respeto hacia el asesor de imagen y guía de "Yeyo", Rubén Darío Bravo Gómez, quien era experto navegante. Relatan que lo conocían con el apodo de "pantera" pues en alta mar y acompañado de sus hombres vestidos de negro, logró convertirse en un temible pirata antidroga del Caribe.

"Pantera" fue asesinado un día antes que su compadre "Yeyo" Labrador, en la calle Río Orinoco, en la exclusiva zona al norte de la ciudad de Valencia. El 8 de julio había sido secuestrado cuando se encontraba en su finca Caño de Indio, ubicada en el sector Caja de Agua, del estado Cojedes. Fue liberado tres días después en las adyacencias del Centro Comercial Sambil Valencia. Por el plagio fueron detenidos y condenados dos oficiales activos de la GN adscritos al Destacamento 75 con sede en el estado Sucre.

En Carúpano se observan vehículos en cuyos cristales se encuentran grafitos que refieren "Yeyo X100PRE". La gente dice que el Cartel del Sol y grupos políticos ordenaron ejecutar al futuro gabinete de gobierno del Estado Sucre y "Yeyo" se llevó a la tumba su plan de gobierno.

En los últimos días se han visto pasar hacia el cementerio de Guayacán a personas que desean visitar la tumba del presunto narcotraficante. El peregrinar carupanero intenta reproducir el viaje que cientos de turistas hacen en París que van a visitar la tumba del roquero Jim Morrison en el cementerio Père Lachaise o las visitas que extranjeros realizan en el cementerio Montesacro, al sur de Cali, para visitar la tumba del capo Pablo Escobar.

El fantasma de "Yeyo" sigue presente en Carúpano. Algunos moradores visten franelas con su rostro, aunque los jóvenes prefieren el de Homero Simpson. Una mañana amaneció en el camposanto una réplica del epitafio que reposa sobre los restos de Pablo Emilio Escobar Gaviria. Sobre el pulido mármol se lee: "Cuando veas a un hombre bueno, imítalo, cuando veas a un hombre malo, examínate a ti mismo".

grodriguez@eluniversal.com

 

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas