|
compartir
|
El "chavismo crítico" no tiene vida

Tratar de ubicarse en el "limbo" político no da resultados en la polarización

PEDRO PABLO PEÑALOZA |  EL UNIVERSAL
martes 25 de noviembre de 2008  12:00 AM

La lucha por el poder en Venezuela es cosa de dos. De eso se enteraron el domingo Patria para Todos, el Partido Comunista, el diputado Luis Tascón y todos aquellos que, enarbolando la bandera del "chavismo crítico" y renegando de la oposición, pretendieron atentar contra la hegemonía del Partido Socialista Unido de Venezuela.

No se anotaron con Dios ni con el diablo, y se quedaron en el limbo. "Podemos avanzar hacia una suerte de bipartidismo, con dos bloques que se están conformando: Uno socialista, con definiciones, estructuras y una maquinaria eficiente; y otro que es difícil definir ideológicamente y que no tiene identidad", sintetiza el politólogo Ricardo Sucre.

En este último grupo se ubican los detractores del Gobierno, que se acercan a posiciones "más de centro", refiere el analista. Mientras que en la esquina roja, sin nadie que le haga sombra, se levanta Hugo Chávez. "En términos de representación social general, el socialismo, la izquierda más radical, es Chávez", explica Sucre.

El jefe de Estado tampoco concibe matices. Hace una semana, cuando lanzó la "operación acorralamiento" sobre sus rivales, indicó: "El que es chavista es chavista, no es que es light, la mitad sí y la mitad no. Si estás con Chávez estás con Chávez; si no, estás contra Chávez".

Sucre opina que los pequeños partidos disidentes, que se jactan de marchar alejados de oficialistas y opositores, se asemejan a un Volkswagen que intenta pasar entre dos gandolas. "Es lo mismo que sufría en el pasado el MAS frente a las maquinarias de AD y Copei", ilustra.

La fragilidad del liderazgo alternativo también es un elemento a tomar en cuenta. En Guárico, Lenny Manuitt heredó las críticas que recibía su padre; al tiempo que Tascón soñaba con convertirse en alcalde de un municipio donde residen varios de los incluidos en su negra lista.

Algunos vaticinaban que el 23 de noviembre nacería un "tercer polo de izquierda"; sin embargo, Sucre jamás compartió esa idea. "Ante la incapacidad de las instituciones de cumplir con sus tareas, el electorado a través del voto ejerce como poder equilibrador, construyendo la nueva institucionalidad", sostiene el académico.

Barinas estuvo a punto de convertirse en la excepción de la regla. Allí el ex militante del PSUV Julio César Reyes cayó por estrecho margen ante el candidato de los rojos, Adán Chávez.

"Reyes es un alcalde con prestigio, pero en esa entidad pesó mucho el inmenso rechazo a la familia Chávez", observa Sucre, tras destacar que "la lealtad y la identidad" terminaron evitando el descalabro.

Disputa nacional El director de Consultores 3011, Germán Campos, subraya las dificultades que enfrenta cualquiera que desee impulsar una opción distinta en una sociedad tan polarizada como la venezolana. "Al proyecto de país que propone Chávez se opone un sector que no defiende una propuesta alternativa, sino que se articula con el convencimiento de que debe adversar ese planteamiento socialista", apostilla.

Campos evalúa la estrategia asumida por PPT, que sin separarse de Chávez trató de deslizarse hacia un punto medio. Al final, acota el analista, "no queda claro en qué lugar estás" y el elector castiga esa indefinición.

Comunistas y pepetistas confiaban en que sus alianzas en estados como Guárico, Portuguesa y Trujillo podrían ofrecerles reales oportunidades de vencer. Basándose en sus estudios, Campos dice que esas expectativas nunca se sustentaron en la realidad, puesto que los comicios regionales se ven altamente impactados por el debate nacional.

"En nuestras investigaciones aparece que en esos tres estados se presentan los niveles más altos de aceptación del liderazgo de Chávez, la mejor evaluación de su gestión y el mayor respaldo a la propuesta socialista", argumenta el encuestador.

De hecho, cuando los números no favorecían a sus aspirantes en esas regiones, los voceros del PSUV aseguraban que el posicionamiento de su tarjeta y la popularidad de Chávez revertirían las tendencias negativas.

PPT interpretó ayer los resultados del domingo como el triunfo del "clientelismo". Empero, Campos recuerda que los candidatos azules en Guárico y Trujillo contaban con el respaldo de esos gobernadores.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas