|
compartir
|
| El caso
En Los Sin Techo viven con la muerte

La banda de "Bachaco" decide quién vive y quién no en ese sector

Los vecinos se quejan de que los funcionarios policiales sólo hacen operativos en la parte baja, donde nunca estará uno de "los Bachacos" (Eduardo Fuentes)
MARÍA ISOLIETT IGLESIAS |  EL UNIVERSAL
domingo 27 de julio de 2008  12:00 AM

MARÍA ISOLIETT IGLESIAS
EL UNIVERSAL

En el barrio Los Sin Techo los vecinos no viven, sino sobreviven. Así lo aseguran ellos mismos, en voz baja y mirando para todos lados, como para asegurarse de que no están los que convirtieron ese barrio de El Cementerio en un "verdadero infierno. Aquí la muerte se respira en cada esquina", dicen.

Ellos viven angustiados. En la mañana, muy temprano, salen sin saber si en el camino a sus trabajos perderán la vida, y en la noche, cuando regresan, ocurre lo propio. "Y es que ellos operan a cualquier hora, aunque son más duros en las noches, en el día también cometen sus crímenes", repiten en voz baja.

De acuerdo con los funcionarios del Cicpc, el grupo de "Bachaco" está mencionado en, por lo menos, 10 homicidios, todos ocurridos este año.

Los últimos fueron dos de una sola vez. El lunes, a las 7:30 de la noche, cuatro de los 25 integrantes llegaron hasta el sector La Plazoleta del barrio Los Sin Techo y arremetieron a tiros contra todos los que a esa hora estaban reunidos conversando. Eran seis jóvenes, según relataron los vecinos, todos estudiantes y trabajadores.

En ese tiroteo, dos murieron. Ellos respondían a los nombres de Johan Mijares, de 21 años y Jean Carlos (su apellido no fue especificado). Ambos resultaron gravemente heridos y murieron camino al Hospital Clínico Universitario.

Según los sobrevivientes del cerrado tiroteo, llegaron cuatro miembros de la banda de "Bachaco" hasta donde estaban todos reunidos y sin razón comenzaron a disparar. Cuatro de los seis lograron guarecerse, pero Johan y Jean Carlos no.

El proyectil que alcanzó a Johan, indicaron fuentes de la morgue de Belo Monte que presenciaron la autopsia, lo atravesó de lado a lado y comprometió cantidad de órganos, "si hubiese llegado vivo al hospital igual no hubiesen podido hacer nada", explicaron los expertos, quienes tampoco se identificaron por no tener permiso de sus superiores para conversar con la prensa.

Johan era mensajero de una empresa de contabilidad. Trabajaba en la misma desde hacía dos años, con uno de sus tíos. Además tenía un bebé de ocho meses de nacido.

Otro de los dobles homicidios atribuidos a la banda, por los propios moradores, ocurrió el pasado 3 de mayo, justo al final de la avenida Bogotá del barrio Los Sin Techo. Allí también murieron dos jóvenes. Esa noche llegaron igual que el lunes.

Alcanzaron al grupo y arremetieron a tiros. "Eso lo hacen para enseñarnos que ellos son los más duros, los más peligrosos... los dueños del barrio", explicaron los vecinos con el rostro desencajado, pues la mayoría no tiene la posibilidad de salir. "Tenemos que aprender a vivir en este infierno. Aquí Dios se olvidó de que existimos".

La banda
El grupo de "Bachaco" es una banda de por lo menos 25 integrantes. Los más duros según explicaron funcionarios de la Policía Metropolitana son cuatro: "el Mayelo", "Yorman", "Kleiver" y "Bachaco" el líder. Ellos comandan a la banda entera. Los que la integran son jóvenes del barrio 1° de Mayo y Los Mangos. Ambos colindan con Los Sin Techo. De acuerdo con las hipótesis de la Policía Metropolitana y del Cicpc, estos jóvenes lo que buscan es adueñarse del sector para incluirlo en la plaza que ellos dominan para vender droga.

Tienen ya dos años rondando la zona. Pero desde hace seis meses se volvieron más fuertes, así como sus arremetidas.

Por eso ya muchos de los moradores han tenido que sacar a sus hijos del barrio. "Tenemos miedo de que nos maten a nuestros muchachos o que los obliguen a entrar en la banda. Muchos de los adolescentes ya fueron amenazados de muerte. Hemos tenido que hacer hasta lo que no podemos por sacarlos, son demasiados asesinatos juntas y esos cuando amenazan, cumplen", dijeron resignados y desesperanzados.

Y es que no cuentan ni siquiera con la policía. "Ellos no suben hasta donde están ellos, hacen operativos pero en la parte baja y así no sirve. Necesitamos que el propio ministro se venga a pasear por acá para que vea que la criminalidad es mucha", advirtieron disgustados. "Los muertos no disminuyen, aumentan".

Los muchachos que forman parte de la banda son jóvenes que crecieron en Los Mangos y en 1° de Mayo. "Esos se metieron a la delincuencia porque no tenían otro futuro ni otro ejemplo en la casa", indicaron quienes los vieron crecer.

Formas de amedrentamiento
La banda de "Bachaco" conoce a todos en el barrio Los Sin Techo, aunque su guarida está en el barrio 1° de Mayo. Tienen sus números de teléfono y sus direcciones, y hasta detalles de los quehaceres diarios. Así comienza el amedrentamiento, con llamadas.

En cada comunicación reinan las amenazas y la letanía de lo que cada miembro de la familia hace o deja de hacer. Hasta los horarios frecuentes de salidas y entradas. Repiten que es mejor obedecer y no denunciarlos ni identificarlos con nadie, pues si no la muerte la tienen asegurada en cualquier momento. "Ellos se creen Dios, y es que casi lo son. Nos tienen en sus manos. Por eso cuando pasa algo y vemos, decimos lo contrario, para no despertar su ira", aseguran los que a diario tienen que lidiar con ellos.

Pero además de las llamadas, desde hace un mes la banda comenzó a grabar videos. En ellos, los miembros se muestran con todo el armamento que tienen, el atuendo y la artillería: ametralladoras, pistolas automáticas, revólveres, chalecos antibala y uniformes militares.

Esas grabaciones de minuto y medio, quizás un poco más, las pasan a los celulares de los moradores y el mensaje es claro: "Este armamento es para acabar con los de Los Sin Techo".

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas