|
compartir
|
Entre atraso e inseguridad florece el cacao de Barlovento

Según el MAT la zona produce 6.000 toneladas, 33% de la cosecha nacional

Los productores de la zona calculan que hay 500 hectáreas invadidas en unas 15 fincas de cacao (Venancio Alcázares)
Contenido relacionado
ERNESTO J. TOVAR |  DIARIO
lunes 26 de mayo de 2008  12:00 AM

ERNESTO J. TOVAR

ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Barlovento.- En el siglo XX, Venezuela dejó de ser productor y exportador de café y cacao, para convertirse en uno de los principales exportadores de petróleo a escala mundial. Desde entonces esos rubros han padecido un abandono que se ha acumulado durante décadas.

El cacao venezolano, reconocido por ser el de mejor calidad mundial, y declarado por este gobierno como rubro estratégico, enfrenta problemas socioeconómicos que aquejan a los productores de Barlovento, en el estado Miranda, zona en la que durante la última cosecha se produjeron casi 6.000 toneladas de este rubro, lo que representa 33% de lo cosechado en Venezuela en 2007, según el Ministerio de Agricultura y Tierras.

Empirismo y atraso Francisco Betancourt, ingeniero agrónomo de la Universidad Central de Venezuela, trabajó con la ONG Acción Campesina y la organización italiana de desarrollo humanitario Cesvi, en comunidades barloventeñas cacaoteras como Mendoza, Merecure, Panaquire, Castillito, Marcelo, La Maroma, Sapo Bambú, El Limón y Juan Díaz.

Betancourt señala que los productores no conocen la modernización tecnológica, sin técnicas agronómicas adecuadas como poda y desmalezamiento y sin asimilar cuáles son las mejores tierras para producir.

"La pobreza está enraizada, es una cuestión de tradición. Cuando les preguntas por qué siembran casi pegados a las montañas, te responden que esas son las mejores tierras. Eso se debe a que en los siglos anteriores los patronos tenían las tierras planas y a los negros sólo les quedaban los predios montañosos".

Otro elemento es la calidad del producto. La fortaleza del cacao venezolano no se basa en el volumen de la producción, sino en su calidad. Para esto, el cacao debe ser secado y fermentado en patios acondicionados, sin elementos que afecten la cualidad fenotípica del producto.

Betancourt cuenta que "hay zonas donde secan el cacao sobre el asfalto porque es más rápido, pero eso lo contamina con aceites y otras sustancias que reducen la pureza".

El conocimiento de las técnicas apropiadas es fundamental. En este apartado, destaca que si bien el Gobierno nacional ha ayudado mucho con los créditos, hace falta el acompañamiento técnico para capacitar a los productores en un negocio cacaotero que sea rentable y de alta productividad.

Los cálculos de Betancourt ubican en 500 kilos por hectárea el rendimiento mínimo para que un productor perciba el equivalente a un salario mínimo. Pero en Barlovento, el rendimiento apenas llega a 100 kilos por hectárea.

Los "toberos" e invasores Del flagelo de la inseguridad Barlovento no escapa. Drogas, robo de vehículos, invasiones de tierras y robo de cosechas de parte de los "toberos" (ladrones de cosecha de cacao) se detectan en los caseríos.

El recorrido por la zona muestra cómo muchas fincas han sido abandonadas por la inseguridad y amenazas a los dueños. Otros predios han sido invadidos y paulatinamente destruidos por sus nuevos ocupantes.

Julián González y Carlos Osorio, productores de la zona de Río Chico Arriba, cuentan cómo las tierras han sido invadidas desde 2003. Osorio afirma que su finca, La Armonía, tiene unas 55 hectáreas y fue invadida hace cinco años. Ahora, por orden del Instituto Nacional de Tierras del 11 de abril de 2008, sus tierras serán ocupadas por la cooperativa Los Eucaliptos.

Este es uno de los casos de invasiones, que abarcan un global de 500 hectáreas entre unas 15 fincas, reporta González.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas