Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, miércoles 12 de marzo, 2008  
[an error occurred while processing this directive]
Principal >  Caracas > Sucesos > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
A Hermágoras lo imputaron por lavado

El abogado Freddy Ferrer dijo que su cliente es venezolano y que era extorsionado (Venancio Alcázares)
Artículos relacionados
Hermágoras González construyó ambulatorios, escuelas y canchas

GUSTAVO RODRÍGUEZ
MONICA CASTRO

EL UNIVERSAL

El presunto "narco-capo" venezolano Hermágoras González Polanco, solicitado en 179 países mediante la Circular Roja de Interpol, solicitado en extradición por Estados Unidos y Colombia, señalado de tener vínculos con paramilitares y de cometer un sinfín de crímenes, fue imputado por dos delitos.

La jueza décima de Control, Ana Vásquez, al concluir la audiencia de presentación consideró privarlo de su libertad por legitimación de capitales y tráfico de drogas.

La carpeta que reposa en los archivos del buró contra drogas del Cicpc refiere que "el Gordito" Hermágoras, a quien también se le conoce como Armando González Apushana, nació el 19 de ocutubre de 1959 en la localidad fronteriza de Guana, situada en el municipio Páez del estado Zulia, cerca de La Guajira colombo-venezolana.

Realizó estudios de bachillerato en el Centro Misional Santa María de Guana, junto a su hermano Eudo González Polanco y otros niños de la etnia wayúu. Tras fallecer su padre, Hermágoras González heredó una finca. Eran seis hermanos, t res hembras y tres varones.

En la década de los años 90 las autoridades comienzan a elaborar el árbol de una pequeña organización criminal que se conoció como el cartel de La Guajira. Se caracterizó por ejercer acciones intimidatorias para operar. La policía colombiana atrapó al jefe Ricardo Paz, natural de Riohacha, también conocido como el "Bruce Willis wayúu", por su capacidad para salir bien librado de las emboscadas. El 10 de agosto de 1999 murió envenenado con una dosis letal de estricnina en la cárcel de San Sebastián, en el distrito de La Guajira.

Paz solicitó a sus cómplices realizarle "el segundo velorio", rito que consiste en exhumar los restos un año después para que separaran sus huesos de la carne corrupta. Sus seguidores cumplieron la ceremonia, pero desde ese momento todos los presentes comenzaron a ser ejecutados o detenidos. Empezó el declive del cartel.

Dos años después fue asesinado en una emboscada Alexander Paz, en la ciudad de Cúcuta. El mayor retirado Francisco Ocando Paz fue detenido en 1998. Eudo González Polanco, hermano de Hermágoras, fue abatido en un presunto enfrentamiento Bejuma, estado Carabobo. En el enfrentamiento fallecieron otros nueve jornaleros. Se les sindicó de ser paramilitares.

Libardo Parra González fue detenido en Santa Cruz de Mora el 7 de agosto del año 2007, deportado a Colombia y luego extraditado a Estados Unidos.

Según los pesquisas antidrogas, del grupo quedaba activo Hermágoras González, pero nunca se les autorizó su detención, pues resultaba peligroso que en una incursión fallecieran personajes de la vida política y militar que frecuentaban la finca Trinchera, situada en Caja Seca, en el estado Zulia.

Se asegura que el hato posee garitas para divisar a personas extrañas y una pista no controlada. Los investigadores sostienen que Hermágoras posee hoteles y comercios en la ciudad de Margarita a través de personas interpuestas. También posee otra finca en Tinaquillo, estado Carabobo. En su caserío natal lo tienen en alta estima, pues construyó escuelas, ambulatorios y canchas deportivas y realiza donativos en las fiestas decembrinas. Su madre, Emma Polanco, fue secuestrada, pero al día siguiente los plagiarios apenados la regresaron al seno de su hogar y pidieron disculpas a su hijo.

En el año 2002 fue condenado en ausencia en el distrito de Nueva Jersey por lavado de dinero. En el año 2005 se le agregó otra condena por conspiración para distribuir cocaína y en el año 2004 fue condenado por el estado de Nueva York. La DEA pagaba una recompensa de cinco millones de dólares por su captura. Se asegura que en los últimos cinco años los carteles de La Guajira y del Delta fueron absorbidos por el llamado cartel del Sol.



 
[an error occurred while processing this directive]




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007