|
compartir
|
La Villa forja futuros campeones

La escuela de beisbol de la Bimbo ya comenzó a dar sus frutos

Niños de entre 3 y 7 años son entrenados en el estadio de la urbanización Villa Panamericana. Joneiker Barrios es uno de los mejores al bate (Juan Camacho/Especial)
Contenido relacionado
YELITZA COVA CARVALLO |  DIARIO
lunes 10 de marzo de 2008  12:00 AM

YELITZA COVA CARVALLO
ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Lo que se inició hace un año, ya comenzó a dar sus frutos en el estadio de la urbanización Villa Panamericana de Guarenas.

Y es que cerca de 50 niños que residen en comunidades de Plaza y Zamora se integran actualmente en la escuela de beisbol de la empresa Bimbo. Es dirigida por el entrenador Yoni Pimentel, quien ya tiene cerca de 20 años en el mundo del deporte líder del país, quien fue jugador del equipo Leones del Caracas y fundó la escuela de beisbol de la empresa Pollos Arturos en la zona, donde laboró por espacio de 12 años.

"Esto ha surgido como un proyecto muy interesante, pues aunque se pensó en los hijos de los trabajadores de la Bimbo, también se le ha dado cabida a niños de las comunidades, ya que se trata de hacer labor social", dijo Pimentel.

Desde la categoría semillita (que incluye a pequeños de tres a cinco años y preparatoria de seis a siete años), la escuela de la Bimbo promete su ampliación para otras categorías como preinfantil para niños de entre ocho y nueve años para la próxima temporada.

Por ahora, los esfuerzos se concentran en los más chiquilines y en las enseñanzas de técnicas en bateo y lanzamiento, además de las instrucciones teóricas y el seguimiento del manual y el reglamento de normas. "Una de las normas más importantes que les inculcamos a los niños es que no descuiden sus estudios, sino que sean armónicos con el deporte", dice el entrenador. Agrega que aquellos que no pasen las materias en sus colegios pueden ser suspendidos de las prácticas de béisbol.

Con todos los entrenamientos recibidos los días lunes, miércoles y jueves de 2 a 6 de la tarde, los pequeños han logrado avances en sus competencias. Cuenta Pimentel que en la categoría semillita, de seis juegos, cinco han sido ganados y uno empatado. Los rivales han sido niños de organizaciones como Villa Nueva, Astros, Conductores Unidos, Gigantes y Caribitos. "Estamos debutando con la categoría semillita", refirió el entrenador, quien labora junto a otros técnicos como César Mejías, Joan Fran Rojas, Erick Vegas, Víctor Quintana, Víctor Mendoza y Queber León.

Buscan reparar el campo
Al momento de iniciarse esta escuela, los entrenadores solicitaron a Asoislas, la organización vecinal de la Villa, un acuerdo para permitir las prácticas a cambio de mejoras en dicho estadio. Aunque para los entrenamientos los niños reciben sus uniformes y equipamientos por parte de la empresa, ubicada en la zona industrial de Guarenas, padres y técnicos señalan que todavía hay cosas por arreglar en el estadio de entrenamiento.

"Se requiere la construcción de las gradas para separar la posición de los padres y de los niños", dice Pimentel.

Refieren vecinos de la Villa Panamericana que a través de la Alcaldía de Plaza se logró iniciar la construcción de las gradas, pero ahora sólo se ve un armazón sin culminar.

Aunque la Bimbo desea remodelar el campo de juego, representantes de la Alcaldía le han dicho a los entrenadores que no construyan el sector de gradas, pues el municipio se encargará de terminar la obra.

Entretanto, los niños permanecen jugando en un campo con fallas. La empresa ha remodelado parte del alambrado y culminó un baño en la entrada del estadio. Ahora falta, según indican los que hacen vida en este campo, que se embaule la quebrada que se ubica al lado del estadio, pues "los malos olores que se desprenden en la tarde son insoportables para todos los que hacen deporte en el lugar". También se solicita el regado del campo para evitar las nubes de polvo, sembrado de grama y marcaje del perímetro de juego.

El campo de beisbol, junto al de fútbol y la cancha de baloncesto, son herencia en esta urbanización del llamado complejo de la Villa Panamericana, donde se hospedaron los jugadores de los Juegos Panamericanos de 1983. Tras este gran evento, las instalaciones deportivas se han venido a menos, por falta de mantenimiento. Igual ha ocurrido con la sección cultural, por lo que los vecinos señalan la necesidad de ser tomados en cuenta en algún proyecto global, que permita recuperar el esplendor que tuvieron estas canchas cuando fueron fundadas.

|
compartir
|
[an error occurred while processing this directive]
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas