Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, viernes 07 de marzo, 2008  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal >  Internacional > Crisis Andina > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
(04:48 PM) Colombia, Ecuador y Venezuela sellan la "paz" con apretón de manos

Vea a los mandatarios de Colombia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua saludándose al terminar
la Cumbre de Río
Artículos relacionados

Santo Domingo.- Los presidentes de Ecuador y Colombia, Rafael Correa y Álvaro Uribe, dieron hoy por zanjado el conflicto con un apretón de manos en la cumbre del Grupo de Río que se celebra en República Dominicana.

El anfitrión de la cita, el presidente dominicano, Leonel Fernández, fue quien propuso que los tres presidentes se dieran un abrazo para superar la grave crisis diplomática de los últimos días.

Luego de protagonizar momentos de tensión con el presidente colombiano, Álvaro Uribe, el mandatario ecuatoriano afirmó que "como país" quedó superado "el gravísimo incidente diplomático que tanto daño nos ha hecho", lo que de inmediato generó los aplausos de todos los presentes.

Posteriormente, el presidente de Colombia se dirigió hacia Rafael Correa, Hugo Chávez y  Daniel Ortega para estrecharles la mano, acción que fue recibida por cada uno de los mandatarios.

Tras la superación del impasse diplomático, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció el restablecimiento de las relaciones de su país con Colombia.

La reunión giró en torno a la crisis regional desatada por el ataque  militar colombiano contra una base de las FARC en Ecuador, a dos kilómetros de  la frontera, que se saldó el sábado con una veintena de muertos, entre ellos el  número dos de esta guerrilla, Raúl Reyes.

La resolución de los presidentes del Grupo de Río rechazó la incursión de Colombia en Ecuador pero no la condenó como exigía el presidente del segundo país, dijo Reuters.

La declaración, leída por el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, respalda la reciente resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la crisis andina, que no satisfizo las exigencias de Quito, que buscaba una contundente condena diplomática.

Participación de Chávez

Durante el desarrollo de la cumbre, el presidente Hugo Chávez ayudó a distender el ambiente al declarar "estamos a tiempo" de detener la crisis, lo que calmó los ánimos luego de un duro altercado inicial entre los mandatarios de Colombia y Ecuador.

"Es tiempo de reflexiones y acciones, estamos a tiempo de detener una  vorágine de la cual pudiéramos arrepentirnos y no sólo nosotros sino nuestros  pueblos, hijos y comunidades no sabemos durante cuánto tiempo", dijo Chávez en  su discurso, en un tono que contrastó con sus duras declaraciones de la última semana.

"Paremos esto", enfatizó Chávez, quien pidió a los presidentes que "reflexionemos, pongamos cabeza fría, (porque) si seguimos, sigue calentándose esto". Sus palabras conciliadoras fueron elogiadas por el mandatario anfitrión, Leonel Fernández.

Antes del discurso de Chávez, la presidenta argentina Cristina Kirchner  pidió a sus pares de Ecuador y Colombia que actuaran con mayor racionalidad y  "no con actitudes que a veces nos adjudican a las mujeres". Su intervención fue celebrada por varios mandatarios.

El presidente Uribe mencionó una serie de cartas de Reyes, obtenidas por el gobierno colombiano, que según él muestran vínculos de las FARC con el mandatario ecuatoriano, lo que fue negado con énfasis por Correa.

El mandatario colombiano pidió a Correa que investigue esos documentos y dijo que entregará las cartas "a la Corte Penal Internacional y a la justicia de los países referidos".

Correa rechazó de inmediato esas acusaciones, afirmando: "estas manos no están manchadas de sangre", señaló AFP.

"Rechazo que mi gobierno haya colaborado con las FARC, las mentiras se derrumban por sí solas", añadió Correa, y propuso la creación de "una fuerza internacional para que controle la frontera que Colombia no sabe o no puede  controlar con sus políticas militaristas".

La crisis generada por la incursión militar colombiana, por la que Uribe volvió a pedir "perdón" este viernes y de la que reconoció no haber informado a su homólogo ecuatoriano, provocó esta semana la ruptura de relaciones de  Venezuela, Ecuador y Nicaragua -tres gobiernos aliados de izquierda- con Colombia, apoyado abiertamente por el gobierno de Estados Unidos.

Karina Brocks
eluniversal.com



 
404 Not Found

404 Not Found


nginx




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007