|
compartir
|
| Entrevista// Andrés izarra, ministro de Comunicación e Información
"Haremos una TV pública con público"

"Globovisión y Unión Radio no están solos, están articulados y respaldados por una fortaleza mediática muy grande"

El ministro Andrés Izarra acusó al gobernador del Zulia de pagar a los medios para que cubrieran marcha en contra de las FARC el pasado 4 de febrero (Oswer Díaz Mireles)
Contenido relacionado
MARÍA LILIBETH DA CORTE |  DIARIO
domingo 10 de febrero de 2008  12:00 AM

MARÍA LILIBETH DA CORTE
EL UNIVERSAL

Está de vuelta al gabinete, pero esta vez despacha desde el propio palacio de Miraflores por instrucciones del comandante, para aplicar "las tres R": Revisión, Rectificación y Reimpulso en el Ministerio de Comunicación e Información (Minci).

Andrés Izarra no tiene reparos en reconocer los errores de la política comunicacional en los nueve años de gobierno de Hugo Chávez. Destaca la recuperación de "la concepción pública de la comunicación" como el mayor logro y aún defiende la necesidad de crear una hegemonía comunicacional, pero desde el concepto gramsciano (hegemonía de la libertad y la pluralidad).

-¿Después de nueve años la política comunicacional ha sido exitosa?

-Hay avances importantes, pero queda mucho por hacer. Lo más importante es haber detenido el proceso de cercamiento a las capacidades comunicacionales del Estado, haber recuperado la capacidad de la comunicación desde el Estado, haber logrado impulsar una red de medios comunitarios alternativos.

Lo más importante que se ha recuperado es la comunicación desde lo público, antes era un coto privado de tres o cuatro familias. La comunicación ahora está en manos del sector público o por lo menos se ha recuperado gran parte, aunque todavía la distribución del espectro radioeléctrico en su mayoría (80%) está en manos privadas, al igual que las audiencias, que es el segundo gran paso que hay que dar. ¿Cómo construimos ahora un sistema de televisión pública con público o un sistema de radio público con público?

En ese mismo sentido el haber recuperado el canal 8, que venía en un proceso de privatización paulatina que comenzó con la entrega del canal 5 a los canales privados, bajo la figura de la Iglesia. El 8 era un canal muerto, sin ninguna capacidad de producción, hoy tiene una inversión importante no sólo en equipamiento para producir sino en cuanto a la potenciación de su alcance. Lo mismo sucede con los otros medios del Estado.

-Eso es técnicamente, porque el Presidente se queja sobre la eficacia en el mensaje.

-Sí, es correcto. La comunicación es como el mismo Chávez lo ha dicho la falla tectónica (...) Una de las causas de la falla es que la comunicación no puede ser de una persona. Ha costado mucho tomar conciencia de que la comunicación es responsabilidad de todos los que conforman el grupo de Gobierno.

-¿Dónde está la falla?, porque si tú vas a un ministro, alega que debe tener permiso para declarar y Chávez se queja de que no hablan.

-Si no hay información no puede haber política comunicacional y muchas veces el flujo de información encuentra trabas, obstáculos, no fluye como debe ser, hay poca conciencia de la importancia de comunicar. Por ejemplo, asistí a una reunión de la Misión Vida, que está diseñando políticas para los discapacitados (...) y esa es una misión oculta.

-Pero es el mismo Gobierno el que pone trabas para la comunicación.

-Porque muchas veces no hay conciencia. En los medios privados y en los públicos, no creas que los medios públicos están muy enterados tampoco de lo que sucede (...) Las oficinas de prensa de nuestras instituciones son vistas más como de protocolo y no se les da la relevancia estratégica que tienen en la sociedad de la información.

-¿Eso va a cambiar?

-Se han dado cambios. Durante la gestión de Willian Lara se aprobó el Sistema Integrado de Información, eso permitió articular a las distintas oficinas de información de los entes públicos. Ahora hay un plan estratégico de comunicación del Estado que se culminó a finales del año pasado y que se está revisando para su adaptación a lo que son las tres R.

-Pero Lara trató de centralizar la información y eso causó mayor lentitud en el flujo informativo.

-Lo que se trató fue de articular la información, que obedeciera a una política, que cada quien no tuviera una iniciativa loca, sino que hubiera una orientación estratégica.

-¿Después de nueve años se justifican esas fallas?

-Es como decir que en estos nueve años se ha debido superar la pobreza o que no existiera desabastecimiento. Hay que ver de dónde venimos, cual es el país que se consiguió en el 98 (...) Lo mismo sucede en comunicación. ¿Dónde estaban Venezolana de Televisión, Radio Nacional o Venpres? Destruidos, acabados. Se revivió eso, se le inyectó una nueva dinámica, se le sistematizó; por primera vez tenemos un sistema de medios públicos, donde se le da a cada medio un perfil. Hay mucho por hacer. Hay muchas fallas, grandes fallas, pero decir que no sea hecho nada es una exageración.

-Comunicólogos como Marcelino Bisbal cuestionan el uso propagandístico de los medios del Estado.

-Eso es un análisis sesgado, todos sabemos cuáles son los intereses políticos del profesor Bisbal con todo el respeto que me merece. Hay muchos académicos que carecen de algo fundamental que es la honestidad intelectual, trabajar con la verdad. Quisiera ver esas críticas a lo que es el aparato comunicacional privado. Son análisis que no toman en cuenta la distribución del espacio radioeléctrico en manos privadas, donde no toman en cuenta que seguimos con una audiencia orientada básicamente a dos ofertas televisivas y para no entrar en lo que está viviendo Venezuela ahorita, que es un cerco y una ofensiva mediática desde el exterior con su réplica interna, cosa jamás vista.

-Lo ocurrido con TVes no fue la demostración de que no es posible trasladar audiencias de un medio a otro.

-A nivel de televisión hay mucho por hacer. Hay un grupo de tarea que tiene 10 días trabajando. Vienen una cantidad de medidas para lograr eso: una televisión pública con público. Es decir, entrar a competir por las audiencias con criterio de una televisión competitiva desde lo público. Hay experiencias a nivel mundial que dicen que eso es posible, como Francia (...) TVes será consolidado como un canal creativo, pero de competencia por las audiencias. Lo que pasa es que se la ha pedido mucho a TVes. Salió con una infraestructura casi en cero. Hacer televisión es muy difícil, es un proceso que toma cinco años en consolidarse y más en una condición de guerra mediática como la que tiene Venezuela.

-¿La oposición tendrá acceso al canal 8, por ejemplo?

-Creo que sí. Pero hay que entender que el canal 8 está actuando en un marco de guerra mediática y en ese marco no se puede actuar con inocencia (...) Hay agendas de desestabilización que utilizan a los medios como un factor determinante y hay sobre todo una operación de propaganda que enrarece el clima mediático de Venezuela, la cual ejecuta Globovisión. No se le puede pedir al canal 8 que actúe inocentemente.

-¿Cuál guerra?, ¿tanto poder tiene Globovisión?

-Globovisión es un canal que reproduce todo, la prensa y la radio y ahora es un replicador del canal de propaganda de (presidente de Colombia, Álvaro) Uribe que es RCN. Ahora tenemos, por primera vez, un canal que se dedica a reproducir mensajes de un gobierno hostil hacia Venezuela.

Antes, en la VI República, teníamos una élite en el poder con conciencia nacional, por lo menos. En el incidente del Caldas se dio una solidaridad nacional. Hemos pasado de un Jorge Olavarría a Guillermo Zuloaga, quien no tiene ningún amor por el país sino que se dedica a reproducir lo que dice Uribe. Esa es una innovación que Globovisión nos está dando acompañado de su gran aliado: el gobernador del Zulia, Manuel Rosales. Rosales fue el principal promotor de una marcha a favor de Uribe en nuestro país, la marcha que vimos el 4 de febrero. Tengo la prueba, la factura del pago que hizo la Gobernación del Zulia a los canales regionales para que cubrieran la marcha. Hasta ese nivel hemos llegado. Cuando hay señalamientos de traición a la patria de ese canal o que se presta para una política antivenezolana creo que es una crítica muy válida.

-¿Si hay una guerra mediática en este momento el Gobierno la está perdiendo?

-Pudiéramos ser más efectivos, pero no estamos perdiendo. Globovisión y Unión Radio, para poner casos que están en manos de la oposición, no están solos, están articulados y respaldados por una fortaleza mediática muy grande. El Grupo Santillana (Grupo Prisa, propietario de El País de Madrid), El Tiempo (de Bogotá), Rupert Murdoch (principal accionista de News Corporation, grupo al que pertenece el londinense Times y los estudios de cine 20th Century Fox), todo ese gran aparataje que está en manos de las grandes corporaciones que son enemigas de Venezuela está detrás de Globovisión. No es Globovisión sola, ella es un actor.

-¿Esas amenazas de Chávez de mano firme es para intimidar a los medios?

-Es hora de que alguien le ponga coto a un canal de televisión que lo insulta. Lo último fue que lo llamen consumidor de drogas. Fue una manipulación del mensaje. Eso al menos merece ser revisado por Conatel. Va más allá del límite de la responsabilidad que debe tener un medio.

-¿Dentro de las tres R habrá acercamiento con los medios privados?

-Aquí siempre ha habido acceso a los medios, ha sido una cuestión plural. Nos acercaremos a los medios que quieran acercarse y con los cuales valga la pena hablar. Hay medios con los que ni siquiera vale la pena hablar porque son aparatos propagandísticos. Con éstos tendremos un trato político y con los medios periodísticos tendremos un trato profesional.

-¿La mejor propaganda del Gobierno no sería su eficacia?

-Insisto, hay muchas cosas que se hacen y no se comunican por la desarticulación.

-Pero problemas tan urgentes como el desabastecimiento y la inseguridad, que Chávez reconoció que existen, los medios venían denunciándolos hace 6, 7 meses.

-Hay una gran cantidad de medidas que se han tomado y que el propio Presidente se ha puesto enfrente a eso. El lanzamiento de Pdval, los fondos aprobados para el reimpulso de la agroindustria, la recuperación de la vialidad, los subsidios en la alimentación. Estamos haciendo las correcciones que nos permitan avanzar en las cosas que no se han comunicado eficientemente. Muchas veces la información se queda en quienes ejecutan la acción.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas