|
compartir
|
En Ciudad Belén viven en trailers

Los movimientos de la obra se tragó sus casas y llevan más de un mes en la montaña

Durante tres meses las familias se mantendrán en la zona, esperando respuesta de Invihami para ser reubicadas nuevamente (Juan Camacho)
DEIVIS RAMIREZ MIRANDA |  DIARIO
viernes 8 de febrero de 2008  12:00 AM

DEIVIS RAMIREZ MIRANDA

ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Luego de haber sido víctimas de los constantes deslizamientos de tierra provocados por la construcción de Ciudad Belén, seis familias del sector Quebrada de Altamira fueron reubicadas en una de las zonas de la construcción en trailers acondicionados con servicios básicos.

Caridad Castro, una de las afectadas, señaló que tiene un mes viviendo en la montaña adyacente a la construcción de la urbanización y que les ha sido difícil trasladarse hasta sus sitios de trabajo.

"Desde que llegamos aquí, la vida nos cambió por completo. La calle de acceso es de tierra y hay que caminar mucho. No nos podemos quejar porque nos han complacido en muchas cosas, pero necesitamos que Invihami nos dé respuesta de reubicación a un sitio céntrico, donde podamos transitar sin problemas", indicó la lugareña.

Una concesión de tres meses fue firmada por cada jefe de familia para mantenerse en el terreno hasta que representantes de Invihami solventen su crisis habitacional.

"Nos dijeron que en ese lapso tendríamos respuesta para irnos a otro lugar. Esperamos que sea verdad, porque este lugar es muy alejado de la ciudad", dijo la mujer.

Y es que los reubicados deben transitar cerca de dos kilómetros para poder llegar a un terreno de tierra empedrado, donde fueron colocados los seis trailers individuales.

Adicionalmente, las 30 personas que residen en los espacios de la obra de Ciudad Belén cuentan con dos baños portátiles y un pequeño parque infantil, donde se distraen los 10 chiquillos que allí habitan.

"Tenemos un espacio grande donde colocamos las cocinas de todos. Allí, también funciona el comedor que debemos compartir. Es duro estar viviendo así, pero no nos queda de otra", acota Castro.

El servicio de agua les es llevado por representantes de la empresa Monlosa, encargada de la obra, unas dos veces a la semna. Cuando las familias indican que les hace falta el líquido, los ingenieros ordenan el envío, a trav´es de un camión cisterna.

Pese a que no cancelan ningún servicio básico, las familias añoran regresar a un sistema de vida más cómodo, donde no dependan de terceros para poder subsistir.

Ciudad Belén avanza A casi un año de haber comenzado los movimientos de tierra para levantar la nueva Ciudad Socialista Belén, en Guarenas, dos terrazas han sido concluidas para dar inicio a la construcción de las primeras 200 soluciones habitacionales en la zona.

Así lo indicó el ingeniero de la obra Alfredo Arreaza, quien explicó además que próximamente se estará gestionando la entrada de al menos 200 obreros que se encargarán de los trabajos. "Estimamos que dentro de dos semanas iniciemos la colocación de las losas para levantar los edificios", dijo.

Más de 10 máquinas excavadoras continúan removiendo tierra para acondicionar el terreno de la ciudad.

Mientras, unos 80 obreros preparan cabillas y tuberías que serán colocadas en la primera etapa de la edificación.

"Ya tenemos casi lista la primera etapa donde se levantarán los primeros 20 edificios de la urbanización. Además, ya comenzaron los movimientos de tierra en el área de urbanismos", explicó el ingeniero.

Ciudad Belén fue diseñada para albergar a 18 mil familias de las zonas de alto riesgo de Plaza, principalmente de la carretera vieja Petare-Guarenas.

Unos 30 barrios fueron levantados a lo largo de la comunidad, poniendo en riesgo a más de cinco mil habitantes, quienes han padecido los embates de la naturaleza. Otros sectores vulnerables y que también han sido tomados en cuenta para ser albergados en Ciudad Belén son Guacarapa, Vuelta de Juan, El Tamarindo, Tocorón y Armando Urbina.

Antecedentes Una vez que se iniciaron los trabajos de movimiento de tierra en los terrenos de la zona, cuatro comunidades manifestaron al verse afectadas por los constantes deslizamientos de escombros que bajaban de la cima de la montaña, entre ellas Guacarapa, Quebrada de Altamira, Vuelta de Juan y Armando Urbina. La empresa Monlosa, encargada de la construcción, realizó encuentros con las familias afectadas para notificarles que les buscarían solución al problema, pero que no podían detener los trabajos.

Pese a las promesas de los representantes de la empresa, los habitantes de Guacarapa y Vuelta de Juan se mantuvieron en pie de lucha para exigir celeridad en la respuesta de la organización. Sin embargo, éstos sólo les dieron solución habitacional temporal a las seis familias afectadas en Quebrada de Altamira, ya que sus viviendas fueron derribadas por montones de tierra que deslizaron de la serranía.

|
compartir
|
[an error occurred while processing this directive]
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas