27 11 2007 Caracas Le robaron las armas a los escoltas del gobernador de Bolívar Investigan a 19 funcionarios porque se presume complicidad interna SAILÚ URRIBARRÍ NÚÑEZ ESPECIAL EL UNIVERSAL Ciudad Bolívar.- Dos fusiles P90 y dos pistolas 7.65 pertenecientes al parque de armas del Ejército venezolano fueron sustraídos de uno de los ve- hículos donde se movilizan los guardaespaldas del gobernador del estado Bolívar. Aunque las autoridades buscan determinar dónde ocurrió el hecho, se presume que el robo se registró cuando el auto se encontraba estacionado a las puertas del Palacio de Gobierno, en la calle Boyacá del casco histórico de Ciudad Bolívar. Por el hecho, 19 escoltas gubernamentales están siendo investigados, ante las sospechas de complicidad interna en la ejecución del hurto. Las armas, asignadas a funcionarios de la FAN que en comisión de servicio laboran como escoltas del mandatario regional, fueron extraídas tras violentar una ventana del ve-hículo oficial. Aunque se presume que el robo se cometió la tarde del viernes, no fue sino hasta entrada la noche cuando se percataron de ello y se estableció la denuncia formal ante la policía científica de la entidad. La policía regional investiga el paradero y el móvil del hurto de las armas de fuego de alta potencia. La Dirección de Inteligencia Militar del Ejército colabora en la investigación. El hurto del armamento propició el despliegue de un intenso operativo de búsqueda. El jefe de la policía estatal, Julio César Fuentes Manzulli, aceptó que el hecho demuestra "fallas en el sistema de resguardo del ciudadano gobernador". Informó además que el hecho se registró cuando la comitiva de resguardo se encontraba en una reunión. Aunque el gobernador Francisco Rangel Gómez prefirió no brindar detalles de los procedimientos que se siguen para dar con el paradero del potente armamento, mostró su preocupación ante el extravío que se registró y la utilidad que le pudieran dar al armamento.