|
compartir
|
En deuda con la educación especial

Hay ocho escuelas para esta población con un promedio de 75 alumnos cada una

En el municipio Zamora una escuela privada con filosofía de integración mantiene dos aulas para niños con retardo mental (Juan Camacho/especial)
Contenido relacionado
  DIARIO
jueves 11 de octubre de 2007  12:00 AM

KLARA AGUILAR VÀSQUEZ

ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Concebida como una variante escolar, la educación especial es impartida en los municipios Plaza y Zamora en ocho instituciones públicas. Cinco están ubicadas en Guarenas, de las cuales cuatro se especializan en la atención de estudiantes con retardo mental -el Instituto de Educación Especial Bolivariana Carmen Cabriles, el Instituto de Educación Especial Bolivariano Año Internacional del Niño, el Instituto de Educación Especial Doctor Arturo Uslar Pietri y el Instituto San Judas Tadeo-; y una, la Unidad Educativa Especial Bolivariana Andrés Rosendo Armas, a la atención de la población estudiantil con deficiencias auditivas.

En Zamora, el Centro de Desarrollo Infantil Nº 20 atiende a los niños con discapacidad, desde el momento del nacimiento hasta los 6 años de edad; y las unidades piscoeducativas Teresa de la Parra y Elías Calixto Pompa brindan servicios a los estudiantes con dificultades de aprendizaje. Se calcula que cada una de las instituciones atiende un promedio de 75 estudiantes y la atención está dirigida desde cero años hasta los 15 años de edad.

Sylvia Silva es la directora del Equipo de Integración Miguel José Sanz, adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Educación, el cual brinda apoyo para la integración educativa y social de los niños y jóvenes con discapacidad de la región. Silva asegura que aun con la coordinación de esfuerzos entre las instituciones de educación especial y con otros organismos como la Oficina de Atención Integral a Personas con Discapacidad (Ofaipdis), la necesidad de que surjan nuevos planteles es una realidad.

"Guatire no tiene instituciones de educación especial integral; todas están en Guarenas. En ambos municipios se requieren especialistas para la atención y evaluación en las áreas de Psicología, Neurología y Terapia de lenguaje. De lo contrario, no podemos determinar el tipo de discapacidad del alumno", señaló y añadió que las Salas de Rehabilitación Integral (SRI) deberían contar con el servicio de atención psicológica y neurológica. "La carencia limita nuestro trabajo", apuntó, pese a que en el Ambulatorio Eugenio Pérez D' Bellard funciona el programa Formación Integral de la Familia (Foinfa). Cuenta con una especialista encargada de evaluar ese tipo de casos. "Son muchas evaluaciones y no es suficiente para atender todos los casos", dijo. Otro de los aspectos que le preocupan a Sylvia es la ausencia de escuelas para ciegos, sordos y sordomudos. "Cuando nos llegan casos de niños ciegos los remitimos a la Unidad Especial Mévorah Florentin, en Bello Monte, Caracas. Por la necesidad que hay en la zona se logró generar estrategias para ofrecer orientación a los niños ciegos de Guarenas y Guatire. Hay madres que hacen el esfuerzo de subir dos o tres veces a la semana", acotó.

La directora del Instituto de Educación Especial Bolivariano Carmen Cabriles (retardo mental), Militza Betancourt, indicó que la población estudiantil de la institución es de 75 alumnos, pero 25 aguardan por un cupo. "Se requieren más escuelas porque la demanda es alta", aseguró. En ese plantel laboran especialistas en el área de Psicología, Terapia Ocupacional y Trabajo Social, pero falta un especialista en Terapia de Lenguaje y un pediatra. Dentro del subsistema de Educación Especial están los servicios de formación y trabajo que prestan los talleres de Educación Laboral Francisco Rafael García y San José, en Guarenas; y las aulas integradas.

Desde el año escolar pasado la Unidad Educativa Andrés Rosendo Armas (sordos) con el Liceo Bolivariano Paz de Araira, desarrolla un programa, con la intención de apoyar la continuidad escolar de los alumnos que egresan del sexto grado de la Rosendo Armas. Allí, 4 de séptimo y 9 de octavo grado son integrados a las aulas regulares, con el apoyo de dos encargadas de interpretar, a través del lenguaje de señas venezolanas, el contenido de las clases.

|
compartir
|
[an error occurred while processing this directive]
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas