|
compartir
|
| Desertores cubanos
Pocos hablan con Rigondeaux

El boxeador está apartado del deporte, sin trabajo y nervioso por su futuro

El púgil sufre en carne propia los rigores de un régimen implacable. Es ignorado por una sociedad que en su momento de gloria le ovacionó (Efe)
Contenido relacionado
  DIARIO
sábado 8 de septiembre de 2007  12:00 AM

La Habana.- Un mes después de regresar a Cuba tras su intento frustrado de deserción en Brasil, Guillermo Rigondeaux, considerado el mejor boxeador cubano del momento, doble campeón olímpico y mundial, está apartado del deporte, sin trabajo, ignorado por las autoridades del país e "inquieto", muy inquieto, por su futuro.

"No estoy haciendo nada", explicó Rigondeaux en una entrevista con Efe en la que admitió que se encuentra "inquieto, nervioso", ante la falta de una decisión por parte de los responsables del deporte cubano sobre su carrera como boxeador.

Rigondeaux, de 26 años, y el también campeón mundial cubano del peso welter Erislandy Lara, de 22, abandonaron el 22 de julio la concentración cubana que participaba en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, en Brasil, con un cazatalentos que les hizo una oferta para trabajar fuera de Cuba.

Según la versión de Rigondeaux, pocos días después los boxeadores se arrepintieron y pidieron a las autoridades brasileñas que les devolvieran a la isla. "Ha pasado un mes, pienso que ya se debería haber terminado", indicó el doble campeón mundial de peso gallo, que subrayó que ambos boxeadores regresaron voluntariamente a Cuba tras pasar dos días "perdidos" en Río y llamar a la Policía Federal de ese país.

Desde que regresó a Cuba, el pasado 5 de agosto, ninguno de sus entrenadores ha pasado por su domicilio, en las afueras de La Habana, y apenas ha estado "con un par de compañeros conversando". "No han venido aquí porque no han querido", lamentó el boxeador, "saben donde vivo y pasan por ahí -dice señalando a la puerta de su vivienda- y yo estoy aquí.

"¡Qué puedo hacer yo!, estoy esperando en la mayor disposición", agregó el púgil cubano, que desde hace un mes "corre un poquito", por su cuenta; hace "sombras" y se mantiene activo porque tiene material técnico para continuar los entrenamientos, aunque admite que necesita hacer preparación física para recuperar la forma.

Rigondeaux apuntó que "hace tiempo" que no ve a Lara "porque él es de Guantánamo; ahora creo que ha llegado, pero no sé donde está, no sé cómo está".

El intento de deserción de los púgiles cubanos provocó un gran revuelo en Brasil, hasta el punto de que una comisión legislativa viajará a Cuba para conversar con los deportistas.

Rigondeaux se enteró de la noticia por la Embajada de Brasil en La Habana. Representantes de ese país manifestaron que "con nosotros no había ningún problema, que si nos dieran la oportunidad, podríamos entrar allá". En Cuba, el intento de deserción mereció la atención del jefe de la revolución, Fidel Castro, que afirmó que ambos "traicionaron" a la patria.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas