|
compartir
|
Las andanzas de Eliud hicieron que hasta la Disip lo buscara

El azote de Pinto Salinas tenía sólo 23 años, pero el Cicpc le achaca 18 homicidios

MARÍA ISOLIETT IGLESIAS |  DIARIO
lunes 6 de agosto de 2007  12:00 AM

MARÍA ISOLIETT IGLESIAS

EL UNIVERSAL

El asesino más buscado de toda la zona centro norte de la ciudad se escondía tras el único vestigio de inocencia que le quedaba: la dulce expresión de su rostro. Aquellos que, fuera de los predios de Pinto Salinas, lo vieran andar con su leve cojera, jamás hubieran sospechado que se trataba de un joven que a sus 23 años había participado, según registros del Cicpc, en por lo menos 18 homicidios.

Valiéndose de su rostro de ángel y de una cédula falsa -que lo identificaba como Alfredo García- Eliud José Suárez Tovar logró evadir el requerimiento de tres tribunales durante dos años.

"Hasta la Disip lo buscaba, casi se nos convierte en un problema de Estado", indicó el comisario Jhonny Salazar, jefe de la subdelegación del Cicpc ubicada en Simón Rodríguez.

Eliud, hijo único, nació y creció, según refiere su expediente, en Pinto Salinas, específicamente en la calle Capri. Allí se formó. Contó sólo con su madre, una enfermera graduada.

Con un bachillerato incompleto, creció en los predios de Pinto Salinas, influenciado por la lucha armada entre bandas rivales, explicó el comisario.

Odio en cada esquina A los 12 años, Eliud, según dijo su tía Natalie Suárez, formó un grupo de rap. Estuvo varios años desarrollando el estilo musical y hasta un grupo llegó a formar: "El Quinto Elemento".

"Él participó en varias actividades recreativas organizadas por el gobierno", recordó Suárez indignada por la muerte de Eliud. Y es que fue ultimado el viernes pasado, en un enfrentamiento que sostuvo con efectivos del Cicpc, en Ocumare del Tuy.

Para 2001, Eliud ya había sido víctima de los grupos de la calle Real (vereda 9 de Pinto Salinas) y los del Bloque 2 y 3. Vejaciones, robos y maltratos eran ya costumbre en la calle Capri. Y es que según indicó el comisario Salazar, los grupos se peleaban el territorio para la distribución de droga y los vecinos no se dejaban. Hartos de la situación, en 2001 se formó un grupo en la Calle Capri. Según la tía de Eliud, el joven no organizó ni participó en nada.

"Él estaba cansado de tanto maltrato y robo. Así que dejó el grupo de rap y se armó, pero siempre anduvo solo... Nunca estuvo en ninguna banda. Eso es puro invento de la policía, como el prontuario".

Sin embargo, en los registros del Cicpc se relata que Eliud integró la banda de "Gomita" y se convirtió en el segundo al mando. Se volvieron el grupo más sólido y poderoso de Pinto Salinas.

Los homicidios comenzaron a hacerse más frecuentes. Los caídos eran siempre los integrantes de las bandas de la calle Real y los del Bloque 2 y 3.

En 2005, en un enfrentamiento armado con policías, murió "Gomita". Eliud, su supuesto lugarteniente, asumió el liderazgo de la banda.

De enero a mayo de 2007, la policía científica detuvo a "Ronita" y la Metropolitana mató a "Richita". "Ahora con la muerte de Eliud la banda quedó desarticulada", dijo Salazar.

Homicidios a granel Desde 2005, el Cicpc logró reunir pruebas, dijo Salazar, que incriminaban a Eliud en 13 homicidios. Pero además se le mencionó en otros cinco.

"La última víctima que se le atribuye fue acribillada, cortada con una sierra y luego quemada. Era la forma de llamar la atención e imponerse en el barrio", dijo Salazar.

Eliud vivía sus días entre Pinto Salinas, Ocumare del Tuy -donde vivió durante ocho años, según su tía-, Cartanal e Higuerote, según el Cicpc, huyendo de la justicia.

"Eliudcito no era un santo, pero jamás mató a nadie que fuera inocente", concluyó.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas