|
compartir
|
Inés Salazar y Dudamel suben el telón de La Bohéme de Puccini

Esta noche, a las 7:00 p.m., Mimí y Rodolfo viven su tragedia en el Teresa Carreño

El primer elenco sigue atentamente las indicaciones del director Gustavo Dudamel. Esto es lo que verá el público esta noche en la apertura de la temporada (Nicola Rocco)
ANA MARÍA HERNÁNDEZ G. |  DIARIO
viernes 3 de agosto de 2007  12:00 AM

ANA MARÍA HERNÁNDEZ G.

EL UNIVERSAL

En la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño van de un lado a otro los cantantes, figurantes, coristas y músicos, todos participantes del montaje de Bohéme, una de las óperas más queridas de Giacomo Puccini. Es el ensayo general, pues esta noche abre el telón para presenciar la primera de las tres funciones prometidas

De pronto, el joven maestro Gustavo Dudamel estira el brazo y los músicos entienden que ya deben dejar de afinar y concentrarse en la ejecución. Se abre el telón y la partitura cobra vida.

Ensaya el primer elenco, el que suena esta noche -y repite el martes 7 de agosto, ambos a las 7:00 p.m.-, y que está protagonizado por Inés Salazar (en el rol de la apasionada Mimí), José Antonio Higueras Estévez (Rodolfo), Gaspar Colón Moleiro (Marcello), Álvaro Carrillo (Shaunard), Ernesto Morillo (Colline), Mariana Ortiz (Musetta) y Cayito Aponte (Alcindoro y Benoit).

Las indicaciones de Dudamel son precisas. Rectifica, interpreta la partitura, pone a ensayar a los cantantes en el proscenio. Inés Salazar no pierde detalles y su veteranía se impone: voz de matices, voz de Puccini, voz profesional.

En el caso de su contraparte, Rodolfo, cantado por Higueras, se puede constatar que el tenor ha trabajado tímbricamente su voz y la amplitud de la boca del teatro no lo traicionará.

El cantante Pedro Liendo, quien ha estado preparando a los cantantes desde el punto de vista de la visión de la ópera y la dicción del italiano, está complacido con el trabajo de sus jóvenes colegas, en especial con los barítonos Colón, Carrillo, Morillo, incluso con los del segundo elenco, Franklin De Lima y Roberto Leal.

Alabó incluso el trabajo que realiza Dudamel, a quien califica de "genio", por la madurez musical que ha adquirido pese a su corta edad.

El otro elenco igualmente promete estar a la altura, donde Betzabeth Talavera, como Mimí, engalanará la jornada del domingo, a las 6:00 p.m. Allí la acompañará Dorian Lefebre como Musetta , y repiten en sus roles Higueras, Morillo y Cayito.

A juzgar por el ensayo, Puccini quedará bien representado y el público saldrá bastante complacido.

Dirige en la parte escénica Rodolfo Porras, quien enfatiza en "la solidaridad como elemento cohesionador".

Dudamel no escatima esfuerzos, solicita reforzar la cantidad de monitores para que los figurantes y coristas lo vean detrás del escenario, y pide precisión a la orquesta, a los cantantes y a los miembros del Coro Operático Teresa Carreño. Los cantantes han entendido de qué va la cosa, y en lo que a la Sinfónica Simón Bolívar no les queda duda de quién lleva la batuta.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas