|
compartir
|
Venezolanos residentes en Taiwán temerosos ante ruptura de lazos

Cerca de 200 nacionales residen en la pequeña nación asiática

JUAN FRANCISCO ALONSO |  DIARIO
lunes 30 de julio de 2007  12:00 AM

JUAN FRANCISCO ALONSO
EL UNIVERSAL

El beisbolista Antonio "el Potro" Álvarez, quien desde abril de 2007 juega con "Los Elefantes de Taipei" y simpatiza abiertamente con el presidente Hugo Chávez, es uno de los cientos de venezolanos que actualmente residen en la República de China (Taiwán) que se verá afectado por el fin de relaciones que está propiciando precisamente el Gobierno de Caracas.

El pelotero, con quien conversó El Universal hace unas semanas en la ciudad taiwanesa de Taichung, se mostró confiado en que el jefe de Estado se percataría de "lo mucho que nos puede aportar Taiwán".

En similares términos se pronunció Ricardo Núñez, uno de los más de 100 pilotos nacidos en esta orilla del Arauca que debido a las quiebras de Viasa, Avensa y de otras aerolíneas debió buscar alternativas laborales en otras latitudes. "Debería haber capacidad de tener relaciones con todo el mundo. Este país tiene tanto que ofrecer a nivel tecnológico. Sólo aquí, en Eva Air (la segunda aerolínea más grande de Taiwán), hay más de 60 pilotos venezolanos trabajando, quienes se verían afectados por un rompimiento de relaciones. Taiwán es la decimosexta potencia exportadora del mundo. Sería un gravísimo error romper los lazos", alertó.

El piloto señaló que un eventual cierre de la Oficina taiwanesa de Cooperación Económica y Cultural supondría muchos problemas para ellos y sus familiares. "La oficina de Caracas nos sirve de enlace para muchos trámites. Si la cierran tendríamos que ir a Hong Kong (China comunista) y si nuestros familiares quisieran visitarnos tendrían que ir a Colombia o Panamá para tramitar la visa".

Sólo con los amigos rojos
La República de China (Taiwán), cuya extensión geográfica equivale a la del estado Barinas, carece de recursos naturales. No obstante, tiene un Producto Interno Bruto que supera los US$ 380 millardos, un ingreso per cápita de US$ 15.291 y unas reservas internacionales que alcanzan los US$ 260 millardos. ¿De dónde proviene esa riqueza? Del desarrollo de su industria de alta tecnología. Sin embargo, estos datos al parecer no han llamado la atención del Ejecutivo, pues el enfriamiento de los intercambios que se viene registrando desde 1999 se agudizó este año con las decisiones venezolanas de exigirles visa a los viajeros taiwaneses que visitan el país; y de no renovarles los permisos de residencia a los funcionarios que laboran en la oficina que Taiwán mantiene en Caracas desde 1989.

"Taiwán es una provincia de China". Esa fue la escueta respuesta que dio el canciller Nicolás Maduro, cuando al salir de los actos por el 224° aniversario del natalicio del Libertador se le consultó los motivos por los cuales el Gobierno busca cerrar la legación del Gobierno chino instalado en la isla Formosa.

El presidente Chávez mantiene buenas relaciones con la China comunista, país al que ha visitado en cuatro oportunidades y con el que ha firmado acuerdos milmillonarios. Pekín califica a Taiwán como una provincia rebelde desde el fin de la guerra civil que vivió el gigante asiático en la década de los 40 del siglo pasado.

Ayer el jefe de Estado venezolano señaló que "no hay más que una China", con lo que ratificó la posición del Gobierno de no reconocer al régimen de Taiwán. "No hay más que una China. Sólo hay una China", dijo Chávez en Aló Presidente, tras saludar a unos representantes de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC).

El director general del Departamento de Asuntos para América Central y del Sur del Ministerio taiwanés de Exteriores, Jaime H. T. Chen, solicitó a la administración de Chávez que reconsidere su posición. "Hay países como Chile, con los que tampoco tenemos relaciones diplomáticas, pero sí comerciales. Chile nos vende sus manzanas y frutas, las cuales son muy cotizadas en nuestro mercado. Venezuela cuenta con bastantes recursos petroleros y nosotros tenemos experiencia en la transformación de hidrocarburos, por lo que podríamos desarrollar proyectos de cooperación".

Según cifras del Buró de Comercio Exterior de Taiwán, la balanza es favorable a la nación asiática, la cual vendió a Venezuela repuestos de vehículos, equipos informáticos y audiovisuales, productos textiles y maquinarias por un monto US$ 143 millones; mientras que Venezuela apenas vendió productos de hierro, aluminio y madera por cerca de US$ 4,9 millones.

Los registros de esa institución dan cuenta que las exportaciones nacionales han registrado constantes caídas, siendo la más fuerte la observada el año pasado.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas