ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 22 de julio, 2007 | Actualizado hace
 
|
compartir
|
| La ruta de Elizabeth Kline
Cueva del Guácharo

las Estalactitas, estalagmitas y las aves de la oscuridad que dan nombre al parque dejan eclipsados a los visitantes

Formaciones dentro de la Cueva del Guácharo junto con un grupo de visitantes
  NUEVOMEDIA
domingo 22 de julio de 2007  01:30 PM

Ubicada en la parte norte del estado Monagas, cerca del pueblo de Caripe, la Cueva del Guácharo es una de las estrellas de la naturaleza y el turismo nacional. Es la segunda más grande (con 10.200 m de longitud) en Venezuela y una de las primeras en América Latina. El 15 de julio de 1949 fue decretada como el primer Monumento Natural del país, con el nombre de "Alejandro de Humboldt", científico alemán que por primera vez hiciera mención pública de esta maravilla en la crónica sobre su "Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente", donde reseñó su visita a la cueva el 18 de septiembre de 1799.


Para proteger el entorno cerca de la cueva, en especial los bosques donde los guácharos se alimentan la mayoría del año, el 27 de mayo de 1975 se creó el Parque Nacional El Guácharo, con 15.000 hectáreas (en 1990 ampliado a 62.700 hectáreas) que abarcan los distritos Caripe y Acosta del estado Monagas, y Ribero del estado Sucre. Incluye el salto Las Pailas y el Chorrerón.


Las visitas son de martes a domingo, de 8:00 am a 4:00 pm, con un costo de Bs 1.000 para niños; adultos: residentes y venezolanos - Bs 3.000, extranjeros - Bs 5.000. Son más o menos unas dos horas de recorrido y la temperatura promedio por dentro es de 19º-21ºC. Sólo 1.800 metros de la extensión están abiertos al público (el resto sólo para investigadores con permiso escrito). Los primeros 1.500 m tienen caminerías de piedra (además de algunos servicios turísticos cerca de la entrada de la cueva) gracias al apoyo de la ex Corpoven. Se puede sacar fotos con flash sólo a la entrada y después de la galería con los guácharos.

ALGO DE HISTORIA
Aunque Alejandro de Humboldt fue la primera persona que escribió sobre la existencia de la cueva y sus principales habitantes -los guácharos-, él no la descubrió. Ya era conocida por los frailes de una misión cercana y los indígenas de la zona. Humboldt penetró la caverna sólo hasta los 472 metros, ya que los indígenas no le permitieron pasar de allí (ahora con una placa que conmemora su recorrido) por su creencia de que los espíritus y otras presencias del más allá se quedaban después de esta parte donde un punto de luz desde el techo iluminaba la pared al frente.


En 1835, Agustín Codazzi logró avanzar hasta 1.070 metros. Fue seguido por otros, incluyendo naturalistas europeos: Anton Goering, Karl Moritz, Nikolaus Funck y Fernando Bellerman (este último produjo bellos dibujos y pinturas de la naturaleza encontrada).


Entre 1965 y 1972, la Sociedad Venezolana de Espeleología realizó una exploración de las galerías y un levantamiento topográfico que permitió trazar un mapa de la cueva y calcular su extensión en 10,2 km.

LAS FORMACIONES
Parte de las formaciones que observamos se debe a la acción de las lluvias y el curso del agua  en el interior. Las más impactantes son las estalactitas (adornando la parte superior de la cueva) y las estalagmitas (subiendo desde el suelo) que se han desarrollado tras millones de años (crecen en un promedio de 1 cm cada siglo).


Según el espeleólogo Joris Lagarde, "La acción del agua de lluvia, después de atravesar la atmósfera y el suelo superficial disuelve el dióxido de carbono, transformándose así en ácido carbónico que se infiltra por fisuras en la roca caliza. A lo largo del recorrido por las grietas, el líquido disuelve lentamente la roca, cargándose de carbonato de calcio. Cuando el agua saturada alcanza la bóveda de la galería de una cueva, el dióxido de carbono tiende a liberarse en el aire, provocando el depósito de carbonato de calcio bajo forma cristalina. Diferencias físico-químicas determinarán la forma de la cristalización. La coloración de las concreciones se debe a múltiples factores, como la presencia de óxidos metálicos o de material orgánico".


La formación y sedimentación de las rocas calizas de la cueva se remontan al período del Cretáceo, hace 130 millones de años. Para ese entonces, toda la parte noroccidental y nororiental estaba sumergida en el mar. Al principio del Terciario, se levantó el lecho marino; por esto, se han encontrado conchas marinas en el interior de la cueva.


LOS ANIMALES
El guácharo es el animal más emblemático de la cueva, con una población de varios miles de aves. No obstante, también hay murciélagos (incluso uno gigante descubierto por la Sociedad Venezolana de Espeleología, nuevo para la ciencia, el "Desmodus draculae"), el ratón mochilero, ciempiés, grillos, peces, el cangrejo marrón, arañas.


Mientras que la fama del guácharo en Venezuela está ligada con esta cueva debido al fácil acceso y la hermosura de la caverna, el guácharo no es endémico de Venezuela (también vive en Trinidad, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Brasil) y tampoco se encuentra sólo en este sitio monaguense.


Sus colonias han sido ubicadas por investigadores en más de sesenta sitios en el país, desde cuevas costeras de la península de Paria en el estado Sucre, hasta en cuevas a elevaciones de más de 3.000 metros en el páramo de Tamá, en el límite entre los estados Táchira y Apure.


Asimismo, se les ha encontrado en numerosas cuevas que se han explorado en los estados Zulia, Mérida, Trujillo, Lara, Yaracuy, Falcón, Miranda, Anzoátegui, Monagas, Bolívar y en el Distrito Capital. La población nacional se estima en unos 10.000 individuos (más que en cualquier otropaís), todos de la misma especie y subespecie.


El guácharo es la única ave nocturna que se alimenta sólo de frutas. Concentra su búsqueda en frutas de alto contenido de grasa (hasta 50%) para su propia comida y la de sus pichones. Se alimentan de frutas de algunas especies de árboles de bosque, tales como los laureles y de unas especies de la familia de las burseráceas.


Durante la mayor parte del año consiguen su alimento en los bosques cerca de la cueva, en particular en el Parque Nacional "El Guácharo". Pero cuando escasea, de diciembre a febrero, vuelan distancias hasta de 120 km en busca de alternativas como el fruto de la palma seje en Delta Amacuro. Por el alto contenido de grasa en la fruta, antes de abandonar el nido, ¡los pichones llegan a pesar 200 gramos más que sus padres, con un peso promedio de 400 gramos! El exceso de peso lo pierden al volar para buscar comida. Utiliza un sistema de sonar para volar en la oscuridad sin tropezar. Cuentan con otra ayuda invaluable para la búsqueda de comida en la oscuridad: el olfato.

OBSERVACIONES
Para la protección de la cueva y de los guácharos, a mí me parece que se requiere mejor supervisión y conciencia conservacionista por parte de la gente encargada de su protección. Se destaca que no se permite utilizar cámaras con flash en la galería con los guácharos o dirigir faros hacia las aves, ya que sus ojos son sensibles a la luz. Sin embargo, durante mi última visita, ¡el guía continuamente dirigía su luz fuerte hacia los guácharos para mostrarles a los visitantes! En una galería había una pared cubierta con grafitis. Se podía observar las puntas de las estalactitas y estalagmitas rotas (quizás tomadas como "souvenirs"). En un grupo, un jovencito golpeaba las formaciones con una botella de plástico sin que le dijesen una palabra. Sin un mejor control esta preciosa cueva pronto quedará destruida.
ekline@cantv.net


RECOMENDACIONES

 Ni se le ocurra entrar a la cueva con zapatos finos o abiertos. Durante casi todo el recorrido se pasa por partes mojadas y con guano de los murciélagos y los guácharos (aun en las caminerías), así que puedo garantizarle que sus zapatos se van a ensuciar.
 Lo más recomendable es llevar zapatos de goma viejos que pueda lavar o hasta botar después del recorrido.


 Lo ideal es que los visitantes se mantengan muy cerca del guía de su grupo y no se salgan de la caminería. Antes, para entrar a la cueva no se podía llevar nada en absoluto con la idea de evitar que los visitantes -de manera irresponsable- escribiesen grafitis en las paredes, dejasen los desechos en el lugar o recolectasen "recuerdos" del parque. Actualmente sí está permitido llevar carteras, bolsas, cámaras y hasta un faro pequeño (es muy aconsejable llevarlo, pero sólo para iluminar el camino, nunca para dirigirlo directamente hacia los guácharos).


 No es recomendable que lleve bebés o niños muy pequeños. En varias partes del trayecto hay que meterse por huecos bajos y apretados, aparte del peligro que representa resbalarse y caerse con ellos.

|
compartir
|
[an error occurred while processing this directive]
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas