|
compartir
|
| Opinion
El juego de Ichiro

El clásico de mitad de temporada de las mayores sobrepasó todas las expectativas

MARI MONTES |  DIARIO
viernes 13 de julio de 2007  12:00 AM

MARI MONTES

Casi siempre, casi, los Juegos de Estrellas no brillan tanto como en el pasado. No son pocas las quejas de los fanáticos que afirman que suelen ser fastidiosos, donde nunca están todos los que son ni son todos los que están. Lo más encantador e inolvidable siempre resulta ser el acto inaugural, dedicado a una figura estelarísima o varias. Este año no fue diferente y la sola presencia de uno de los mejores peloteros de la historia, Willy Mays, impregnó de magia el parque de la Bahía. Luego del anuncio de los abridores, reservas, lanzadores y técnicos, los peloteros conformaron un túnel en el jardín central para recibir al legendario número 24. En la pizarra se veía la imagen de "The Catch", la sensacional atrapada de Mays que también sirve para identificarlo. A bordo de un descapotable fucsia, Willy Mays recorrió el parque lanzando pelotas al azar. Así quedó más que demostrado que tuvo razón al pedirle a José Réyes, receptor de su pitcheo inicial, que se alejara más porque aún tiene brazo. Luego de tirar dos cajas de pelotas, no hay dudas de que si bien no tiene el brazo de otrora, es el brazo de Willy Mays. Para los venezolanos, el encuentro incluía el particular interés de la participación de seis criollos, con Magglio Ordóñez en el equipo titular. En la alineación inicial de la Americana, con excepción de Ichiro y Jetter, el resto era dominicanos, boricuas y el falconiano, cosa que debió molestar a Gary Sheffield, a propósito de su opinión por la participación de los latinoamericanos en las Mayores. A pesar que la televisión local transmitía el partido entre Brasil y Uruguay, por ESPN y FOX fue posible disfrutar del juego. En FOX, por cierto, con el atractivo de Carlos Hernández, manager del Caracas, en calidad de comentarista. Pasaron los aviones caza, se escucharon los himnos de Canadá y Estados Unidos y ¡Play ball"! comenzó el Juego de Estrellas en el ATT Park de San Francisco. Si bien es cierto que algunos pensábamos que este sería otro juego más, aburrido como en años anteriores, la realidad contradijo esa expectativa. Ichiro Suzuki conectó el primer jonron de piernas que se da en un clásico y Alex Rodríguez fue reventado en la goma por gran tiro de Ken Griffey junior, quien aún explica la hazaña del nipón achacándole la culpa al muro y cómo se desvió la bola que persiguió sin éxito. Lo cierto es que, muro o no, este Juego de Estrellas será recordado siempre como el Juego de Ichiro.

Mmontes2unionradio.com

 

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas