|
compartir
|
Una cama en un hospital cuesta 3 veces más que en una clínica

Para Báez "en la salud pública la burocracia es el mayor problema"

El tiempo de atención al paciente varía sensiblemente en un hospital y en una clínica privada (Cheo Pacheco)
VIVIAN CASTILLO |  DIARIO
domingo 29 de abril de 2007  12:00 AM

VIVIAN CASTILLO

EL UNIVERSAL

El Estado venezolano paga por una cama diaria en un hospital público entre cinco y ocho millones de bolívares mientras que en los centros de salud privados el costo por cama varía de uno a tres millones. Estos montos no incluyen tratamientos especiales o cirugía de los pacientes, corresponde sólo a la hotelería: alimentación, atención de médicos y enfermeras, el personal de aseo y los servicios, explica Juan Correa, jefe de cirugía del Hospital Domingo Luciani de El Llanito.

El costo por cama en un centro de salud resulta de sumar la nómina del personal (médicos, paramédicos, obreros, cocineros y de mantenimiento), los gastos de servicios (agua, electricidad y aseo) y la alimentación e insumos básicos. La suma se divide entre el número de camas activas que posee la institución.

Willmer Báez, director del Hospital José Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia, explica que la diferencia de precios obedece a la "burocracia" y excesiva cantidad personal incluido en las nóminas de los centros de salud públicos.

"89% del presupuesto del hospital se va en la nómina", dijo a la vez que agregó que en el centro asistencial que dirige existen casos de personas que tienen tres o cuatro años que no trabajan por incapacidad pero siguen cobrando porque no han recibido la invalidez por parte del Ministerio de Salud.

En una situación similar está Los Magallanes con respecto al personal que llaman prejubilados: gente que tramitó su retiro ante el despacho, pero que no ha comenzado a recibir el beneficio.

"La ley obliga a los hospitales -como el Ministerio es incumplidor- a mantener en la nómina a los trabajadores jubilados mientras que no se les haya dado el punto de cuenta y comiencen a cobrar".

Baéz indica que cuando esto sucede, se contrata un médico o trabajador suplente que no goza de los beneficios de ley y a veces permanece hasta cuatro o cinco años en esa situación.

Entre 24% y 28% del personal que trabaja en Los Magallanes de Catia es suplente.

Paradójicamente aunque en la nómina del Hospital José Gregorio Hernández aparece reflejado un exceso de personal médico, paramédico y obrero, éste tiene un gran déficit de personal que supera el 40%, indica Báez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que un centro médico debe contar en hospitalización con una enfermera cada cuatro camas y en terapia intensiva dos por paciente.

En Los Magallanes de Catia el promedio es una enfermara por cada seis pacientes en hospitalización y una cada dos o tres en terapia intensiva.

Juan Correa, cirujano y oncólogo del Hospital Domingo Luciani de El Llanito, explica que el tiempo de hospitalización en una institución pública para un un procedimiento quirúrgico selectivo sencillo, como una colecistectomía laparoscópica (remoción de la vesícula), es como mínimo de tres días.

"Se ingresa al paciente el día antes de la intervención y se da el alta un día después, eso si el quirófano está disponible según lo programado, si no hay emergencias que la retrasen. En una clínica privada el mismo procedimiento se hace con un día de hospitalización".

Correa destaca que "no es extraño en el hospital que un paciente deba esperar varios días, a veces 15 o 20, para poder ser intervenido debido a la falta de insumos o simplemente porque se presentan emergencias que tienen prioridad".

Asevera que durante este tiempo se mantiene ocupando una cama que podría servir a otros paciente, además de que la permanencia en el hospital eleva los costos muy por encima de los que establece una institución privada.

"Sacando cuentas básicas, si un paciente permanece 10 días en un hospital para una colecistectomíala sólo por la habitación serían 50 millones de bolívares, una operación que en una clínica privada puede costar siete u ocho millones".

Fallas de equipos e insumos El director del Hospital José Gregorio Hernández destaca que los principales problemas del sistema de salud pública se refieren a la dotación de equipos e insumos y al mantenimiento.

Indica que el centro de salud recibe aproximadamente 50 o 60% de lo necesario a la vez que aclara que su condición es diferente a la de otros hospitales del país que reciben 10 o 20 %.

"Nosotros somos privilegiados pues este hospital es uno de los beneficiados por el programa piloto de Barrio Adentro III" y porque hemos gestionado con Pdvsa la donación de insumos medico-quirúrgicos". Aún así subraya que la entrega es irregular y espaciada.

Sobre los equipos de diagnóstico explicó que cuentan con dos equipos obsoletos de rayos X, un tomógrafo de 16 cortes que no está en funcionamiento y no tienen de resonancia magnética, por lo que muchas veces deben enviar a los pacientes a las clínicas privadas a hacerse estos exámenes. Explica que la administración pública de salud no tiene contratación para el mantenimiento, lo que acorta la vida útil de los equipos. Además el tiempo de respuesta para su reparación puede superar un año.

Recuerda que al momento de su construcción el Hospital Los Magallanes de Catia tenía una capacidad de 600 camas. "Hoy, debido al deterioro de las instalaciones, y a una reestructuración quedamos con 470, pero funcionan 350. Tenemos cuartos cerrados por problemas de mantenimiento (baños dañados, camas en mal estado, etc.).

Informa que más de 50% del hospital esta inhabilitado por reparaciones en el sistema de tuberías de aguas blancas y servidas, en un proyecto financiado por el Ministerio del Desarrollo Social. "Con estas reparaciones llegaremos a 380 camas habilitadas, por supuesto dependiendo de que tengamos insumos para atenderlas".

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas