20 03 2007 Caracas Sicarios matan a un inspector del Cicpc en calle de El Paraíso Testigos aseguran que los homicidas son funcionarios de la Policía Metropolitana GUSTAVO RODRÍGUEZ EL UNIVERSAL El crimen del inspector Lenin Enrique González movilizó a numerosos funcionarios de la policía científica hacia la avenida El Ejército, de la urbanización El Paraíso, porque la mayoría de los testigos acusaron a una pareja de motorizados que tripulaban una motocicleta de la Policía Metropolitana. El funcionario, quien tenía 14 años en la policía criminal, había dedicado 10 años como empleado de la División de Vehículos. En la mañana, los vecinos escucharon las detonaciones y llamaron a las autoridades. Luego observaron que dentro de un vehículo Ford, modelo Fiesta, placas AEA-94J se encontraba el cadáver de un hombre. Minutos después se estableció que se trataba de una emboscada donde los sicarios se desplazaban en una motocicleta de las que generalmente portan los policías metropolitanos. Numerosas comisiones procedentes de distintos despachos llegaron al lugar. El funcionario recibió tres disparos. Dos proyectiles le interesaron en el rostro y otro le afecto en la cara anterior del cuello. Los vecinos del sector se quejaron por la falta de vigilancia policial, a pesar de que cerca de la zona queda el Comando Regional número 5 de la Guardia Nacional. "Aquí no hay seguridad. Vivimos como en cualquier peligroso barrio. Los guardias andan pendientes de martillar a cualquier ciudadano en lugar de enfrentarse a los sujetos que nos mantienen en zozobra. No sé para qué existe este comando aquí", dijo Cristóbal Noria. El comisario César Hernández, del Cicpc, dijo que se realizarán todas las experticias necesarias para tratar de identificar a los criminales. La vecina Victoria Hernández señaló que varios vecinos intentaron socorrer al funcionario del Cicpc, pero un agente de la GN se los impidió. "Esto dejó de ser una urbanización, porque roban todos los días y nadie hace nada", dijo Carlos Vargas, residente de la zona. Los funcionarios de la policía científica que acudieron al lugar señalaron que el inspector asesinado solía desplazarse por esas calles antes de llegar a su lugar de trabajo. Los detectives citaron a los distintos testigos para tomarles declaración. Les llama la atención que los criminales hubiesen actuado sin preocuparse porque los ciudadanos los pudiesen identificar. Los compañeros del investigador acudieron al lugar para lamentar el hecho y afirmar que se trataba de un compañero ejemplar.

Ver también:

[APOYO:218245]Prefectura frustró robo en un negocio de la baralt[/APOYO]

/2007/03/20/foto (898656) copia.jpg Funcionarios de la policía científica levantaron el cadáver de su compañero de labores (Fernando Sánchez)