ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 04 de marzo, 2007 | Actualizado hace
 
|
compartir
|
| La ruta de Elizabeth Kline
Ruta de los monasterios

Constituyen opciones fuera de lo común, donde conspiran la naturaleza y la espiritualidad

Abadía Benedictina de San José, donde reina la paz espiritual / Interior de la abadía / Sala de estar del monasterio de Mérida
  NUEVOMEDIA
domingo 4 de marzo de 2007  11:43 AM

Están lejos de ser los típicos destinos para el turismo; sin embargo, existen en Venezuela varios monasterios y conventos que brindan alternativas únicas. En vez de ser sitios para distraerse por unas horas o días, le brindan la oportunidad hasta de cambiar su vida con la ayuda de Dios y con reflexión y consejos sobre cómo manejar el estrés y los problemas que son el pan de cada día. En los monasterios, el entorno es netamente religioso y se ofrece guiatura espiritual a quien la requiera; mientras que los conventos abren sus puertas a los visitantes más bien para ayudar a las monjas económicamente con sus trabajos de caridad, pero le queda la enorme satisfacción de saber que está poniendo su grano de arena para apoyarles.


Con los recorridos para mi guía de hospedaje alternativo a hoteles tradicionales, me he quedado gratamente sorprendida por el hallazgo de los enclaves religiosos concentrados en el occidente de Venezuela, que brindan a los visitantes la posibilidad de hospedarse y participar en sus actividades. Se caracterizan por su sobriedad. Las instalaciones para el alojamiento son muy limpias; sin lujos, supereconómicas, dirigidas exclusivamente a adultos, y, como es lógico, se exige a los visitantes un comportamiento que se ajuste al sitio donde se hospedan.


Aunque todos son de órdenes católicas, no se limita la estadía a personas de esta religión.
Universal entre la casas de monjes es el entendimiento de que no se ofrece sólo un sitio para que los turistas duerman. Están dirigidas a quienes buscan un ambiente para reflexionar sobre sus vidas y participar en por lo menos algunos de los actos religiosos.
Los huéspedes tienen a su disposición desde consultas espirituales individuales hasta retiros formales para grupos.

DOS MONASTERIOS Y UNA ABADÍA
En Güigüe, estado Carabobo, se encuentra la Abadía Benedictina de San José (por rsvnes.: 0245-341.1032, 341.1916s; Fax 0245-341.1651; abadiaguigue@cantv.net). Cuenta con una bien marcada salida hacia el sur desde la carretera que rodea el lado sur del Lago de Valencia, justo al oeste de Güigüe.


El acceso es desde la Autopista del Centro o por la salida para Palo Negro, continuando vía Magdaleno-Güigüe; o desde la salida para San Diego-Flor Amarillo cerca de Valencia, en dirección sur hacia Flor Amarillo-Güigüe.


Esta muy impresionante abadía, con bello diseño moderno, inaugurada en 1990, brinda a los visitantes la oportunidad de hospedarse aquí para oración privada y encuentro consigo mismo y con Dios, además de la participación en los actos litúrgicos con los monjes.
Asimismo, se puede participar en retiros dirigidos. Los próximos están pautados para abril los días: 13-15, 20-22 y 27-29. Siempre se copan, así es imprescindible que haga sus reservaciones con anticipación.


El hospedaje consta de 16 simples pero agradables cuartos con baño (la mayoría con una cama individual, unos con dos camas) en un plan con comidas (Bs 40.000 por persona/por noche).


El monasterio Nuestra Señora de los Andes (por rsvnes.: Tel/Fax 0274-252.3047, 0274-416.6310; trapense@cantv.net; www.trapense.com.ve) está en la vía entre Estanques y El Hato, en los Pueblos del Sur de Mérida (con acceso en cualquier tipo de vehículo).
Con su ubicación apenas a 14 km al sur de la autopista Mérida-Estanques desde Estanques, el acceso más fácil es por este pueblito.


A corta distancia después de su iglesia colonial, se indica su salida hacia la derecha: la ruta para los Pueblos del Sur. Desde esta carretera, el aviso/la salida para el monasterio está a la izquierda. Desde ahí, el recorrido es de aproximadamente 1.300 metros.
Este atractivo monasterio, de sobrio diseño moderno (en un entorno muy tranquilo, con un bosque como fondo más arriba y una vista espectacular), pertenece a la Orden Contemplativa Trapenses-Cisterciense.


Ofrecen alojamiento sencillo pero cómodo hasta para 12 personas. Todos los cuartos están equipados con una cama individual y su baño/agua caliente).
No está dirigido a (ni reciben tampoco) turistas que busquen sólo un sitio para dormir, sino a visitantes que quieran compartir la experiencia de la vida monástica de la oración y el encuentro con Dios. No es necesario que los visitantes sean católicos ni están obligados a seguir el horario de los monjes (en especial la parte de levantarse a las 3:45 am para el primer encuentro de oraciones a las 4:00 am).


Aunque la idea y esperanza es que los visitantes participen en la misa o, por lo menos, en algunas de las siete reuniones diarias para rezar juntos (duran unos 15 minutos cada una, con las oraciones cantadas). Hay bastante tiempo libre para reflexión personal, contacto con la naturaleza y hasta para participar en algo de trabajo manual en la plantación de café que tienen como sustento.


Por lo general, no se ofrece el servicio de predicación del retiro, aunque sí es posible confesarse y obtener alguna forma de orientación espiritual. Los Trapenses-Cistercienses son una orden silenciosa, pero se designan unos miembros para tratar con el público. En mi caso, fue el muy simpático Hermano Ricardo. No hizo sus votos hasta que ya tenía pelo blanco (¡a mí me parece que él es la persona menos probable de encontrar en una orden silenciosa!).


En un inglés perfecto -vivió 22 años en la ciudad de Nueva York- me contó que mucha gente acude al monasterio cuando siente una profunda  necesidad interna de "poner su vida en orden". Fue una situación algo graciosa cuando le pregunté el precio y me contó: "Si las personas parecen tener 'cierta posición', les digo (bajando su mentón y sus lentes, subiendo una ceja y mirándome fijamente, con la intención de mostrarme cómo lo hace): 'la sugerencia es "X" (el precio); pero si pueden pagar más, ustedes podrán compensar por lo que no pueden pagar aquellos que están muy necesitados…".
Con esta sugerencia tan "sutil", ¡¿quién no pagaría algo más?!


El precio "sugerido", incluyendo la estadía y las tres comidas diarias, es apenas de Bs 30.000 por persona. Esta orden también cuenta con el monasterio Nuestra Señora de Coromoto (por rsvnes.: Tel/Fax 0253-674.1133, 674.1152) en Humocaro Alto, en el estado Lara. A corta distancia, antes de llegar a Humocaro Alto desde El Tocuyo, un aviso indica dónde cruzar hacia la derecha.


Es un complejo con mantenimiento impecable, un claustro cerrado de monjas y un capellán. Al igual que los otros, no está dirigido a cualquiera que busque un lugar para dormir, sino exclusivamente a visitantes que quieran pasar varios días de contemplación y acercarse a Dios de una manera muy personal o participar en un retiro espiritual.
Se ofrecen ocho cuartos simples pero confortables (con una o dos camas individuales y baño) en un plan con todas las comidas y la invitación (y expectativa) a participar en por lo menos algunos de los múltiples encuentros formales (4:30 am a 7:30 pm) para rezar en la capilla.


No existe una tarifa fija, sino que se sugiere un pago mínimo de Bs 25.000 pp, con la esperanza de que los que pueden pagar más lo hagan para así  compensar en alguna forma por los que no pueden pagar.

LOS CONVENTOS
Los dos conventos que conozco hasta ahora que disponen de espacio para visitantes tienen una política distinta a los monasterios. Mientras que, por supuesto, exigen el respeto por el entorno, no ofrecen retiros organizados ni guiatura espiritual.
Sin embargo, en su ámbito, no sólo se puede apreciar el entorno de paz y tranquilidad que invita a la reflexión, sino que las personas que se quedan también sabe que con su estadía está haciendo una contribución económica a las obras que las monjas llevan a cabo para la gente que más lo necesita.


En la Avenida Principal Ureña-Aguas Calientes en Táchira, en la calle 2 con carrera 7, Nº 7-1, se encuentra Casa Hogar Santísima Trinidad (0276-787.1084), un convento de las Dominicas de Santa Rosa de Lima.


La capilla y módulos están rodeados por bellos jardines. Las monjas ofrecen hospedaje para unas 20 personas (con varios cuartos alquilados de manera fija a personas de la tercera edad).


Los cuartos son muy austeros pero limpios, con baño y ventilador. El costo para estadía, que incluye las tres comidas del día, es de Bs 35.000 por persona. Otra opción sorprendente por su tamaño es la Casa de Espiritualidad Betania en Jabón, estado Lara (por rsvnes. y sólo para grupos de 40 o más personas: 0252-808.5103).
En la vía entre Carora y Trujillo hay que tomar la salida cerca de la alcabala de La Pastora para San Pedro y luego el desvío para La Pastora con la continuación hacia Jabón.  Llegando a este pueblo un aviso a la derecha, a 100 m antes de los de "Bienvenido a Jabón", indica dónde cruzar.


Es gerenciada por las Hermanas de los Pobres; una orden que tiene sede en España, cuyo trabajo aquí es, principalmente, el manejo de un hogar para ancianos pobres en la población de Maiquetía, estado Vargas. Ofrecen 56 cuartos sencillos pero impecables, cada uno equipado con baño/agua caliente), varias salas de conferencia (la más grande con capacidad para 80), un comedor para 100, extensos y bellos jardines repletos de flores y un minizoológico.


Se enfatiza el uso del espacio para retiros espirituales. No obstante, de manera muy selectiva, también se alquilan los espacios para reuniones de negocios.
El plan incluye hospedaje, las tres comidas y una merienda por un precio "sugerido" de Bs 30.000 por persona, con la esperanza de que aquellos que puedan pagar más, lo hagan; y así compensar por otros que no pueden aportar nada, y como una forma de colaborar con sus trabajos para los más necesitados.
ekline@cantv.net

|
compartir
|
[an error occurred while processing this directive]
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas