|
compartir
|
| Entrevista Manuel Caballero, historiador
"El poder popular es una ficción"

"Detrás del poder popular se oculta la concentración de poder en manos de Chávez. El pueblo se convierte en una ficción teatral que sólo sirve para apludir. La gente ve a Chávez como ve Sábado Sensacional"

Chávez no debe olvidar, y Fidel se lo advirtió, que en Venezuela no puede haber 4 millones de oligarcas opuestos a sus designios (Gustavo Bandres)
ROBERTO GIUSTI |  DIARIO
domingo 21 de enero de 2007  12:00 AM

ROBERTO GIUSTI

EL UNIVERSAL

Cuando la Cambridge University Press publicara, en 1986, su tesis doctoral Latin American and the Comintern 1919-1943, Manuel Caballero no tenía idea de que la investigación, desarrrollada durante dos años, se convertiría, más allá de la acogida que tuvo en los medios académicos internacionales, en bitácora para el viajero que, forzado por las circunstancias, se adentra, junto con otros 26 millones de seres, en un viaje hacia el pasado que implica el denominado "Socialismo del Siglo XXI". El libro, recientemente publicado en castellano bajo el título de La Internacional Comunista y la Revolución Latinoamericana respira ahora un segundo aire, luego de sus dos ediciones en inglés y después de veinte años, gracias al retroceso histórico en el cual se embarcó todo un país porque, como lo dice Caballero, "la historia no sigue un derrotero lineal".

-A contracorriente de lo que la gente suele pensar, Chávez dijo en Río de Janeiro que el socialismo que pretende establecer no tiene nada que ver con el socialismo soviético porque el poder popular nunca estuvo en manos del pueblo. ¿Piensas que la chavista es una experiencia inédita?

-Como siempre, Chávez opina sobre cosas que desconoce. El régimen soviético nació como una forma de participación popular. Los soviets eran consejos de obreros, campesinos y soldados que surgen espontáneamente en la revolución de 1905. Ya en un momento determinado de 1917, la lucha política se concentró entre los bolcheviques (con leve mayoría) y los otros partidos revolucionarios, mencheviques y anarquistas. Los soviets más importantes eran los de los obreros, aunque para el estallido revolucionario los soviets decisivos fueron los constituidos por los campesinos en armas, es decir, los soldados. De manera que la principal consigna de los bolcheviques no fue "las fábricas para los obreros" o "la tierra para los campesinos" porque esto ya era un hecho, sino "la paz". Los soviets, que eran emanación del poder popular, fueron copados por los bolcheviques. Éstos toman el poder, desplazan a la Asamblea Constituyente electa democráticamente y se imponen con el lema "todo el poder para los soviets".

-¿Cómo se elegían los soviets?

-En asambleas manipuladas por los bolcheviques, quienes confiscan el poder popular. De manera que si bien los soviets vienen de abajo, muy pronto caen en manos de una organización militar, característica que diferencia a los bolcheviques de los demás partidos.

-¿Qué pasa con los otros partidos revolucionarios?

-Son desplazados por los bolcheviques, aunque los anarquistas se alzan en armas, durante un buen tiempo, en contra del régimen. De manera que sí hay una diferencia con el método aplicado por Chávez, porque él pretende imponer, desde arriba hacia abajo, un pretendido poder poular, en el fondo, el resultado es el mismo. Ese poder popular es confiscado

-Sin embargo, el poder popular que Chávez invoca puede decirse que viene de abajo por acaba de ganar unas elecciones.

-Eso es muy relativo. Aquí nadie votó por el socialismo del siglo XXI, sino por Chávez y él mismo les dijo a los dirigentes de los partidos que lo apoyaron: "No se hagan ilusiones, todos eso votos son de Chávez".

De manera que apoyo popular no significa que un gobierno sea democrático o revolucionario. Apoyo popular tuvo Le Pen (candidato de la ultraderecha) en Francia y casi gana las elecciones. Apoyo popular tuvo Hitler en elecciones que ganó.

-¿Podríamos concluir, por lo que has dicho, que en Venezuela es una ficción el invocado poder popular?

-No sólo una ficción, sino una forma de esconder la concentración de poder en manos de Chávez. En mi libro Por qué no soy Bolivariano escribo, analizando las tesis de Humberto Eco sobre el fascismo, que como en la historia no ha habido un pueblo entero que tenga un solo pensamiento, "yo lo intepreto porque el pueblo soy yo". Y Eco dice que en ese caso el pueblo se convierte en una ficción teatral que sólo sirve para aplaudir. La gente que va a los mítines de Chávez no está allí para oírlo, sino para verlo. Es la misma que ve Sábado Sensacional.

-En la URSS se confiscó, como dices, el poder popular, que fue transferido a un aparato, a un Comité Central, a un Politburó y finalmente...

-Pero es que aquí ni siquiera eso. Todo fue directo a las manos de un solo hombre.

-Allá también el poder teminó en manos de Stalin.

-Sí, pero por lo menos hubo un proceso. Aquí fue todo de una vez. "Disuélvase el MVR, intégrense todos en un solo partido y si no, se van todos del Gobierno". Incluso los comunistas.

-El régimen soviético, luego de 73 años de dominio total, se derrumbó. ¿Crees que Chávez podrá consolidar su proyecto a largo plazo?

-No me gusta hacer pronósticos porque en política hay imponderables. Pero el fulano socialismo de Chávez se caracteriza por una distribución improductiva. Originalmente el socialismo se caracterizó por la distribución de las ganancias en una sociedad que generó esos beneficios, concentrados en unos pocos. Pero nuestra sociedad es improductiva, las inversiones privadas ya llegan a cero y el precio del petróleo baja. ¿De dónde vas sacar la plata?

-Si no la plata, sí los recursos y la infraestructura en manos de la clase media.

-Aun así va a faltar la plata y la gente va a empezar a protestar si no le dan su bolsa de comida y su beca.

-En todo caso, por ahora ha logrado sus objetivos y avanza en pos de otros: la liquidación de toda forma de intermediación entre el ciudadano y el poder que no sea él. El partido único y la erradicación de diques que lo habían contenido como los medios de comunicación.

-Sí. Pero no olvides, como le advirtió Fidel a Chávez, que no puede haber 4 millones de oligarcas opuestos a sus designios. Cuatro millones son 4 millones, así sea en China. No es un sector desdeñable porque alberga a la élite intelectual, a quienes impulsan la producción.

-Puede perder la mayoría, pero cuando llegue ese momento ya estará listo el aparato represivo y cerrados los espacios democráticos. Nunca se supo, por ejemplo, cuál era la popularidad de Stalin.

-Ese es el plan de Chávez. Pero las cosas tienen más de un lado. Las elecciones, con todo y sus resultados, impidieron que él dictara la agenda política. Rosales tomó la iniciativa y produjo un debate con sus propuestas. Ahora, este no es un trabajo para mañana en la tarde. Hablamos de una lucha larga. Y no solamente hasta la salida de Chávez porque todo lo que ha destruido llevará mucho tiempo reconstruirlo. Incluso la necesidad de cambiar la mentalidad de una gente que se acostumbró a cobrar sin trabajar.

-¿No es eso lo que ocurrió durante la Cuarta República?

-No. Ahora todo depende de Chávez. "A mí me da lo mío papacito Chávez". En la IV se crearon empresas y Carlos Andrés Pérez, de quien uno puede decir cualquier barbaridad, dejó algo que nadie hizo, con mayor influencia que la nacionalización del petróleo: las becas Gran Mariscal de Ayacucho.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas