|
compartir
|
Revolución de Chocrón confrontará al público

Héctor Manrique y Basilio Álvarez llevarán a las tablas el clásico del teatro

En los 70, Cabrujas y Briceño dieron vida al drama planteado por Isaac Chocrón en "La Revolución" (Archivo)
Contenido relacionado
  DIARIO
miércoles 27 de diciembre de 2006  12:00 AM

ÁNGEL RICARDO GÓMEZ

EL UNIVERSAL

En el discurso, en la Historia, en las promesas¿ en las tablas. La Revolución de Isaac Chocrón revivirá el año que viene a cargo de dos excepcionales actores: Héctor Manrique y Basilio Álvarez, quienes compartirán la dirección.

El mismo montaje que estrenaran en 1978 los desaparecidos Rafael Briceño y José Ignacio Cabrujas, y reeditaran tiempo después, Gustavo Rodríguez y el fallecido Mariano Álvarez, vuelve a las tablas con su buena dosis de humor negro y reflexión.

Al hablar de lo que motivó la escogencia de la pieza, Manrique dijo que además de gustarle, "es importante una relectura de este texto fundamental de nuestra dramaturgia". Para el director y actor, la pieza invita a cuestionar todo cuanto sucede adentro y afuera de los individuos. "El irónico nombre invitaba a los que hicieron la revolución en los 60 a revisarse, para descubrir que si no hay revolución interna, no habrá revolución social", comentó.

El texto de Chocrón aborda la vida de Gabriel y Eloy, un par de homosexuales que precisamente se cuestionan. El espectáculo se desarrolla en un local nocturno vacío. Pareciera que Eloy quiso tener una madre como Gabriel, y éste un hijo como su compañero. Gabriel es atrevido; Eloy, sumiso. La excesiva sumisión de uno llevará al otro a una explosión de valentía ante la misma muerte.

Sobre la puesta en escena, Héctor Manrique indicó que está pensando en un escenario no convencional, "a la italiana", circular, "con ambiente de night club decadente". Por tal motivo, es probable que el montaje se lleve a cabo en el Pent House de la torre Corp Group de La Castellana.

El hombre del año Héctor Manrique le huye a este calificativo. No se considera exitoso a pesar de estar en constante trabajo, con obras efectivas en taquilla y crítica.

Manrique es prudente. No quiere ser un oasis en el desierto. "Cómo me puedo sentir exitoso con el cierre y escasez de salas, con la errática política cultural en materia teatral... Cómo me puedo sentir orgulloso cuando no hay un circuito que me hubiera permitido poner a girar Copenhague...".

Su clave es sencilla: trabajo. "Es un teatro que ha logrado estar vivo a partir de los actores", define así su filosofía. No quiere discutir en torno a teatro comercial o de autor, "el mejor teatro es el que está lleno, que logremos comunicar".

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas