|
compartir
|
Miguel Angel Santos // La reforma monetaria de Zimbabwe
MIGUEL ANGEL SANTOS |  DIARIO
lunes 4 de septiembre de 2006  12:00 AM

MUCHA GENTE me pregunta qué quieren decir algunos economistas cuando advierten que, tras la "reforma monetaria" anunciada para el 2007, podría gestarse algo más que la simple eliminación de los tres ceros. "Ajá... pero ¿algo como qué?". Y claro, como se trata de cosas que no han ocurrido en Venezuela, cuesta salirse de la cueva de Platón y, en abstracto, imaginarse cómo podría ser esa nueva realidad. Estos son los casos en los que un ejemplo resulta de suma utilidad, y la ocasión no podría ser más propicia: En Zimbabwe, mientras Ud. está leyendo estas líneas, se encuentra ya en camino una "reforma monetaria". AL PRESIDENTE del Banco Central de Zimbabwe, Gideon Gono, se le acaba de ocurrir que combinar una devaluación de 50% con la introducción de una nueva moneda (eliminando tres ceros a la anterior), es la mejor forma de combatir la inflación (1.042% últimos doce meses). Esta reforma fue introducida el 31 de julio, y a los residentes se les dio sólo hasta el 21 de agosto para acudir a los bancos a intercambiar sus billetes de vieja denominación por la nueva moneda. A todo aquel que se presentó en un banco con más del equivalente a 400 dólares se le abrió una investigación, corriendo el riesgo de ver confiscada la utilización de la suma hasta por un período de un año. Para evitar esta situación, muchos residentes trataron de desprenderse de los billetes "viejos" realizando compras, lo cual requirió cargar con bolsas de papel moneda agrupado en lotes llamados "ladrillos". El gobierno montó alcabalas en las esquinas más transitadas de las principales ciudades, requisando vehículos e individuos en busca de los "ladrillos" de billetes. La "reforma monetaria" no terminó allí. Las cuentas bancarias creadas con billetes de nueva denominación tienen un estricto "techo" de gastos, una medida desesperada por tratar de controlar el crecimiento de la liquidez que resulta del ejercicio irresponsable de la gestión fiscal de Mugabe, basada en la emisión de dinero inorgánico. QUIZAS TAN IMPORTANTE como la "reforma monetaria" de Zimbabwe en sí misma haya sido la estrategia de comunicación de los medios oficiales, que ya son todos. Aunque parezca increíble, la propaganda oficialista está basada en un conjunto de slogans infantiles: "de cero a héroe" ("from zero to hero"), "respaldando el valor de la moneda en el país de los héroes", o peor aún, "seguimos luchando para darle más valor a tu dinero". No han faltado las vallas anunciando la "revaluación" de la moneda y la recuperación del poder adquisitivo, mientras se hace caso omiso de la devaluación de 50%, se culpa del desempleo (70%) a una conspiración internacional, y de la inflación a los empresarios especuladores, contra quienes el gobierno anuncia una campaña "sin tregua". Inclusive, en una cuña televisiva aparece un ciudadano agradeciéndole al gobierno la eliminación de los tres ceros y la congelación de los depósitos bancarios por encima del techo establecido, así se estimula el ahorro y se reduce el riesgo de cargar encima grandes cantidades de billetes. El programa fue lanzado en un mensaje en cadena de una hora de duración por parte de Mr. Gono, en donde anunciaba que la "reforma monetaria" en cuestión será suficiente para controlar la inflación hasta niveles de un dígito, y contribuir a hacer de Zimbabwe la economía más atractiva del continente africano para los inversionistas extranjeros, en un plazo que no irá más allá del 2007. Por supuesto, en esa cadena no faltaron las amenazas a los empresarios privados de revocar sus licencias de operación si se negaban a seguir la línea del gobierno y continuaban con el acaparamiento y la especulación "salvaje". ¿Me explico? miguel.santos@iesa.edu.ve  



Más artículos de esta firma

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas