|
compartir
|
| Walter Riso propone subvertir la idea que se tiene de la entrega incondicional
"El mal de amores es un problema de salud pública"
Riso ha publicado otros diez libros acerca de la dependencia emocional
(Foto cortesía Editorial Norma)
Contenido relacionado
MARIA GABRIELA MENDEZ |  DIARIO
martes 22 de agosto de 2006  12:00 AM

MARIA GABRIELA MENDEZ

EL UNIVERSAL

Entender que el amor es un arte que se encuentra en un punto medio, tan cerca de la razón como del corazón, puede ser el primer paso para evitar la práctica del amor irracional entre dos personas. Para Walter Riso, autor de Los límites del amor. Hasta dónde amarte sin renunciar a lo que soy, el amor irracional es un problema de salud pública. La razón es que se trata de un factor de riesgo para la violencia intrafamiliar, para la depresión y la ansiedad. 65% de las personas que acuden a su consulta lo hacen por problemas amorosos y al ahondar en los casos descubre que se trata del amor irracional, es decir, aquel que no está asentado en la razón, ni la reflexión: "Como si el amor estuviera por encima de todo y todo lo que hagas por el amor es válido". En general, hombres y mujeres sufren de este mal. Sin embargo, la mujer es más propensa a la dependencia afectiva, mientras que el hombre se inclina más por la dependencia sexual. Por esta razón, la irracionalidad en el amor (que implica el sacrificio ilimitado, la sumisión, no esperar nada de la pareja) ocurre más en las mujeres. Para el psicólogo, la idea de que la mujer está hecha para amar tiene que ver más con una razón cultural que con un factor biológico. La dignidad es innegociable
Que la mujer debe entregarse, ser sacrificada, ser para el otro, muestran que a pesar del movimiento feminista en pro de la igualdad entre hombres y mujeres, todavía no se ha dado la revolución afectiva, como lo ha dicho el sociólogo Gilles Lipovetsky, con quien Riso está de acuerdo. "Se siguen manejando los mitos clásicos del amor: que es incondicional, eterno, que si tienes amor con eso basta y que está por encima de cualquier cosa, incluso de los derechos humanos". El amor que propone Riso es un amor "filosóficamente subversivo", pues subvierte el orden. Frente al concepto "somos una sola persona", Riso antepone la idea de solidaridad: "somos dos personas independientes con cosas en común"; frente a la generosidad (dar sin esperar nada a cambio) propone el principio de reciprocidad (esperar una retribución por lo que se da); Riso sustituye la tolerancia por el respeto y el "deber conyugal" por un amor que es voluntario (estar con la pareja porque se quiere no porque se debe). Para él, el amor debe ser justo, ético y digno. "Este surge cuando cruzas los derechos humanos con el amor. La dignidad personal no puede ser negociada ni en nombre del amor", explica. Individualismo responsable
En su libro, Riso muestra tres tipologías de mujeres cuya consagración y esfuerzo sin límites rayan en lo enfermizo: el síndrome de la nodriza (que sobreprotegen y cuidan a la pareja. El hombre es como un niño débil e indefenso); geishas (complacen de manera ilimitada. El hombre es como un rey o amo) y empleadas (la obsesión por la eficacia hogareña donde el hombre es el jefe). Hay detrás de esas tres figuras el respaldo de la sociedad que lee ese comportamiento como "esa mujer ama a su marido". Riso, en cambio, propone un individualismo responsable que se basa en la idea de "te amo porque me amo a mí mismo. No debo renunciar a mis derechos, a mi autorrealización". En definitiva, se trata de aprender a amar sin renunciar a lo que somos.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas