|
compartir
|
| EL PODER DE LA MUSICA / Las Orquestas Nacionales y su rol social
El arte le abrió camino a la vida

Lenar Acosta, clarinetista, consiguió su vocación y eludió la violencia

(Foto Oswer Díaz Mireles)
Contenido relacionado
ANA MARIA HERNANDEZ G. |  DIARIO
lunes 27 de marzo de 2006  12:00 AM

ANA MARIA HERNANDEZ G.

EL UNIVERSAL

Quince años atrás el joven Lenar Acosta jamás hubiera soñado con el presente que tiene hoy día. Gracias a la música, cuenta con una vida con "V" mayúscula, con una buena dosis de amor propio y con capacidad para hacer crecer a los demás. Hace tiempo su historia fue otra: pandillero, muchacho problemático, un pasado oculto entre las calles caraqueñas que cuesta trabajo sacar a flote. Hoy muestra su rostro con todo el orgullo del ave fénix capaz de renacer de sus propias cenizas, y como clarinetista es integrante de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Caracas, dirigida por Dietrich Paredes. _¿Cuánto tiempo tienes con el clarinete? _Siete años. _¿Y tu edad actual? _24 años. _¿Con quiénes estudiaste? _Comencé con Edgar Pronio y después que entré al Conservatorio Simón Bolívar, ingresé a la Cátedra Latinoamericana de Clarinete. Estoy tocando ahí siempre, con los mismos profesores, Valdemar Rodríguez, Edgar Pronio, Orlando Pimentel, Jorge Sánchez, Henry Crespo y Daniel Chacón. _¿Viviste en el Instituto Nacional del Menor? _Sí. Estuve allí en Los Chorros dos años y medio. Luego llegó el Sistema con el proyecto este de las orquestas, y me incorporé. _¿Cómo te decidiste por el clarinete? _Eso es lo que había. _¿Qué hubieras preferido? _Trompeta. Sí la quería tocar, pero ya no quedaba. _¿Lo harías ahora? _No, ya no. Ahora es el clarinete. _¿Cómo era tu vida antes de la música? _Un desastre. Era un caos. No tenía el concepto de estar tranquilo. Me la pasaba siempre en problemas. Tenía problemas de adicción, tenía problemas de conducta muy fuertes. Estuve en otros centros aparte de Los Chorros. _¿De dónde eres? _Soy de Caracas. Mi familia es de San Cristóbal. Mi mamá vive ahorita en San Cristóbal con mi hermano menor, mi hermana vive en Carapita donde yo vivía y mi hermano mayor en San Cristóbal. _¿Cómo fue tu transformación con la música? _Fue difícil, porque cambias. Fue una vuelta muy fuerte, pero muy buena, me siento a gusto. _¿Qué fue lo que más te costó lograr? _Dominar mi temperamento. Yo era muy violento, por todo, y creo que la música te enseña a ser muy pacífico, con todo, tener paciencia, control. _¿Nunca habías pensado en hacer música? _No. Me llamaba la atención y eso, pero como que uno está con esas juntas, no te permite más nada, sino seguir echando broma. Entonces como que nunca me propuse estudiar nada. _¿Qué harás de ahora en adelante? _Estoy ahorita en el Iudem, en la parte del propedéutico para ver si entro en carrera en septiembre, si Dios quiere; para hacer Ejecución Instrumental. También me gustaría estudiar dirección. _¿Cómo descubriste esa vocación? _Siempre me ha llamado la atención la dirección, pero nunca he tenido la oportunidad de estudiar, y para eso hay que estudiar mucho y las otras materias teóricas. Una vez que entre al Iudem y apruebe las materias, estudiaré un poco de dirección. _Luego vendrá la maestría. _No, por ahora el plan es ese. Ahora hay un proyecto, una beca que me dieron por el Sistema para ir a estudiar a Alemania luthería de órganos, instalación y ensamblaje para el órgano nuevo que tendrá nuestra sede nueva. _¿Cuándo vas? _Ya fui en septiembre, y ahora voy de nuevo. _¿Serás el encargado de montar el órgano en el Centro Nacional de Música? _Sí, estaría en el ensamblaje. Una vez que ellos no estén tendría que ser yo a la hora de que se dañe algo. _¿Contarás con gente a tu cargo o gente por entrenar? _Sí, esa es la idea, crear una escuela de luthería de órgano. Porque ya hay una escuela de lutehría de violín, de vientos y faltaría ésta. _¿Eso te capacitará para fabricar órganos en Venezuela? _No, solamente para restaurarlos y hacerles el mantenimiento. En Latinoamérica no hay quién haga ese trabajo. _Podrías hacer la restauración de los otros órganos que están en Venezuela. _Sí, exacto, esa es la idea en realidad. _Además eres ebanista. _Sí, estudié en el Instituto Alemán que había aquí, con un convenio con la embajada alemana. Allí me gradué como ebanista. _¿Clarinetista solista? _Sí, pero es una experiencia dura. Ahí es el sitio donde uno dice "se me enfría el guarapo, y no doy la talla". Me da muchísimo miedo. Muchos de mis compañeros me dicen "¿tú con miedo?", y sí, me pongo muy nervioso. _¿Del repertorio qué te llama más la atención? _Beethoven, Mozart, Brahms, son los que me gustan. _¿Qué encuentras en ellos que te conmueven? _A medida que voy tocando, que estudio cada pieza logro engranar parte de mi vida. Esa es la manera de verlo. Expreso lo que siento cuando los toco, es lo que trato de hacer. _¿Y de música venezolana? _Nunca he hecho nada. La otra vez Valdemar me dijo si no quería montar un grupo de música venezolana. _¿Así como Alessandro García con Caracas Sincrónica? _Sí, es un grupo muy bueno. Siempre que los escucho me quedan ganas de ponerme a tocar. Pero hace falta tener el tiempo para ensayar, y aquí siempre estamos full.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas