|
compartir
|
| El asesor de la OEA, John Biehl, señala que deben enfocarse en problemas "reales"
"Venezuela y EEUU deben volver a diplomacia tradicional"

El asesor de la OEA no cree en el surgimiento de la izquierda en Latinoamérica

(Foto cortesía OEA)
Contenido relacionado
SARA CAROLINA DIAZ6 |  DIARIO
lunes 27 de marzo de 2006  12:00 AM

SARA CAROLINA DIAZ

EL UNIVERSAL

No cree en el resurgimiento de la izquierda en América Latina. Dice "basta" a la pretensión de generalizar lo que ocurre en esta parte del hemisferio y achaca el surgimiento del nuevo estilo de los gobernantes de la región a respuestas propias de la historia de los países, pero en singular. Jonh Biehl, quien hasta hace unos días fuera director de Asuntos Políticos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y ahora asesor de la Secretaría del órgano multilateral, aconseja a los gobiernos de Estados Unidos y Venezuela volver a la diplomacia tradicional y bajar la retórica para enfocarse en las diferencias "reales" que existen entre las administraciones de George Bush y de Hugo Chávez. Durante su estancia en Venezuela el diplomático de origen chileno participó en el I Encuentro de Autoridades Nacionales sobre Trata de Personas realizado en la isla de Margarita y organizado por la OEA, pero tuvo tiempo para detenerse a reflexionar sobre la geopolítica continental. _Estados Unidos anunció una ayuda en materia de seguridad a Colombia. ¿Eso no podría incidir en el deterioro de las relaciones entre Colombia y Venezuela? Tomando en cuenta que este es uno de los peores momentos de diplomacia entre Caracas y Washington. _Las relaciones entre Venezuela y Colombia han sido muy cordiales, francas y directas. Los problemas y malos entendidos se pueden producir por diferencias naturales por compartir una frontera y eso se ha solucionado de manera constructiva en todos estos años. Venezuela ha apoyado a Colombia a través de la OEA para contribuir a que haya paz en Colombia. Venezuela no puede ser excluida del proceso de paz de Colombia, sino todo lo contrario. Creo que a Venezuela le gustaría ver a una Colombia absolutamente pacífica por lo que creo que cada vez habrá más y más coincidencias entre ambos países. _¿Cómo ve la OEA la relación entre Estados Unidos y Venezuela que en lugar de mejorar cada día luce peor? ¿Qué ha hecho últimamente la OEA al respecto? _El secretario de la OEA ha hecho unos llamados delicados. Ha tratado de cambiar un poquito la retórica. Probablemente detrás de esa retórica que puede ser aparentemente muy fuerte, las discrepancias pueden ser mucho menores. Es necesario retornar a un modo más diplomático de decirse las cosas, un modo más tradicional sin tanta discrepancia. Eso ayudaría muchísimo a mejorar la atmósfera regional y uno podría centrarse más bien en la solución de los problemas que realmente aquejan a las naciones entre sí que a los efectos que produce la retórica. _¿Cómo calificaría la relación entre Estados Unidos y Venezuela? _Yo diría que estamos en una etapa en que muchos de los problemas se agravan porque no se llega al fondo, porque la retórica los aleja. Yo creo que esa etapa se va a superar. Cuando se busque un diálogo franco y directo la gran mayoría de los problemas se van a solucionar por la vía diplomática. En toda América hay un consenso para que esa retórica baje. Hay una América Latina nueva que está surgiendo y quiere reencontrar su identidad y tal vez por eso ocurren estas cosas. _Lo dice por el surgimiento de gobiernos de izquierda en Chile, Bolivia, Uruguay, Argentina, Brasil y Venezuela y ahora probablemente en países como Perú y México? _No se puede clasificar de manera general diciendo que aquí están los rojos, aquí los amarillos, aquí los verdes. Cada uno de los países nuestros tiene una historia propia que en este momento está buscando soluciones a sus problemas particulares. _No cree que esté surgiendo una América Latina orientada hacia la izquierda? _No creo eso, de ninguna manera. Eso hoy día no tiene sentido. Lo que creo es que ciertamente hay problemas comunes de pobreza, distribución del ingreso, de falta de inversión, de falta de trabajo, inmigración masiva y problemas a los que hay que buscar soluciones. Pero no existe ese enfrentamiento ideológico del pasado. La creación de un enfrentamiento de esa naturaleza tiene un gran contenido artificial pero no sé cómo definirías izquierda y por qué crees que hay una polarización. _Varios de estos gobiernos se autodefinen de izquierda, y digamos que existen unos gobiernos que no comulgan con ciertos preceptos... _No, no. Yo creo que eso es un error muy grave. Cada país tiene problemas distintos. Kirchner es una respuesta a un problema argentino. Muy distinto de la elección de Chile que está dando respuesta de una culminación de lo que fue una dictadura hacia una democracia. Evo Morales pertenece a un contexto boliviano y responde a un fenómeno muy boliviano relacionado con los indígenas que no necesariamente tiene que ver con izquierdas o derechas. Desde la Conquista española un representante indígena gana el poder con una gran cantidad de votos. Si uno va país por país vemos que cada uno tiene su contexto. En Uruguay vemos que Vásquez aplica una serie de políticas que uno no puede definir si son de izquierda o derecha, así con Lula... _¿Y con Chávez? _El presidente Chávez es una interpretación de Venezuela de muchísimos años, la caída de los partidos políticos, por ejemplo. Hay una respuesta allí. Lo importante es que cada una es una respuesta creativa pero no hay una línea común entre todos esos gobiernos. Yo diría que América Latina está reclamando precisamente para que no se le coloque en bloque y para que la identidad de cada pueblo sea reconocida, lo que no significa que no tengamos cosas en común y que podamos trabajar juntos. No queremos que se reconozca como que todos somos una dictadura o que todos somos de izquierda. Eso es erróneo. Cada país busca su propia identidad y salir de los grandes bloques en los que siempre se le quiso encasillar. _¿Cómo queda Estados Unidos que parece que no entiende a América Latina? _Estados Unidos está reentendiendo a América Latina como su aliado. Hay un proceso de entender el fenómeno del que hablábamos antes y no es fácil porque demanda mucho más tiempo, ya no se pueden hacer generalizaciones. Hay que considerar que Estados Unidos está liderando una lucha contra el terrorismo y eso le toma gran parte de la capacidad de su pensamiento político. _Volviendo al tema de Estados UnidosVenezuela, para la OEA, entre los dos países ¿quién tiene el volumen más alto? _Bueno, el viejo dicho dice: palabras traen palabras. Cuando alguien dice algo uno contesta o el otro no contesta, o se enoja y guarda silencio. Pero a veces el silencio puede ser tan duro como la palabra, porque aleja. Ojalá los problemas reales fueran los que se conversaran y no estos decires que no ayudan. sdiaz@eluniversal.com

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas