|
compartir
|
| CONSISTORIO / Las normas de vestimenta son rígidas, pero no inflexibles
Vestuario rojo cardenal

Sotanas de lana, solideos, mitras y capas forman parte del "ajuar" de papas y cardenales: ropajes distintivos de su oficio y de su rango. Tiendas de Roma se dedican desde hace generaciones a elaborar con esmero las vestiduras del alto clero, llegando algunas incluso a ser las encargadas de vestir al mismo Pontífice. Algunos ropajes ya están pasados de moda, mientras que otros regresaron a las vitrinas

La mozzetta, la cruz pectoral y el sobrepelliz forman parte del atuendo de un cardenal
| 1 | 2 | 3 |
ELIANA LOZA SCHIANO |  DIARIO
jueves 23 de marzo de 2006  12:00 AM

ELIANA LOZA SCHIANO

ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Roma. Desde el Imperio Romano, el color rojo ha sido por siglos signo de jerarquía y lujo. Color preferido de emperadores, nobles y altos prelados a lo largo de la Historia, el rojo no se limita a la mundanidad. También es símbolo espiritual al ser usado en algunas ceremonias cristianas para recordar la sangre de Cristo. Integrando lo humano y lo divino es la tonalidad que caracteriza a los cardenales, los bien llamados "príncipes de la Iglesia", que en épocas de su poder temporal usaban ricas túnicas y capas con colas de varios metros de este vivaz color, que también representa una parte de su juramento: la de "defender al Papa incluso con su propia sangre". Pero los tiempos han cambiado, el lujo extremo ha quedado para la Historia y las tradiciones se han simplificado, con un sentido práctico más acorde a la vida pastoral moderna. Ya el papa Pablo VI había dedicado su atención a ciertas formas exteriores de la vida eclesiástica para que se correspondieran con la actualidad y los altos valores espirituales que la Iglesia debe expresar y promover. El actual papa Benedicto XVI, que contará con 15 nuevos príncipes el próximo sábado, entre ellos el venezolano Jorge Urosa Savino, no podía estar más de acuerdo con la sencillez muy a tono con su personalidad. La idea es evitar todos los extremos, en una u otra dirección, para conservar la rectitud, el decoro, el espíritu de humildad y de pobreza que deben tener quienes sirven a Dios en la Tierra. ABC cardenalicio Los cardenales de nuestros tiempos se guían por normas sencillas. La sotana sigue siendo de lana roja, o material similar (según las condiciones climáticas), con costuras, forro, botones e hilo de seda roja, y la antigua pequeña capa conocida en italiano como mozzetta es del mismo material que la sotana, pero ya no lleva capucha. También se puede usar la sotana negra con costuras, forro, ojales y botones de seda roja, pero sin las medias mangas superiores. Encima, se puede usar la capa a la altura de los codos, ribeteada a la misma manera de la sotana. Tanto con la sotana roja como con la negra ribeteada en rojo se lleva una faja de seda moiré roja con flecos de seda en ambos extremos. Se sigue usando el roquete de lino, o material similar fino, así como el sobrepelliz, que es un sobrevestido corto blanco de encaje con medias mangas, pero que no se debe llevar encima del roquete sino de la sotana roja. Cuando se lleva la sotana roja, se usan medias rojas. Cuando la sotana es negra con ribetes rojos se puede elegir entre medias rojas o negras. Los zapatos ya no son rojos, sino negros y sin adornos. El traje de uso común de calle puede ser la sotana negra, incluso sin ribetes rojos, caso en el que se usan medias negras. El collarín rojo y el solideo de moiré rojo se usa en todos los casos. El birrete (o birreta) de moiré rojo que el Papa impone al cardenal el día del Consistorio se usa solamente en las ceremonias de gala. Normalmente se puede usar un sombrero de felpa negra en sustitución del rojo de pieles ("galero") y el de felpa roja. Se sigue llevando el cordón final de la cadena para la cruz pectoral, sólo cuando se usen la sotana roja o las vestiduras sagradas. En las audiencias papales o en las ceremonias en presencia del Pontífice ya no es obligatorio el uso de la capa corta de moiré roja. Su utilización es opcional pero siempre en ceremonias de especial solemnidad. La capa roja pluvial fue sustituida por una capa negra. Y la llamada cappa magna, siempre sin armiño, ya no es obligatoria, aunque se puede usar sólo fuera de Roma, en circunstancias de solemnidad muy especial. Pontífice friolento Ni siquiera el Papa puede ignorar algo tan poco espiritual como es el look. Un mínimo cuidado del propio aspecto físico es de rigor sabiendo que un mechón de cabello, una arruga en la ropa o un estornudo es visto por millones de personas con atención. Desde su primera aparición en el balcón central de la basílica de San Pedro, el papa Jospeh Ratzinger despertó curiosidad: ¿por qué llevaba un suéter negro debajo de su nueva vestimenta? Al día siguiente, en su primera misa: ¿por qué se le ven los tobillos? Inútil hacer conjeturas que se atreven a rozar hasta a los dogmas, las respuestas son muy simples: el Santo Padre es friolento y sacrifica el look en beneficio de su buena salud.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas