|
compartir
|
| MUSICA / Leo Quintero presenta su segundo disco "Ofrendas"
Una guitarra que suena con mucha estética

"Lo bello" es el lema de este ejecutante y compositor cuando produce para sí

Su guitarra ha sonado para artistas de renombre, incluyendo las piezas de su hermano Frank Quintero
(Foto Oswer Díaz Mireles)
Contenido relacionado
ANA MARIA HERNANDEZ G. |  DIARIO
miércoles 18 de enero de 2006  12:00 AM

ANA MARIA HERNANDEZ G. EL UNIVERSAL

El disco Ofrendas de Leo Quintero propone otra lectura del repertorio tradicional para la guitarra: jazz bajo una estética lograda, belleza pura, en palabras del propio ejecutante. La guitarra de este Quintero _hermano de Frank y de Maricruz_ ha sonado en 94 discos de artistas como Ilan Chester, Son by four, su propio hermano Frank, Alejandro Montaner, Franco De Vita, Jon Secada, Thalia, Juan Gabriel, Elvis Crespo, José Luis Rodríguez, Gilberto Santa Rosa, Ricky Martin, Armando Manzanero, entre otros; y ahora suena para él, en su segunda producción discográfica. "Estudié con Pérez Díaz durante cuatro años, en los 70. Ya yo tocaba jazz", cuenta. Rememora cómo su padre y Frank lo motivaron a seguir el camino musical, al punto que desarrolló un excelente oído _no absoluto_ "pero puedo diferenciar notas, gracias a la enseñanza de mi papá". Su talento lo llevó a Berklee (California), donde se graduó con honores. Allí fue docente, y esta vocación pedagógica la lleva consigo. Actualmente reside en Miami, donde además tiene su propio estudio de grabación, y donde también se dedica a la enseñanza. En el marco de su visita al país, próximamente dará un concierto precedido por una clínica dirigida a ejecutantes de la guitarra. Pasión por educar
"No me dediqué a la guitarra clásica, pero Ofrendas contiene una propuesta estética, cultural, de entretenimiento, a la vez que educativa", agrega. Sobre ese último particular, está por publicar un libro dirigido a los noveles guitarristas, con instrucción acerca de cómo improvisar. Su investigación sobre la ejecución guitarrística en la modalidad del jazz y el rock le ha valido una recopilación de material suficiente como para hacer unos ocho libros. "Pero he tenido que recortar. También voy a publicar un DVD con técnicas, lo básico, me gusta ese fluir, tener un estudiante y decir que yo lo ayudé". Su primer disco, Nothing seriuos (1995), se ubica dentro del jazz progresivo. "Ofrendas es más estético, cautiva por la suavidad. Mi idea fue incluir la guitarra jazz, española, eléctrica jazzeada y rockeada. Introduje la idea de la música universal, pero la música es la expresión de lo que la gente quiere oír. Me tardé ocho años, desde que tuve la idea original en 1997 a su hechura". Nueve temas, Noy de La Mare (popular catalana), Lágrima de Francisco Tárrega, Valse No. 2 de Antonio Lauro, Cacho de Leo Quintero, Niño lindo y Alma llanera, Ofrendas también de Leo Quintero dedicada en homenaje a Vytas Brenner, Capricho árabe de Tárrega, Valse No. 3 Natalia de Lauro y Adelita de Tárrega forman esta propuesta. "Cada músico tiene su voz, es algo que sale de ti, y yo creo que tiene que sacarlo. Con toda humildad, este soy yo. Mi disquera dice que esto es world music. Acá en Venezuela está en proceso de publicación, pues mi contrato sólo se establece para Estados Unidos, México, Puerto Rico y Japón. Aquí, hace falta un distribuidor que lo saque, puede ser Universal". Entre los colegas con quienes podría trabajar a dúo está Cheo Hurtado, "me gustaría hacer un disco de cuatro y guitarra con él", y Aquiles Báez, "me parece muy bueno, muy creativo". En el estudio
escribe su actividad en Miami. "Soy guitarrista de estudio. Cuando alguien necesita en su disco una guitarra, me llaman a tocar. Ayudé a producir Fuera de este mundo de Franco De Vita, Vuelve de Ricky Martin. Trabajo con Alejandro Jaen, productor de Gilberto Santa Rosa, e hice dos canciones con él, Los días pasan y otra más. Hice unos temas con Elvis Crespo y Shakira, pero no salieron, pero he producido para Eduardo Noriega y para Xioger, un cantante venezolano que vive en Nueva York. Trabajo mucho en pop realmente", señala. Quintero vive fuera del país desde 1979. Frecuentemente regresa, "me está gustando estar aquí, me resulta rico el aire, la brisa del Avila, la vegetación". Por los momentos, tiene unas guitarras pendientes en varios proyectos que aún no han salido. "Esto funciona siempre a última hora, te llaman para grabar ya. Así se maneja esto. Los jazzistas desarrollamos la capacidad de crear en el momento. A veces no puedo duplicar la primera toma (grabación), sale una idea y esa es. Hago las cosas mejor cuando no las pienso, toda esa magia fluye, dejarse llevar". No está planteado por los momentos hacer música nuevamente con Frank. "Con él hice como 13 discos, desde la infancia. Nos tomamos un break, pero en cualquier momento nos unimos".

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
clasificados.eluniversal.com Estampas