Caracas, miércoles 21 de diciembre, 2005
Calidad de vida

BIENESTAR / El médico Ludwig Johnson presenta herramientas contra la obesidad
El "horóscopo metabólico"

El especialista señala que 70% de las personas con sobrepeso sufren de resistencia a la insulina y deben ser tratadas con un fármaco que los ayudará a rebajar. Asegura que este consejo no es novedoso ni original

NELIDA FERNANDEZ ALONZO

EL UNIVERSAL

Asegura no ser un nuevo gurú de las dietas pues "el gurú es el que logra rebajar". Dice, asimismo, que los obesos no son responsables de su condición e incluso les pide perdón en su libro de reciente publicación: "La gordura no es su culpa". Este señor es el médico Ludwig Johnson, especialista en "bariatría" y autodenominado "creador del dietagrama".

_¿La bariatría es una especialidad médica?

_La bariatría es una necesidad que surgió en los últimos 10 años en Estados Unidos que se conforma con la psiquiatría, la psicología, la endocrinología y la nutrición del paciente que sufre de sobrepeso o es obeso.

_¿Dónde se estudia?

_Están las escuela de bariatras en la que se hacen cursos pequeños. Por ejemplo en Harvard hay una, yo lo estudié allí en 1993. Son estudios especiales, no requieren posgrado.

_¿Qué estudia la bariatría?

_A todos los pacientes con sobrepeso y obesos que además tienen patologías asociadas, personas que comen de forma compulsiva, los que tienen bajos niveles de serotonina. Es un tema poliédrico y abierto que ha nacido y ha arropado a un gentío.

_¿En que se diferencia esto con la teoría que ya existe acerca del tratamiento de personas con sobrepeso y obesidad?

_Los mismos pacientes están cansados de que les repitan lo que ya saben, que les digan que todo se resume a cerrar el pico, a hacer dieta y eso es totalmente erróneo.

_¿Entonces, qué se debe hacer al respecto?

_La persona que tiene sobrepeso u obesidad tiene esa condición por alguna de estas dos razones o una combinación de estas dos: porque come y engorda, o no come y engorda. Hace dieta, pierde peso, algo se estanca y luego de hacer una dieta, con gran sacrificio, sigue en el mismo peso, se deprime... También hay personas que son adictas a los dulces, que tienen una necesidad porque tienen bajos niveles de serotonina: esto sucede en el 30% de los casos.

_Entonces, ¿qué se haría?

_Las dos grandes frases son resistencia a la insulina y bajos niveles de serotonina. 70% de las personas con sobrepeso tienen resistencia a la insulina. Estos indicadores no están reflejados en ningún perfil 20. Entonces una persona que tiene sobrepeso tiene la culpa encima y, con una pastilla que no está tomando y no es una pastilla para adelgazar y que está indicada para la resistencia a la insulina, esa persona perdería la adicción a la harina y al dulce. Esa pastilla es la Metformina y debe ser recetada por el médico del paciente, si así lo considera.

_¿Quiénes deben tomarse esta pastilla?

_Las personas que el médico considere que deben tomarla. No necesariamente tienen que ser personas con sobrepeso. Hay quienes son delgados y tienen resistencia a la insulina. Los médicos de ayer le preguntaban al paciente cómo están los niveles de azúcar y si estaban bien, la persona se iba a su casa feliz; ahora también se pregunta cómo está la insulina pues si la persona tiene bien el azúcar, pero tiene valores elevados de insulina, hay resistencia a la insulina.

_¿Quién el especialista que debe recetar este tratamiento?

_Es el médico el que evalúa y considera dar o no dar esta pastilla que anteriormente sólo era usada para el paciente diabético.

_Una persona con sobrepeso que se sienta desesperada por rebajar pudiera leer su libro, autoadjudicarse uno de los tipos de metabolismo que usted describe y automedicarse.

Yo creo que no leíste mi libro bien. Cuando yo hablo de nutrifármacos, hablo de las condiciones en las que no se pueden tomar. Cuando alguien tiene resistencia a la insulina, que es el metabolismo tipo II, se le recomienda que vaya a un endocrinólogo. Después hay un capítulo dedicado a la Metformina que es sólo para médicos, donde se explica que esta pastilla es la solución, es la carne con papas de la cena; lo demás es chucherías.

_¿Entonces esta pastilla es la fórmula mágica?

_Bueno, en el libro también hablo de otras cosas que pueden ayudar, porque mucha gente no tolera esa pastilla o hay quien le tiene recelo; de 10 médicos cinco dicen que sí, cinco dicen que no. Este es un gran tema, es la excusa de mi libro, por eso lo escribí, para que el mismo paciente vaya a su médico y le diga "¿qué opinas tu de esto?".

_¿Este es un descubrimiento que usted mismo hizo?

_No, yo llegué tarde. Lo que hice fue el dietagrama que es la posibilidad de ponerle a la gente en la mano la herramienta para hacerse un examen, clasificarse y poder ir al médico y que entendiera por qué tenía la adicción al dulce o por qué no la tiene. Lo único que hice fue agrupar los conocimientos que existen. Yo creo que la bariatria como profesión no existe, pero se verá el día en el que se estudie como posgrado.

_Cada día hay más teóricos de la obesidad que parecen aprovecharse de que cada vez hay más afectados y en consecuencia, muchos potenciales clientes. ¿Cómo saber que esta es una propuesta diferente y no es una teoría más? Si esto que usted propone es tan efectivo, se puede ganar el Nobel.

_Esto no se puede postular al Nobel porque ya se sabe, lo que pasa es que no se había integrado todo en un libro y ahora sí existe, es mi libro, que además está escrito en un lenguaje que se puede entender fácilmente. En este texto se incluye el dietagrama, el sistema en el cual se puede identificar el horóscopo metabólico de cada quien y la persona puede ir al médico y decirle "yo tengo esto".

_Entonces es el paciente quien se va a diagnosticar y le va a informar al médico cuál es su problema.

_El paciente puede consultar y esa es la maravilla de ese libro. Puede decirle al médico "yo sufro de bajos niveles de serotonina" y el médico entonces puede interesarse en leer el libro y descubrir que con el nutrifármaco que se indica puede mejorar la condición del paciente. En la consulta se ve el éxito, las personas logran dejar de ser adictos al dulce o dejan de estar estancados en cuanto al peso.

_¿Cuánta gente ha tratado usted?

_No lo se, mucha.

_¿Desde cuando aplica este tratamiento?

_Tengo 10 años haciéndolo.

Dieta también

_Según el Colegio de Nutricionistas de Venezuela sólo los nutricionistas pueden indicar dietas; quienes lo hagan sin pertenecer a este gremio se exponen a sanciones. ¿Usted recomienda dietas?

_Yo sí recomiendo dietas. Legalmente el médico, más que ningún otro especialista, puede hablar de salud, porque además maneja las posibles complicaciones. Los nutricionistas son muy importantes y hacen un trabajo excelente en pacientes que tienen cáncer, personas con VIH, personas de la tercera edad. La nutrición en el campo del sobrepeso, es poco lo que puede ayudar, porque el paciente con sobrepeso ya sabe lo que tiene que hacer. Cuando al afectado por sobrepeso se le habla de dietas, se pierde. La solución del sobrepeso no está en decirle lo que ellos ya saben. Mi libro no tiene dietas, por eso tu pregunta casi me roza.

_¿El nutricionista no debería aceptar a personas con sobrepeso en la consulta?

_El que adelgaza no lo hace porque un nutricionista le dio la dieta. Adelgaza porque tocó fondo y quiere cambiar su vida y decide averiguar qué es lo que lo tiene adicto al dulce y eso es lo que hago yo. Adelgaza porque consiguió un motivador, no es porque se consiguió a la nutricionista que sí le dijo verdades. Yo no quiero quitarles el trabajo a nutricionistas, pero ahí no está solución.

_Los médicos que hacen cirugías bariátricas para reducir la capacidad estomacal del paciente con obesidad también aseguran que esta es la única manera de lograr que pierdan peso.

_Yo no soy la solución, la solución es el paciente. No existe el gurú de la dieta, el gurú es el paciente que logra adelgazar. Si los médicos que se dicen especialistas en obesidad no les aconsejan a sus pacientes realizarse los exámenes de insulina y serotonina, están haciendo mala medicina. Lo que está allí no es mi método, ni yo tengo la solución. Lo que quiero es que la gente sepa lo que está pasando, porque se ha creado mucha confusión con respecto al tema. La cirugía, por ejemplo, no es la solución, tiene un alto porcentaje de fracaso.

_¿Por qué cada vez hay más gente con sobrepeso?

_Porque cada vez hacemos menos lo que nos gusta, cada vez tenemos menos tiempo, tenemos más problemas con nuestros familiares, más estrés, menos tiempo para nosotros, cada vez tenemos más miedos, con más egos, y cada vez hay más harinas y dulces que nos tranquilizan y que nos hacen felices.