Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, miércoles 19 de octubre, 2005  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Nacional y Política > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
EVALUACION MUNDIAL / Lamentan insuficientes esfuerzos para prevenir y sancionar
Venezuela estancada en la corrupción

Alejandro Salas
Artículos relacionados
Según el Indice de Percepción de Corrupción de Transparencia Internacional, el país es percibido al igual que Burundi, Camboya, República del Congo, Georgia, Kurguistán y Papúa Nueva Guinea

EDGAR LOPEZ

EL UNIVERSAL

Por segundo año consecutivo, Venezuela mantuvo la puntuación de 2.3 (sobre el ideal de 10) en el Indice de Percepción de Corrupción (IPC) que publicó ayer Transparencia Internacional. La diferencia respecto al año anterior es el descenso en el ranking de los países de América (sólo por encima de Paraguay y Haití) y la similitud con países como Burundi, Camboya, República del Congo, Georgia, Kirguistán y Papúa Nueva Guinea.

Desde Londres, el presidente de Transparencia Internacional, Peter Eigen, destacó que más de dos tercios de los 159 países analizados a través del IPC obtuvieron una puntuación menor a 5. Desde su punto de vista el sondeo realizado este año "es testigo de la doble carga de los países menos desarrollados del mundo: la pobreza y la corrupción. La corrupción es una de las mayores causas de la pobreza, a la vez que representa una barrera para combatirla. Ambos flagelos se alimentan mutuamente, atrapando a las poblaciones en el círculo vicioso de la miseria. La corrupción debe ser abordada con fuerza si se busca que la ayuda al desarrollo tenga resultados para liberar a los pueblos de la pobreza".

Transparencia Internacional recordó los múltiples estudios que indican que la inversión extranjera merma en los países percibidos como corruptos, lo cual, según el Instituto de Banco Mundial, disminuye la posibilidad de mejorar los niveles de mortalidad infantil, los ingresos per cápita y la alfabetización.

También se advirtió que la riqueza no es suficiente para el control exitoso de la corrupción pues "los factores de riesgo, como el secretismo de los gobiernos, la influencia inadecuada de los grupos de élite y el financiamiento político distorsionado tienen lugar tanto en los países ricos como en los pobres".

Entorno presidencial
El coordinador de Transparencia Internacional para América Latina, Alejandro Salas, de visita en Caracas, comentó que el hecho de que Venezuela siga figurando en una posición desfavorable en el IPC puede obedecer a la insuficiencia de los esfuerzos para promover reformas estructurales, tanto en el campo normativo como en las instituciones requeridas para el combate de la corrupción.

Adelantándose a eventuales descalificaciones, Salas di jo que el propósito del IPC es que las autoridades gubernamentales presten la atención debida al fenómeno de la corrupción y comiencen a tra bajar para combatirla, "en conjunto con la sociedad ci vil organizada", enfatizó.

Al analizar los resultados del IPC en cuanto a los países de América Latina, indicó que se aprecian avances en Colombia y México y retrocesos en Costa Rica y Brasil, estos últimos asociados a recientes escándalos de corrupción en torno a la figura de los presidentes o ex presidentes de la República.

En su opinión, el hecho de que el presidente Hugo Chávez sea percibido como un gobernante honesto no es suficiente: "Yo creo que difícilmente el índice va a tener mejoras en los próximos años si se percibe que en el entorno del Presidente suceden hechos de corrupción o que falta transparencia, específicamente en los procesos de compras y contrataciones públicas".

Sin indicios de cambio
Alejandro Salas insistió en señalar que el IPC no persigue desprestigiar a los países percibidos como corruptos, sino estimular una sana competencia para impedir los efectos de la corrupción, entre ellos la profundización de las desigualdades sociales. Se trataría de una especie de abono a la voluntad política imprescindible para llevar adelante los cambios legales e institucionales.

Sin embargo, Salas está consciente del impacto, sobre todo de carácter económico, que, a mediano plazo, genera este tipo de mediciones a las inversiones extranjeras.

Salas señaló que, excepto la variación del IPC entre 2001 y 2002, "Venezuela ha permanecido estancada en materia de corrupción, pues simplemente no se ha hecho un esfuerzo por reformar nada y no hay indicios de cambio, pues el combate de la corrupción no es prioritario en el debate público. Los cambios sistémicos siguen en un segundo plano y las cosas siguen como estaban hace cuatro años".

El especialista explicó que no hay fórmulas genéricas que se puedan aplicar indistintamente en todos los países: "Hay que trabajar en varios frentes, entre ellos el control efectivo basado en información disponible, así como suficiente claridad en las reglas para evitar su interpretación y aplicación discrecional y acomodaticia".

Tal recomendación, acotó Alejandro Salas, podría ser acogida por el Gobierno para aumentar el impacto de los programas sociales que promueve: "Si estas misiones estuvieran caracterizada por la transparencia de los procedimientos para la distribución de bienes y servicios, de apertura de cuentas, de detalles sobre inversiones y gastos, tendría el doble de impacto en beneficio de la sociedad e incluso del Gobierno mismo, en la medida en que sólo recibiría aplausos por lograr cabalmente el objetivo de proporcionar recursos a los sectores más necesitados".



 
[an error occurred while processing this directive]




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007