Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, sábado 01 de octubre, 2005  
[an error occurred while processing this directive]
Principal >  Deportes >  Beisbol > Grandes Ligas > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
OPINION
Es verdad

Después de la peor tormenta y los peores huracanes, siempre sale el sol. Eso es verdad. Así como también es verdad que muchos pensaron que la unidad que reina en nuestro clubhouse, el sentimiento de que somos una familia y todo ese ambiente feliz que tanto nos han envidiado, se derrumbaría apenas cayéramos en una racha perdedora. No fue así. Los tiempos difíciles llegaron, las derrotas fueron más que las victorias, el pitcheo y la defensiva, que han sido la clave de nuestro éxito, comenzaron a ser erráticos, los batazos que habían sido oportunos desaparecieron, empezaron a llover las dudas, las críticas, incluso insultos, pero el equipo no se desmoronó y la unidad fue más sólida que nunca. De hecho, estoy convencido de que haber atravesado esa crisis y haberla superado con el éxito que hoy es noticia nos va a ayudar mucho de aquí en adelante. Porque es verdad que llegamos a tener una ventaja de 15 juegos en agosto, y que por eso muchos nos consideraron el superequipo de la liga. Pero nosotros no nos engañamos ni un solo segundo, y siempre supimos que los triunfos no eran producto de grandes nombres y deslumbrantes superestrellas en la alineación, sino fruto de un grupo de profesionales trabajando duro y haciendo su trabajo cada día. Y como le dije a mucha gente, es difícil que un equipo que en ningún momento ha perdido la punta de su división, de repente vaya a colapsar hasta quedar fuera de la clasificación. ¿Hubo nerviosismo? Es verdad, pero nunca perdimos la confianza ni entramos en pánico. Para comprobarlo basta leer las declaraciones de los jugadores, que en su mayoría por cierto nunca ha estado en una postemporada ni ha debido atravesar una tensión como la que vivimos este último mes. Sin embargo, todos destacan la importancia de habernos mantenido unidos, trabajando duro y apoyándonos uno a otros. El resultado fue el título divisional, que era la primera meta que buscábamos. Claro, es verdad que en Chicago los fanáticos esperan el título en la Serie Mundial, porque esta ciudad tiene sopotocientos años sin conseguirlo. Y nosotros tampoco queremos menos. Pero para los que dicen que saben de beisbol, los Medias Blancas son el equipo más débil de todos los aspirantes a estar en la postemporada. Perdimos la serie contra los Angelinos 4-6, la de Boston 3-4, y con los Yanquis empatamos 3-3. Es verdad, pero lo mismo decían de los Marlins en la temporada de 2003 y en mi casa está el anillo que ganamos ese año, contra los pronósticos de los analistas. Así que no se descuiden, porque es verdad que somos _en el papel_ la cenicienta de la partida, pero si los jugadores hacen su trabajo como hasta ahora, con buen pitcheo, buena defensiva y batazos oportunos, como los de la ronda eliminatoria, entonces les voy a echar un cuento.

ozzieguille13@hotmail.com



 
[an error occurred while processing this directive]




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007