Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, domingo 04 de septiembre, 2005  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Caracas > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
CARCELES / En el penal de Miranda se reproducen los males de otros recintos
En Yare manda la pólvora

En Yare se incumplen 90% de las normativas establecidas para penales
(Foto Archivo)
Artículos relacionados
Las bandas delictivas imponen la disciplina y el orden dentro de los pabellones

GUSTAVO RODRIGUEZ

EL UNIVERSAL

En Yare cuando se enciende la luz roja ningún recluso puede transitar por el penal, pues corre el riesgo de ser "amonestado". En el mejor de los casos el reo infractor resulta gravemente herido, pero por regla general paga la multa con su vida.

En el argot penitenciario los que ejercen el control interno se les conoce como "luceros" y éstos a su vez son los guardianes de los jefes de las distintas bandas. Yare es considerado como uno de los penales más violentos de todo el país. El poder lo ejercen las bandas dentro y fuera de los pabellones. Todos se las han arreglado para imponer la disciplina aunque sea a sangre y fuego.

Los reclusos aseguran que los especialistas cubanos que integran la llamada "misión penitenciaria" tuvieron que solicitar autorización a los jefes de las bandas para entrevistarse con algunos reos. La labor de los expertos antillanos se limitó al área administrativa. Tal vez por temor se negaron a recorrer los pabellones para palpar como sobreviven los reclusos.

En el penal, situado en el estado Miranda, la banda de "Barrio Chino" ejerce el monopolio e impone la "ley de la pólvora". Los reclusos admiten que alguien debe asumir el control, pues allí apenas laboran siete vigilantes del Ministerio del Interior y Justicia. Cerca de dos mil presos deambulan en dos edificaciones de cinco pisos.

Recordaron que en septiembre del año 1999 tras una revuelta los presos tomaron el control de la cárcel y expulsaron a las autoridades. Casi 200 efectivos de la GN equipados con armas largas y tanquetas permitieron que los vigilantes regresaran días después.

Los familiares aseguran que los grandes motines se producen cuando las autoridades deciden alterar el orden y envían a los reclusos a otras cárceles. "Cuando hay un cambio de gobierno esto aquí es grave", señaló Gloria de Patiño, madre de uno de los reclusos de Yare I. El Observatorio Venezolano de Prisiones solicitó el pasado año el cierre de ese penal, por el pésimo estado de su infraestructura. La organización consignó un documento donde se indica que esa cárcel incumple 90% de las normas establecidas para penales nacionales.

La población reclusa posee las llaves de distintos calabozos aunque la GN controla la seguridad perimetral.

La nevera está caliente

Los contrincantes de la banda de Barrio Chino aseguran que a ellos las autoridades nunca los trasladan. Por eso se les considera también como "los intocables".

Denuncian que las autoridades además de golpearlos los obligan a introducirse en una gigantesca cloaca, la cual es conocida en el penal como "la muerte". En realidad es una megaletrina.

Otro castigo consiste en introducirlos en pequeños calabozos que se caracterizan por las altas temperaturas. Los presos conocen a la celda de castigo como "la nevera". En Yare II hay 224 procesados.

Desde hace tres años un nuevo delincuente disfruta del trono en Yare, tras el asesinato de un antisocial que era conocido como "el Papa". Precisamente el Miércoles Santo del año 2003 se produjo un motín y el líder fue decapitado. El cónclave para elegir el sucesor de "el Papa" dejó un saldo de siete muertos.

Del sector La Torre de Reclusión salió humo blanco cuando resultó entronizado un hampón conocido como "el Chiqui". Se asegura que a partir de ese momento él controla todo el tráfico ilegal de alcohol, drogas y armas. Se ufana de contar con buenos socios para su lucrativo negocio. Otros consideran que en realidad es utilizado por un sistema corrupto, por el clan penitenciario.

Por ello a los verdaderos jefes de la banda no les conviene que en Yare exista una cocina, una unidad educativa, talleres o al menos un lugar para el esparcimiento. Yare figura entre las más violentas del ranking nacional.



 
404 Not Found

404 Not Found


nginx




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007