Caracas, martes 16 de agosto, 2005
Tiempo Libre

ESPECTACULO / Con el show de Los Valentinos en el CCCT
Diversión bajo la carpa del circo

El show para grandes y chicos cuenta con trapecistas, payasos y simpáticos animales

BLANCA SANTOS

EL UNIVERSAL

La función comenzará en apenas media hora y en el lobby del circo se siente el olor a cotufas y algodón de azúcar, pero la vida en este lugar comienza a primera hora de la mañana con ensayos y ejercicios.

Con una musiquita infantil que retumba en los oídos, niños y adultos entran apresurados buscando el mejor asiento para divisar el show que los Valentinos han traído a Venezuela estas vacaciones. No hay mujeres barbudas ni elefantes, bajo esta gran carpa azul conviven la magia y la diversión bajo la forma de trapecistas, equilibristas, payasos y una tropa de simpáticos animales.

"En un circo el grande se siente niño y el niño grande", advierte Juan Valenzuela, publicista del espectáculo circense que celebra tres décadas de vida. En uno de los trailers contiguos una blonda equilibrista de apenas 15 años llamada Campanita se maquilla para la primera parte del show, mientras sus hermanos Renato y Valentino echan un vistazo a los alimentos de los tigres, se ponen trajes multicolores _diseñados por Mitzy, el mismo que confeccionó el vestido de novia de Thalía_ y se cercioran de que todo esté en orden para la velada.

A las tres en punto se ilumina la pista del Circo Los Valentinos y unos dos mil espectadores esperan atentos los movimientos de un domador y siete tigres blancos y amarillos. En sólo cuestión de minutos el escenario cambia e irrumpe Fabiola, una joven de traje plateado que llega hasta lo más alto de la carpa colgada de una soga. Luego le corresponde a Campanita mostrar su talento sobre una cuerda tensa mientras hace malabarismo o se sube a un monociclo.

Aunque cada parte del show tiene su encanto, uno de los números más aplaudidos es "La escuelita" de Los Valentinos. Bajo una lluvia de luces multicolores, los hermanos que se dieron a conocer en Venevisión con el Circo de Las Cómplices simulan un alocado salón de clases en el que no falta el profesor regañón y la frase "no sabe, no sabe" que Renato esgrime para salir al paso a interrogantes como cuáles son los puntos cardinales.

Son dos horas de ilusión y trucos en los que también se hacen sentir un caballo que baila tango y reggaeton, unos pequeños caballitos con nombres de figuras de la TV _Daniel Sarcos o Viviana Gibelli_ y dos espigadas hermanas retan a los ojos más curiosos desapareciendo o convirtiéndose en leopardo.

Otros que se roban los aplausos son un acróbata llamado "Angel del Cielo" que vuela sujeto por dos telas, los camellos y dos monos a bordo de una pequeña moto. Africa, "la reina del circo", hace equilibrio en las alturas con increíble facilidad.

El final de la función _que se presenta de lunes a sábado a las 3:00 y 6:00 pm, y domingos también a las 11:00 am_ no puede ser menos vistoso: Renato, Valentino, un rubio Tarzán y otros jóvenes suben a lo más alto para desafiar el peligro con asombrosas piruetas.