Inicio  >  Deportes >  Andrés Galarraga > Noticias
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda
Votar
[an error occurred while processing this directive]



61 en Venezuela

El Gran Gato fue un prolífico bateador en la liga local, al punto de que despachó más de 60 jonrones en 13 campañas. En la zafra 1985-1986 conectó 14 estacazos de vuelta completa, confirmándose como un sólido artillero

El 4 de noviembre de 1978 debutó Andrés Galarraga en el beisbol profesional con el uniforme de los Leones del Caracas (Foto Vicente Correale)

Contenido relacionado

ANTONIO CASTILLO

Cada vez que el equipo de Chapellín se presentaba a jugar en Parque Miranda, los responsables de los negocios ubicados en la avenida Rómulo Gallegos tomaban sus medidas. No había que descuidarse porque en la novena había un gordito que poseía un poder inusual y cada vez que sacaba la bola del parque, bien se estrellaba en el parabrisas de cualquier auto, en las vidrieras de los negocios o en los ventanales de los edificios.

Ese gordito era nada menos que Andrés Galarraga, quien a mediados de 1974 no sólo era el terror de los pitchers de la división junior de la Liga Popular Criollitos de Venezuela, sino de los dueños de los locales aledaños al campo de beisbol de Parque Miranda.

Precisamente fue Galarraga el responsable directo de que los encargados del parque tomaran la decisión de subir varios metros la cerca de los jardines, debido a los continuos reclamos.

Inicios en Chapellín

Andrés alternaba sus estudios de primaria en la escuela Jesús Enrique Lossada con los juegos de pelota. El bachillerato lo cursó en el liceo Enrico Fermi, pero ni siquiera los logaritmos, productos notables y estudios de la Grecia antigua podían alejarlo de su gran pasión: el beisbol.

Ya en 1977, con 16 años, Galarraga salta a la división juvenil con el equipo Ray-Ran e incluso es convocado a la preselección nacional con miras al Mundial de Argentina. El robusto pelotero no es escogido, pero lejos de amilanarse se empeña en seguir adelante con más intensidad que nunca.

Fue el doctor Angel Castro uno de los primeros que tuvo confianza en el pelotero que con el correr de los años sería conocido en todos los diamantes de las grandes ligas como el Big Cat. Castro le dijo a Francisco Rivero, gerente general de los Leones del Caracas por aquella época, que tenía un diamante en bruto, que sólo había que pulirlo un poco.

Francisco Rivero se acercó a Parque Miranda y quedó tan impresionado que le invitó de inmediato al campo de entrenamiento de los Leones.

Ni corto ni perezoso Andrés se presentó puntual en el terreno. Más de uno lo vio de reojo y escondió una sonrisa socarrona, pensando: "Este gordo ¿qué se habrá pensado?

Bien, Galarraga no sólo congeló sonrisas y comentarios adversos, sino que a fuerza de batazos convenció al mismísimo Negro Prieto, quien autorizó su firma por diez mil bolívares en octubre de 1978.

Todavía se recuerda el momento en que el Gran Gato va a estampar su firma y en el contrato aparece el nombre de Andrés Soler. A todas estas Francisco Rivero estalla en una carcajada para después explicar que había tomado esa decisión para evitar posibles complicaciones de índole legal, toda vez que Galarraga era menor de edad. Ese contrato inicial fue destruido y hoy el episodio forma parte de la historia jocosa del beisbol local.

Debut con los Leones

Fue el 4 de noviembre de 1978 cuando Andrés Galarraga debuta en el beisbol profesional venezolano. Fue en Barquisimeto donde los Leones visitaban a los Cardenales. En el séptimo inning el manager Felipe Rojas Alou lo llama a batear de emergente por Joe Gates y recibe base por bolas del zurdo José Vinay Caldera.

Tres días después disputa su primer Caracas-Magallanes. Entra a jugar en tercera base en lugar del estadounidense Tom Brookens y se poncha en su único turno en el octavo capítulo, pero los Leones logran derrotar a sus Eternos Rivales Navegantes.

El 6 de diciembre de ese 1978, Andrés conecta el primero de sus 457 incogibles en el beisbol venezolano. Si bien fue un infieldhit en calidad de emergente por Natalio Silva, fue por demás satisfactorio porque se lo dio nada menos que a Manuel Sarmiento. Entonces anotó su primera carrera impulsado por el importado Bob Molinaro.

Por primera vez es alineado en la inicial el 29 de diciembre de 1978. En el Universitario juega en lugar del recordado Gonzalo Márquez desde el quinto inning, batea de 2-1 y comete su primer error. Entonces los Leones someten a las Aguilas del Zulia.

Poco a poco es reconocido por la afición y sus propios compañeros, quienes le ven como un sólido prospecto.

Primer gran juego

Los que no estaban convencidos de que Andrés Galarraga estaba hecho para empresas superiores, quedaron de una pieza el 14 de enero de 1979 cuando aparece por primera vez en el lineup inicial de los Leones ante los Tiburones de La Guaira. El manager Rojas Alou lo coloca en la pradera derecha y en los primeros cuatro turnos tenía dos incogibles.
En el noveno inning y ante el estelar relevista Luis Mercedes Sánchez conecta largo cuadrangular, el primero de los 61 que cosecha en la pelota rentada de Venezuela. En definitiva se fue de 5-3 con tres remolcadas, sus primeros fletes en la liga local y ayudó a los Leones a vapulear 14-2 a los litoralenses.

En esta su primera temporada con el Caracas, Galarraga bateó de 11-5 (.445), pero quizás lo más significativo fue en que tres meses de campaña perdió la bicoca de 18 kilos, con lo cual ya no era el gordito de los Leones, sino el fuerte pelotero orgullo de Chapellín.

Luego de esta primera experiencia, el manager Felipe Rojas Alou, quien además era scout de los Expos de Montreal, lo firma para esta organización de Grandes Ligas.

Números en Venezuela

Las mejores actuaciones de Galarraga en Venezuela las logró en las campañas 1983-1984 (31 empujadas); 1985-1986 (14 cuadrangulares y 37 remolcadas); 1986-1987 (.328 de average, 11 jonrones y 33 impulsadas).

Andrés no bajó su intensidad en las series semifinales, destacando en las que se jugaron en las temporadas 1986-1987 (.474 de promedio, de 19-7, con 9 anotadas, 1 doblete, 1 jonrón y 3 empujadas), y en la 1987-1988 (.438, de 48-17, con 12 anotadas, 2 dobletes y 4 fletadas).

También tudo destacada actuación en las finales 1985-1986 (.370, 3 dobletes, 1 jonrón y 3 impulsadas); 1986-1987 (.467, 2 jonrones y 4 fletadas) y finalmente en la 1987-1988 (.320 con 3 empujadas).

Andrés Galarraga jugó 13 temporadas con los Leones del Caracas y en 485 juegos, conectó 457 hits en 1.687 veces al bate dejando un promedio de .271. Bateó 61 vuelacercas y logró empujar 243 carreras.

 La última vez que jugó en Venezuela fue en la campaña 1992-1993.

El Gato en las menores

Seis duras campañas debió jugar Andrés Galarraga en las ligas menores antes de llegar a la Gran Carpa.

En 1979 comenzó con el West Palm Beach, clase A, pero fue bajado al Calgary de la Liga de Novatos. Allí volvió el año siguiente. En 1981 empezó en el Jamestown, también clase A, y retornó a West Palm Beach en 1982, donde lideró el departamento de cuadrangulares de su equipo conectando 14 batazos de cuatro esquinas.

En 1983 regresó al West Palm Beach, donde sufre su primera lesión. Recibe un pelotazo en plena cabeza que le saca del lineup durante 25 juegos. Vuelve para promediar un sólido .289 con 10 cuadrangulares.

Su mejor campaña en las menores fue en 1984, año en que fue designado Jugador Más Valioso de la Southern League luego de quedar primero en slugging (.508), en bases alcanzadas, 271 y segundo en jonrones con 27. Con esa actuación en el Jacksonville AA, todos los directivos de los Expos fijaron su atención en él.

Al año siguiente asciende a AAA con el Indianápolis, y llega segundo en cuadrangulares e impulsadas con 25 y 87 respectivamente. Entonces fue nombrado Novato del Año de la American Association y considerado noveno mejor prospecto por la publicación Baseball America.

En las menores de los Expos tuvo una actuación global que incluyó .274 de promedio (de 2.190-600), 90 jonrones, 356 empujadas y 318 anotadas. Recibió 204 boletos y se ponchó 522 veces.

El 24 de agosto de 1985, aquel gordito que rompía parabrisas, vidrieras y ventanales en la avenida Rómulo Gallegos debutó en las Grandes Ligas, convirtiéndose en el trigésimo octavo venezolano en hacerlo.



Ahora en Portada

 Lo más
  •  Leído 
  •  Comentado 

Blogs Ver todos

  • Julio Tupac Cabello
    Metamorfosis
    Con la llegada del invierno mueren los días largos, pero la agonía de la tarde (...)

    HACE54segundos
  • MANUEL ALFREDO RODRÍGUEZ
    Derecho Innovador
    El propietario del terreno informa al Juez lo siguiente: 1 que su finca se (...)

    HACE7horas
  • ERNESTO LINZALATA
    42 kilómetros
    Debo comenzar este escrito señalando que no estuve presente en el evento, pues (...)

    HACE8horas
  • ANTONIO CASTILLO
    El Leonático
    ¿Dónde estaba metido este Yoanner Negrín que llegó hasta el octavo en rol (...)

    HACE12horas
  • ELIDES J. ROJAS L.
    Sobre la marcha
    Se concretó lo que muchos cronistas venían anunciando desde hace meses: Estados (...)

    HACE1dia

  • Hoy soy libre
    ADAULFO* PARTE 1 Desde hace algún tiempo se viene hablando del alcoholismo (...)

    HACE1dia
  • GUÍA TURÍSTICA
    ¡Buen viaje!
    Jon Satainer, escribió un post en A Luxury Travel Blog sobre los mejores (...)

    HACE4dias