Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, miércoles 18 de mayo, 2005  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Economía > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
ANALISIS
¿De la caja negra a la urna negra?

ROBERTO GIUSTI

EL UNIVERSAL

Un lugar común muy frecuente en la Cuarta República eran los señalamientos según los cuales Pdvsa se había convertido en auténtica caja negra, imposible de auditar, incluso para los especialistas de la Contraloría. Los directivos petroleros de entonces solían responder con un argumento invariable: la Contraloría funciona en Pdvsa y sus técnicos tienen acceso permanente a los libros contables. Si no se han denunciado irregularidades en el manejo administrativo y financiero es porque no lo hay.

Y aunque ahí terminaba la discusión siempre quedaba en el ambiente un atisbo de duda razonable, si se toma en cuenta que la empresa funcionó en una esfera, de acuerdo a una jerarquía y en unos muy determinados espacios, de difícil acceso para el ciudadano de a pie. De esa desconexión, que implicaba desconocimiento, brotaba el resquemor, aun cuando se pueden contar con los dedos de una mano las denuncias por irregularidades o simple corrupción en una empresa modelo.

Hoy en día, cuando el lema de la industria proclama que Pdvsa es de todos, la casi totalidad de los analistas económicos y petroleros coinciden en afirmar que la caja negra se convirtió en "una urna negra donde van a enterrar la empresa".

Señalan que contrario a las cifras de la OPEP, la Agencia Internacional de Energía, J.P. Morgan o Bloomberg, que coinciden en la cifra de 2 millones 700 mil barriles como la producción venezolana, el Gobierno y Pdvsa insisten en ubicar la cifra en 3 millones 300 mil barriles. Esa contradicción refleja una total falta de transparencia en los números de Pdvsa, que se refleja en una entrega de divisas al Banco Central que no se corresponden con las cifras de la producción declarada. De manera que quedan en el aire unos 2.500 millones de dólares sobre los cuales flota una duda: o nunca existieron porque la producción es menor a la declarada o hubo desviación de fondos y fueron al exte rior o cambiados en el mercado negro.

Sin embargo, tanto el Presidente como Ramírez han explicado que las transnacionales producen 600 mil barriles diarios que sacan del país, pagando apenas el 1% de regalías, versión aceptada por los expertos como una verdad a medias. "Eso es posible con las asociaciones estratégicas que producen unos 550 mil barriles. Pero se trata de productos sintéticos, crudo mejorado con un valor inferior en el mercado al precio promedio. Y en lo relativo a los convenios operativos, todo lo que se produce, unos 600 mil barriles, es obligación de las compañías extranjeras venderlo a Pdvsa".

Citan el hecho de que pocas veces se había registrado una diferencia tan grande entre la cesta venezolana y el crudo de referencia WTI y la cesta venezolana. La causa de esa brecha, que en este momento alcanza a 9 dólares, se debe a una presencia menguante de productos en la cesta y al efecto de los crudos pesados, cada vez mayor, en la mezcla de exportación, lo cual hace bajar el precio. Advierten sobre una holgura coyuntural que permite cubrir las ineficiencias técnicas gracias a unos precios cuya variación, hacia abajo, provocará huecos en las finanzas de Pdvsa y en el fisco nacional.



 
[an error occurred while processing this directive]




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007