Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, miércoles 30 de marzo, 2005  
[an error occurred while processing this directive]
Principal > Economía > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
ANALISIS
El rompecabezas del capitalismo del Estado bolivariano

VICTOR SALMERON

EL UNIVERSAL

Montado en el carro del ingreso petrolero y en fuentes de financiamiento que despiertan la crítica de analistas _utilidades cambiarias del BCV, IDB, devaluación, emisión de deuda_ la administración de Hugo Chávez incrementa el papel del Estado en la economía, asignándole el rol de productor y tomando parcelas que permanecían en manos de la empresa privada.

Fábrica de tractores, nacionalización de Venepal, creación de una red de distribución de alimentos a bajo costo, medios de comunicación, ampliación del sistema financiero público, la compañía de telecomunicaciones CVG Telecom, son algunas de las acciones que muestran el aumento de peso del Estado.

"A este conglomerado se añade un brazo no capitalista, se trata de los núcleos endógenos y cooperativas, que no tienen como norte obtener ganancias. En 1998 habían sólo 4 mil cooperativas, en este momento ascienden a 24 mil 500", explica José Guerra, profesor de la Escuela de Economía de la Universidad Central.

La propagación del Estado en momentos en que la economía se mantiene en términos reales a niveles prácticamente similares a los de 1998, trae como consecuencia que la participación del sector privado disminuye, esto es lo que José Guerra define como "un cambio en la estructura de propiedad en el país".

¿A qué se enfrentan las empresas privadas que permanecen en medio del avance del modelo? "Tendrán que competir con las empresas públicas, pero en desventaja. No obtendrán financiamiento público directo vía presupuestaria, no recibirán el apoyo del financiamiento preferencial a través del Banco Industrial de Venezuela, Bandes y Banfoandes, tampoco contarán con exoneraciones y preferencias fiscales", afirma José Guerra.

A la creación de nuevas empresas públicas se agrega un marco regulador en donde el Estado controla la compra de dólares, el precio de una amplia gama de productos y prepara una ley penal cambiaria para restringir la libertad del mercado paralelo de divisas.

Analistas estiman que actualmente existen las condiciones macroeconómicas para iniciar la flexibilización y el levantamiento de los controles _que surgen en medio de las dificultades que crea la paralización de Pdvsa y la huelga de empresarios de 2003_ pero hasta el momento no hay señales en este sentido, todo lo contrario, el Gobierno da muestras de querer aumentar la naturaleza estatista del modelo.

¿Se trata de un movimiento retrógrado, de regresar a la década de los setenta? José Guerra considera que "hay diferencias, este capitalismo de estado es una fase de un proyecto político".

Hasta ahora la creación de empresas públicas no es exitosa. Los bancos del Pueblo y de la Mujer, instituciones emblemáticas en el tablero del sistema financiero que ha creado el chavismo, cierran 2004 con resultados en rojo, de acuerdo con la memoria y cuenta del Ministerio de Finanzas.

La bombona de oxígeno que representa el presupuesto público necesita que el precio de la cesta petrolera se mantenga en niveles elevados para continuar bombeando combustible a la nueva estructura estatal.

vsalmeron@eluniversal.com

 



 
[an error occurred while processing this directive]




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007