Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, miércoles 23 de febrero, 2005  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Nacional y Política > Noticias
Imprimir con   |    Enviar por correo

(12:31 PM) Canciller alerta a la OEA sobre conspiración contra el gobierno de Chávez


Caracas.-  El canciller Alí Rodríguez lanzó hoy ante la Organización de Estados Americanos un alerta a toda la comunidad internacional sobre la posibilidad de que se concrete un plan para "liquidar físicamente" al presidente de la República, Hugo Chávez Frías, asegurando que las acusaciones que lo señalan como una "influencia negativa" o "desestabilizadora" en la región, son el preludio para un  nuevo ataque en su contra.

Rodríguez, que intervino hoy ante el Consejo Permanente del organismo interamericano para defender la política exterior de Venezuela, dijo que "lo absurdo" de las acusaciones vertidas en contra del gobierno "no despertaría la más leve inquietud si no existiera la multitud de hechos que demuestran que cuando tales señalamientos se producen es porque, más temprano que tarde, vendrá el ataque" como cuando se produjo el golpe de Estado en abril de 2002 o el paro petrolero en diciembre de ese mismo año.

"Por la misma razón no podemos echar en saco roto las informaciones de los cuerpos de inteligencia que señalan intentos de liquidar físicamente a nuestro presidente el mismo que ha sido legitimado todas la veces que ha sido sometido al escrutinio del pueblo venezolano", dijo Rodríguez ante los representantes de los gobiernos del continente americano.

Advirtió que "nadie podría imaginar siquiera las consecuencias de un acto de esta naturaleza" no sólo para Venezuela y América Latina sino "más allá nuestras fronteras y más allá de nuestra propia voluntad de paz".

El canciller dejó claro que por un "elemental sentido de dignidad" Venezuela rechaza "con firmeza toda amenaza, todo intento de presionarnos y de interferir en asuntos que son de total y absoluta incumbencia de los venezolanos", en clara alusión a las acusaciones hechas por voceros del gobierno de los Estados Unidos contra el gobierno venezolano.

También rechazó la teoría de que Venezuela pretenda exportar "ni mucho menos imponerle nuestro modelo democrático a nadie". "Cada pueblo soberanamente encontrará la mejor manera de enfrentar sus problemas sin interferencia, sin imposiciones de ninguna naturaleza".

Alí Rodríguez defendió en su intervención el derecho de los países a la soberanía y la autodeterminación, sin lo cual "no hay democracia". "Autodeterminación, soberanía, democracia son factores inseparables y mutuamente condicionantes, son además piedras angulares de la correcta y pacífica relación entre países", agregó.

Carta Democrática

El canciller también abordó la preocupación venezolana por las peticiones que se han hecho para que la OEA modifique la Carta Democrática Interamericana para "fortalecer los mecanismos de defensa de la democracia" señalando que si bien los documentos políticos del sistema interamericano no son "inalterables" o "intocables" cualquier modificación que se proponga deben ser compatibles con el artículo 3 de la la Carta de la OEA que establece el derecho de los Estados de decidir, sin injerencia externa su sistema político, económico y social y a organizarse en la forma que más le convenga".

"Estamos seguros que no encontrará eco en este foro quien intente imponer criterios hegemónicos y unilaterales pues de ser así tendríamos que preguntarnos si en la OEA caben gobiernos como el que lideriza Hugo Chávez Frías postulando una democracia participativa y protagónica y declarándose adversario del modelo neoliberal así como las propuestas de carácter neocolonial que hoy se quieren imponer en el continente", agregó.

En defensa del modelo
democrático venezolano

Rodríguez Araque expresó que "resulta un error de muy graves consecuencias cierta pretensión de imponer un pensamiento único y con él, modelos y prácticas políticas de un país con historias y circunstancias propias a otros países".

En su opinión, "no existe un solo modelo democrático", aún cuando se apliquen principios universales. Expresó además que "ningún pueblo podrá decidir si se ve obligado a actuar bajo la agresión u ocupación de fuerzas externas, sin autodeterminación".

Destacó que el gobierno de Hugo Chávez ha colocado el problema de la superación de la pobreza como su primera razón de ser. "¿Cómo podría pensarse siquiera en un régimen democrático respetuoso de los derechos humanos con 80% de seres sometidos al ultraje cotidiano de la pobreza y de sus terribles consecuencias?", se preguntó.

Afirmó que en el caso venezolano la producción del principio del "gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo" sólo se podrá concretar "dándole poder a los pobres", pues ellos representan "una abrumadora mayoría".

Explicó que en la Constitución Nacional se colocó como primera condición la participación de esa mayoría "que algunos seres sin alma, nacidos en esa misma tierra, tratan con abominable desprecio bajo calificativos como chusma o como hordas salvajes".

"Es esa la exclusión de la cual se habla y que encontró en Venezuela a un pequeño grupo de excluyentes, en pequeñas oligarquías políticas y económicas degustando las llamadas mieles del poder", acusó.

Señaló a ese grupo de haber sido los "grandes beneficiarios de una democracia representativa que cada día excluía y despreciaba más a esa inmensa masa de seres empujados por ellos mismos a la pobreza generada por la irritante concentración de riqueza y privilegios".

A juicio del canciller, el pueblo venezolano tiene una clara conciencia de la exclusión política, social, económica y cultural.

"El ejercicio del poder político en una democracia -si ella es verdadera- no se limita solamente a la participación electoral cada cierto tiempo o a la división de poderes, sino que comporta garantías fundamentales al ciudadano, como el de la consulta en algunos asuntos de interés público", afirmó Rodríguez.

Entre esos temas destacó el derecho a revocar los mandatos de libre elección. Recordó que en Venezuela se consultó a los electores si deseaban una nueva Constitución Nacional; posteriormente se sometió a votación el texto de la Carta Magna; y el año pasado se realizó un referendo revocatorio presidencial.

Señalamientos de Chávez hacia EEUU han sido
en respuesta a ataques de ese gobierno

Durante una rueda de prensa ofrecida luego de concluir la exposición ante los embajadores de la OEA, Rodríguez Araque defendió las constantes alusiones del presidente Chávez  hacia el gobierno estadounidense, al manifestar que éstas siempre han sido en respuesta a algún "ataque o señalamiento" por parte de Washington.  "Nunca ha sido iniciativa del presidente Hugo Chávez", aseguró.

Retomó la tesis del magnicidio, y las consecuencias gravísimas que podría desencadenar un hecho de esa magnitud.  "En caso de Venezuela, ¿quién podría contener la reacción popular?", planteó.

Destacó que aunque están "convencidos de que ha habido un apoyo" por parte de EEUU al golpe de Estado de abril de 2002, Venezuela siempre mantuvo silencio para tratar de mejorar las relaciones en el plano político, donde no parecen ir muy bien.

Manifestó que Venezuela está dispuesta "a conversar" con el país del norte y afirmó que de esa manera "es posible superar las diferencias que enfrentamos".




 
404 Not Found

404 Not Found


nginx




Imprimir con   |    Enviar por correo
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004