Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, martes 22 de febrero, 2005  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Cultura y Espectáculos > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Apasionado del cine, el erotistmo y La Habana, fue figura cimera del exilio
Falleció Guillermo Cabrera Infante leyenda de las letras cubanas

Londres. El escritor cubano Guillermo Cabrera Infante falleció ayer en Londres a los 75 años a consecuencia de una septicemia. Premio Cervantes 1997, tuvo tres pasiones principales en su vida: el cine, el erotismo y La Habana.

Nacido en Gibara, provincia del oriente de Cuba, el 22 de abril de 1929, en 1941 se trasladó con su familia a La Habana para estudiar Medicina. Allí empezó a escribir colaboraciones cuando sólo contaba 18 años, y a dedicarse a diversos oficios, por lo que abandona sus estudios.

En 1950 ingresa en la Escuela de Periodismo y desde 1954, y con el pseudónimo de G. Caín, comenzó a dedicarse a la crítica de cine en el semanario Carteles, en el que tres años más tarde sería nombrado redactor jefe.

En 1951 fundó la Cinemateca de Cuba, organismo que dirigió hasta 1956 y poco después fue designado director del magazine cultural cubano Lunes de revolución.

Tras el derrocamiento de Batista y la llegada al poder de Fidel Castro en 1959, Cabrera Infante fue nombrado agregado cultural de Cuba en Bruselas, cargo que ocupó desde 1962 hasta 1965.

Cabrera Infante asegura que aceptó ese destino "porque no aguantaba estar en La Habana... No soportaba verme convertido en un apestado, un no persona".

No obstante, sus discrepancias con el nuevo régimen cubano, y con Castro particularmente, fueron in crescendo y llegaron a su fin en 1968, cuando criticó abiertamente al gobierno de La Habana en una entrevista concedida a la revista argentina Primera Plana, lo que provocó una reacción adversa en Cuba, por lo que fue llamado a consultas. Sin embargo, Cabrera Infante abandonó en respuesta a ese requerimiento su cargo diplomático y pidió asilo político en el Reino Unido, donde se nacionalizó británico y fijó su residencia en Londres.

En 1960 escribió Vista del amanecer en el Trópico, obra en la que confluyen La Habana nocturna, con viñetas de la violencia en la época del general Batista, y con aspectos de la lucha de los revolucionarios castristas en Sierra Maestra.

Los libros de Cabrera Infante están prohibidos en Cuba, pero circulan clandestinamente. Así ocurre con La Habana para un infante difunto (1979) o Cuerpos divinos (1985), ambos autobiográficos.

El erotismo está presente en toda su obra, pero siempre "en función de la parodia y de la risa, cosa que un autor erótico no haría nunca", según aseguró el propio escritor.

Su pasión por el cine le llevó a ser el guionista de Punto de fuga, que se rodó en California, Nevada y Nuevo México. Esta pasión hizo que Cabrera Infante se convirtiera en el primer escritor latinoamericano que llegó a Hollywood bajo esa condición de profesional.

En 1997 fue galardonado con el Premio Miguel de Cervantes de Literatura, el principal galardón de las letras hispanas.

Cabrera Infante estaba casado con la actriz cubana Miriam Gómez.



 
404 Not Found

404 Not Found


nginx




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007