Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, domingo 13 de febrero, 2005  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Nacional y Política > Expediente
 EXPEDIENTE  ver más expedientes 
   
Las obras emprendidas no fueron suficientes para contener la fuerza de las aguas. Técnicos y especialistas habían alertado sobre la deficiencia y retardo de las mismas.
(Foto Oswer Díaz)
El gran fracaso
Cerca de un billón y medio de bolívares se destinaron a la reconstrucción del Litoral. Un proyecto realizado y nunca ejecutado convirtió el sueño en nueva tragedia

FRANCISCO OLIVARES
EL UNIVERSAL

Si es por recursos económicos, el Estado Vargas los recibió a tiempo y a manos llenas. Ha sido cerca de un billón y medio de bolívares destinados únicamente a la reconstrucción de esa región, después del deslave, y a minimizar los riesgos a través de la ejecución de grandes obras de infraestructura. La prioridad era garantizar la vida y la seguridad de los bienes y las personas.

 Para ello se creó en enero del año 2000 la Autoridad Unica del Area del Estado Vargas, cuyo propósito era el de realizar los estudios necesarios para garantizar un camino correcto y adecuado para su reconstrucción. En otras palabras, hacer realidad un sueño para Vargas.

 El equipo que emprendió dicho camino estuvo coordinado por el ex ministro de Ciencia y Tecnología, Carlos Genatios; para realizar este proyecto se buscó a los mejores técnicos y especialistas de prestigiosas universidades como las de Harvard, Japón, China, Francia, Italia y Australia, así como la participación de los mejores científicos de las universidades nacionales; particularmente refiere Genatios que la evaluación hidráulica la hicieron los mejores expertos del país, en el área: miembros del Instituto de Mecánica de los Fluídos de la UCV y del Departamento de Ingeniería Hidráulica, Universidad Metropolitana, la cual coordinó el área de Urbanismo.

 Aclara Carlos Genatios que `la AUEV no tenía la potestad ni los recursos financieros ni la capacidad de construir, y debía limitarse a hacer los estudios y proyectos´.
 El proyecto no se quedó sólo en el aspecto de la seguridad de la región, ese equipo le dio vida al proyecto denominado `Rehabilitación del Litoral´ que dotó a Vargas de un programa estratégico urbanístico que contemplaba todas las áreas para el desarrollo, lo cual, de haberse llevado a cabo, habría sido un ejemplo de desarrollo sustentable.

 Para esos días Chávez anunciaba que en dos años Vargas sería una tacita de plata.
 Con un lenguaje más técnico, el presidente de Corpovargas, Umberto Fontana, anunciaba que en tres años tendría casi completo el plan de recuperación. Al lado del millardo de dólares entregado por el Gobierno anunciaba 3 mil millones de dólares de parte del sector privado.
 Pero a cinco años de aquella tragedia que dejó miles de muertos, desaparecidos y familias dispersas por todo el territorio, el sueño no existe, las obras nunca se construyeron y se ha tenido que padecer una nueva tragedia para revisar qué se hizo mal desde lo sucedido en diciembre de 1999.
 El miércoles 2 de febrero de 2000 la Gaceta Oficial daba cuenta de la designación de mil millones de dólares que autorizaba al Ejecutivo Nacional para la contratación y ejecución de crédito público destinados a financiar los programas, proyectos y gastos extraordinarios para atender la situación de calamidad pública. En otras palabras se abría una `vía rápida´ y sin controles molestos para la ejecución de las obras.
 Según las cuentas que ha sacado el diputado Pedro Castillo, a eso hay que agregar los cuantiosos recursos que ingresaron por ayuda internacional que, según el Gobierno, ascendieron a 449 mil millones de bolívares. Otros 20 mil millones de bolívares para Corpovargas del Fondo de Inversiones de Venezuela, un fideicomiso del Banap por Bs. 13 mil millones destinados a otorgar créditos a las familias de clase media del Estado Vargas para adquirir nuevas viviendas. En el plan de la sobremarcha del año 2000 se asignaron 80 mil millones, 23 mil millones en el 2002 como crédito adicional para la gobernación del Estado Vargas y 40 mil millones más en el 2003. Todo ello da un total de un billón 345 mil millones de bolívares.
 Eso no incluye la inversión directa de la cooperación internacional para la rehabilitación de la quebrada de Tacagua y del río de San Julián, en Caraballeda, que es de 23 mil millones de bolívares.
 Asimismo esto excluye las asignaciones de la Ley Paraguas y presupuestos ordinarios de los distintos organismos que actúan en la región en obras públicas.
 Paralelamente, el Ministerio del Ambiente destinó 1.200 millones de bolívares para la construcción de la planta de tratamiento de Punta Gorda en el año 2003. Fondur ejecutó 70 mil millones de bolívares sin licitación para la construcción de viviendas para los damnificados de Vargas. De ellos, 3 mil millones se asignaron a la organización Solidaridad Vargas, con lo que se construyeron apartamentos destinados a clase media afectada en 1999; luego se denunció que figuras del Gobierno poseen viviendas allí.
 A finales de 1999, al inaugurar las primeras viviendas, Chávez expresó: `Estas 200 viviendas son apenas una espina de lo que se va a hacer con la reubicación de los damnificados´. Pero la realidad es que de las 5 mil viviendas que se ofrecieron construir en dos años en Vargas, no se ha llegado ni a 500 y hacía falta cerca de 16 mil, según denuncia Castillo.

folivares@eluniversal.com

 

 



Ver también:
- La lección de la ciudad japonesa de Kobe
- Inconclusas o mal hechas
Imprimir con   |    Enviar por correo
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2004