Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, martes 25 de enero, 2005  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Internacional > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
En el campo de exterminio murieron 1,5 millones de personas. sólo 7.650 salieron con vida de Oswiecim
Una fábrica de muerte y horror llamada Auschwitz

Varsovia. Como ninguna otra palabra, Auschwitz simboliza el genocidio nazi. El campo de concentración, de cuya liberación por las tropas soviéticas se cumplen 60 años el jueves 27 de enero, era más que un lugar en el que eran asesinados sobre todo judíos europeos.

Era un sistema mortal perfectamente estructurado, que explotaba a sus víctimas hasta su total agotamiento antes de que fueran a parar a las cámaras de gas _igual que los presos no aptos para trabajar_, o murieran por hambre, debilidad, enfermedad o malos tratos, indicó DPA.

El campo ubicado en las afueras de Oswiecim, sur de Polonia, era el mayor en la maquinaria de exterminio de los nacionalsocialistas.

La Polonia ocupada por los alemanes se convirtió en escenario del genocidio. Además de Auschwitz, los nazis levantaron allí los campos de exterminio de Majdanek, Treblinka, Belzec y Sobibor. Pero en Auschwitz fue asesinada la mayor cantidad de personas (entre 1,1 y 1,5 millones).

La mayoría de las víctimas _casi 90%_ eran judíos polacos, alemanes y de los países ocupados por Alemania.

Otro 10% eran polacos, gitanos, prisioneros soviéticos, homosexuales, miembros de la resistencia y presos políticos.

Los primeros prisioneros polacos llegaron a Auschwitz en junio de 1940.

En marzo de 1941, el Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, ordenó la construcción de un segundo campo en Birkenau, a tres kilómetros. En ese recinto se levantó el verdadero campo de exterminio, llamado Auschwitz II, y en la cercana Monowitz, el llamado Auschwitz III, al que respondían otros 45 subcampos.

En este campo, los presos fueron explotados como trabajadores esclavos.

Al llegar a Birkenau, los prisioneros eran obligados a abandonar los vagones de ganado y formar filas, donde oficiales de las SS los escogían.

Aquel que era considerado apto para trabajar pasaba al campo de cuarentena, y luego a uno de trabajo, donde era registrado y se le tatuaba su número en el antebrazo.

Los presos considerados no aptos para trabajar eran asesinados el mismo día de su arribo en las cámaras de gas disfrazadas de duchas en Birkenau con el gas tóxico Cyklon B.

Un comando especial de prisioneros debía quemar los cadáveres en los crematorios o en fosas al aire libre.

A fines de 1944, Himmler ordenó derribar los crematorios y poner fin a los gaseamientos. La derrota alemana era previsible, y debían eliminar huellas de sus crímenes.

Unos 58.000 prisioneros del campo fueron desplazados en las "marchas de la muerte".

Cuando el Ejército Rojo liberó el campo de Birkenau el 27 de enero de 1945, encontró los cuerpos de 600 presos asesinados pocas horas antes. Sólo rescataron 7.650 prisioneros, enfermos y cansados.



 
404 Not Found

404 Not Found


nginx




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007